Los Ganglios / Leyenda negra

-

- Publicidad -

Los Ganglios / Leyenda negra

Hace tan solo unos días asistíamos a la inesperada y algo fría desaparición de uno de los proyectos musicales más singulares, divertidos, gamberros y sagaces del panorama nacional en la última década, Los Ganglios, apenas abrazados por el underground pese a contar con una gran colección de anti-hits con potencial viral. Y casi es más doloroso que el dúo pacense afincado en Barcelona y que tenía en su núcleo duro a los hermanos Xoxé Tétano y Rafael Filete –a lo largo de su vida han contado con distintos terceros miembros que daban versatilidad de medios al conjunto– se vaya cuando apenas acababan de publicar un disco, el ya elegiaco ‘Leyenda negra’. De hecho, se percibe en este disco una particular agresividad (con cierto tufo de enfado) en las formas y los fondos que casi hacían presagiar este abrupto final.

Y es que, especialmente en su «disco 2», ‘Leyenda negra’ es insólitamente rocoso y uniforme en su carácter punk rock, con ramalazos de metal, ska, folk y electrónica lo-fi que dinamizan ese espíritu que se aleja un poco de la riqueza de estilos que caracterizaba discos como ‘Lubricante‘ y ‘Segunda escucha‘. Quizá la clave esté en unos textos que, sin renunciar nunca a lo cómico y lo surreal, parecen contener tanta rabia y decepción con la situación político-social (especialmente claro en ‘Vota no’, ‘Robin Hood’ o ‘Cataclismo electoral’). Aunque parezca algo camuflado entre versos sobre desamor pendenciero (‘Has dejado de quererme’), fiestas locales (‘El Molino’), proyectos empresariales destartalados (‘Ofertas de verano’), dopping (‘Leyenda negra del deporte’) o superhéroes trasladados al ruro (‘Espiderman’), su humor resulta más ácido que nunca en aquellos temas.

- Publicidad -

El «disco 1», en cambio, transcurre por territorios similares pero sale algo mejor parado por esa diversidad de estilos que han abanderado siempre. Anticipando la fiereza punk de su segunda parte con ‘Camino nuevo de Picaña’, esos contrastes delirantes –entre el oi! filtrado por un tamiz que remite al Beck primigenio de ‘La última palabra‘ (ataque frontal a «la explotación infantil» en la exagerada mercantilización de talents-shows como ‘Masterchef’) y el ragtime psicodélico de ‘Las drogas’ («¿qué me estás diciendo? ¿Que este porro es droga blanda? Si está más duro que los pies de Cristo»); entre el tecno eurovisivo de ‘Misógino ultracatólico’ y el gabber salvaje de la anti-gentrificación ‘Passeig de Gràcia’ y ‘En África’; o entre la rumba-dub ‘Sácamelo’ y el infalible tecnopop con trasfondo otaku de ‘Sailor Moon’– continúan siendo su gran baza y les hace brillar como siempre. Así, aunque no lo supiéramos cuando lo escuchábamos las primeras veces, ‘Leyenda negra’ se convierte en un magnífico y genuino cierre a una trayectoria de esas que dejan huella. Hasta siempre, Ganglios.

Calificación: 7,2/10
Lo mejor: ‘Sailor Moon’, ‘La última palabra’, ‘Misógino ultracatólico’, ‘Cataclismo electoral’, ‘Vota no’
Te gustará si: te ves tan capaz de vibrar con Kortatu como con Hidrogenesse o Chico y Chica.
Escúchalo:Spotify

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

‘Otra ronda’: Thomas Vinterberg ya puede ir brindando por el Oscar

Crítica del film en el que los personajes usan una coartada intelectual para, en vez de ir al psicólogo, ir pedo todo el día.

‘Shy Away’: ¿demasiado buena para Twenty One Pilots o demasiado floja para Twenty One Pilots?

"Parecen Two Door Cinema Club", concluye sobre lo nuevo de Twenty One Pilots uno de nuestros comentaristas, bajo estas...