KAYTRANADA / BUBBA

Por | 19 Dic 19, 10:14

KAYTRANADA no se ha metido prisa en dar continuación a su debut de 2016, ‘99,9%‘, un disco tan bien valorado por la crítica en su momento que incluso lograba hacerse con el prestigioso premio Polaris, el Mercury canadiense. Por contra, Louis Kevin Celestin ha trabajado en su segundo disco a su ritmo, sin las presiones de una industria que ha solicitado constantemente sus servicios, ya fuera como productor o como remixer. Y de la noche a la mañana, con unos pocos días de aviso, ha llegado su segundo largo, ‘BUBBA’.

Si KAYTRANADA ha querido hacer un álbum diferente al anterior -y de hecho ha llegado a desechar un álbum entero porque se parecía demasiado al primero- sin duda lo ha conseguido. ‘BUBBA’, que recibe su título del nombre de un tipo de cannabis, es más relajado que ‘99,9%’, e incluso podría decirse que algo más discreto en cuanto a sus posibles hits, pero el enfoque de KAYTRANADA como productor sigue siendo el mismo para muy bien. El artista rescata samples con el esmero de un arqueólogo, construye beats con la maestría de un artesano y logra sonar tan analógico, orgánico y humano como contemporáneo. Su visión del funk, el R&B, la música disco y otros sonidos se sustenta en la fusión, pero a la vez el artista es capaz de reducir géneros hasta dejarlos prácticamente irreconocibles. En ‘BUBBA’ las producciones están hechas con supremo gusto y sus 51 minutos están muy bien medidos, pues incluso las mismas canciones incluyen cambios internos. El disco rara vez cae en el tedio, y al no contener silencios entre sus pistas, está hecho para sonar como una sesión, arrastrando al oyente en el océano de “grooves” que contiene.

Dice mucho de ‘BUBBA’ que ‘Midsection’, la colaboración del álbum con Pharrell Williams, no sea de lo mejor que este ofrece (de hecho es el tema final). En realidad, el uso de KAYTRANADA de sus artistas invitados, a los que rara vez llega a ver en persona porque él trabaja de manera remota y en solitario, es meramente funcional a lo largo de todo el álbum, que es un trabajo exquisito de producción ante todo. Por ejemplo, no se puede decir que el trabajo vocal de Estelle en la africanista ‘Oh No’ sea esencial, como tampoco que los cantantes de R&B Teedra Moses y Durand Bernarr, que cantan en ‘XO’ y en ‘Freefall’, respectivamente, posean el timbre ultra reconocible de una SZA o un Leon Bridges. Todos ellos son instrumentos al servicio de la visión de KAYTRANADA, y están presentes para llevar estas canciones a nuevos y más interesantes lugares a los que de otra forma no habrían llegado, pero nunca para hacerlas sonar como propias.

Esto no significa que el trabajo de, por ejemplo, el rapero GoldLink en el dancehall de ‘Vex Oh’ no sea estupendo, o que Tinashe no logre elevar la disco ‘The Worst in Me’ a un nivel espectacular como solo ella sabe, pero KAYTRANADA no se ha rodeado de intérpretes que fueran a comerle la merienda en su propio disco. En ‘BUBBA’, la sofisticación de sus beats sigue mandando por encima de todo. El “groove” de ‘Gray Area’, por ejemplo, tiene una presencia brutal pero también un elemento extraño, y el punto justo de distorsión de ‘Puff Lah’ da lugar a una pequeña maravilla. ‘Do It’, la canción que abre el disco, samplea un viejo tema de funk psicodélico brasileño (su inestable percusión procede de ahí) para hacerlo sonar envolvente, subacuático y cálido, mientras el 90s house de ‘Taste’ con VanJess está abordado con una clase absoluta. El canadiense incluso parece dar con un pequeño clásico en la disco-funk ‘2 the Music’ con Iman Omari, que concluye con un fragmento más sintético… sin prepararte para el aparente sample de ‘Smalltown Boy‘ de Bronski Beat que aparece en ‘Need It’, el pegadizo dancehall con Mesego que capta toda tu atención hacia la mitad del disco.

Si los “grooves” de ‘BUBBA’ son en todos los casos fantásticos ejercicios de estilo, una lección tras otra de producción sonora “DIY” al servicio de los sonidos que todos conocemos, el disco incluye temas con potencial para convertirse en hits verdaderos de KAYTRANADA: está el pegadizo número disco de ‘10%‘ con Kali Uchis, que samplea las cuerdas del ‘Love Thang‘ de First Choice; la también bailable ‘The Worst in Me’ con Tinashe o el cálido dancehall de ‘Vex Oh’ con GoldLink, Eight9fly y Ari Pensmith. Con homenajes al house latino (‘What You Need’) o incluso al future funk (‘Scared to Death’), BUBBA es una banquete continuo para los oídos, tanto que al final lo que digan las letras es lo de menos: entre ánimos a ser uno mismo y entregarse a la música, todo lo que cuentan estas canciones con palabras lo desprende ya la música sin necesidad de ellas. Que no haya malentendidos: ‘BUBBA’ no sería mejor sin sus colaboradores, pero como manifesto del sonido de KAYTRANADA, es un triunfo.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘2 the Music’, ‘10%’, ‘Vex Oh’, ‘Puff Lah’, ‘Taste’, ‘The Worst in Me’
Te gustará si te gusta: Caribou, Hot Chip, Thundercat, The Avalanches
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Raskolnikov

    Esa portada es muy Watchmen…

  • Gass

    Gran disco que gana con las escuchas! Hay menos hits que en 99,9% pero si que lo veo más uniforme que el anterior. Lo de BUBBA pensaba que era una referencia a ese entrañable personaje de Forrest Gump.

  • Rob C

    A pesar de tener un sonido para mi gusto (usando el urban dictionary y sin ánimo de ofender a ninguna comunidad) en ocasiones demasiado nigga, su música no deja de ser una grata sorpresa para mis sentidos. Un tema tras otro y no me canso, bro.
    A destacar el tema con Kali Uchis, esta tipa lo está petando ‘Solita’ y en compañía.

  • Highme

    Escuche el disco hoy dia y lo considere un discazo, hay hartas canciones que escucharé durante un buen tiempo.

  • alex

    ¿a qué te refieres con “demasiado n*gga”?
    y aún usando el urban dictionary, donde dice claramente que solo los negros lo pueden usar, lo usaste.

  • Rob C

    Utilizo el término nigga precisamente porque sé que entre la comunidad negra está consentido el uso pero fuera no está bien visto. Quería expresar que me siento un poco intruso cuando me adentro en el sonido de KAYTRANADA, ya que no me considero conocedor ni público objetivo de este tipo de música, que aunque mezcla géneros bebe mucho de la música negra o afroamericana, r&b, funk… En definitiva, siento que estoy ‘fuera’ pero a pesar de ello quiero entrar en su música. Un blanco que dice nigga o bro para encajar y parecer enrollado pero que está fuera de lugar.

  • alex

    me parece muy bien tu explicación, la verdad supuse que saldrías que “es muuy negro para mi gusto” como muy vulgar, barato, o lo que generalmente se estereotipa la cultura negra.
    De todos modos, así bien informado y culturalizado que pareces ser, podrías evitarte usar esa palabra, que hasta tu sabes que no debes usarla y aún así la usas, innecesariamente.

Send this to a friend