Beyoncé & Varios Artistas / ‘The Lion King: The Gift’

Por | 24 Jul 19, 10:41

‘The Lion King: The Gift’ parece una maniobra similar a la que tan bien salió comercial y artísticamente a Disney con ‘Black Panther’. Es decir, solicitar a una estrella afroamericana de la música –en aquel caso, Kendrick Lamar– que cree todo un álbum relacionado con una de sus películas para que adquiera un sentido global y amplifique la experiencia audiovisual. Y es que, no sé a vosotros, pero a mí, de no ser por la implicación de Beyoncé en esto, la nueva versión “real” de ‘El Rey León’ me daría muuuuuuy igual.

El caso es que este disco paralelo al auténtico score del film firmado por Hans Zimmer (y en el que Beyoncé, que pone voz a Nala en su versión original, canta con Donald Glover, que es Simba, el célebre ‘Can You Feel The Love Tonight’ de Elton John y Tim Rice) es bastante interesante. Más de lo que hacía esperar la insulsísima balada ‘Spirit’ que cierra el disco, eso seguro: desde luego no es una sucesión de fillers para cubrir el expediente. Al contrario, supone un trabajo en el que Beyoncé ha llevado los mandos de la producción, que además se esmera por incluir una selección de nuevos artistas africanos que no solo justifiquen los arreglos inspirados en la cultura del continente negro, sino que den un poco de contexto y visibilidad al estado actual del afrobeat y el pop de Nigeria o Ghana. Muchos de ellos (y esto también incluye a algunos yanquis) gozarán con ello de una relevancia posiblemente nunca soñada hasta ahora.

Así, nombres más o menos prominentes como WizKid, Mr Eazi, Burna Boy, Yemi Alade, Tiwa Savage, Shatta Wale o Salatiel no son meras comparsas, sino que tienen su cuota de protagonismo en el disco, a veces acompañando a Knowles (‘Already’, con Major Lazer; ‘Brown Skin Girl’, con la pequeña Blue Ivy interviniendo; ‘Water’, vibrante, también con Pharrell) o a veces como estrellas principales en números muy destacables (‘Don’t Jealous Me’, ‘Keys To The Kingdom’). A veces, como decía, comparten tratamiento destacado nombres que hasta ahora apenas sobresalían del panorama alternativo, como la genial Tierra Whack en la vibrante ‘My Power’ o la curiosa pareja formada por 070 Shake y Jessie Reyez en la dramática y oscura ‘Scar’.

Pero, no nos engañemos: todo esto, que está realmente bien, no pasan de ser curiosidades interesantes al lado de los verdaderos inéditos de Beyoncé que, desde luego, no son fruslerías.
Sagazmente, Beyoncé establece un hilo argumental (a esto se refería cuando decía en nota de prensa que quería que “The Gift” fuera una experiencia audiovisual paralela a ‘El Rey León’) que establece un paralelismo entre el guión de la película y su propia vida –en realidad, extrapolable a la de casi cualquiera–. Por ejemplo, aconseja a sus hijos cómo afrontar el devenir (en la estupenda ‘Bigger’, co-escrita y con coros de Raye). O recuerda también lecciones vitales de su propio padre (‘Find Your Way Back’, una gran fusión de R&B-soul-pop con elementos afro) haciendo un guiño a su retomada relación tras años distanciados. O establece paralelismos entre dejarse llevar por el Nilo y los golpes que conlleva la emancipación personal (en la experimental pero seductora ‘Nile’, con Kendrick Lamar, que alude a ‘To Pimp a Butterfly’, también inspirado en África).

El gran problema de ‘The Lion King: The Gift’ es que esas buenas intenciones y buen hacer se van dispersando. Entre tanto interludio relacionado con la sinopsis de la película y temas ajenos y propios (el disco suma la friolera de 27 cortes; solo 14 son canciones) más prescindibles, es fácil desconectarse. Incluso a pesar de que ella reaparezca de manera tan majestuosa como en la balada ‘Otherside’, que reflexiona sobre la conexión con las personas amadas que dejan este mundo. Según avanzamos en él, todo se va tornando reiterativo y confuso, restando algo de fuerza a elementos que individualmente resultan muy potentes y diluyendo esa interesante conexión realidad-ficción tan clara al principio. Con todo, resulta un meritorio esfuerzo artístico que viene a garantizar que Beyoncé sigue muy lejos de ser una artista acomodada y predecible.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Bigger’, ‘Find Your Way Back’, ‘Water’, ‘My Power’, ‘Nile’, ‘Otherside’, ‘Scar’
Te gustará si: te gustó lo que hizo Kendrick Lamar para ‘Black Panther’… y te encanta Beyoncé.
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP