Algora ha logrado con ‘Drogas nuevas’ un nuevo clásico propio del mejor electropop

Por | 04 Ene 20, 9:18

En las primeras semanas de 2020 Algora publicará ‘Un extraño entre las rosas’, su sexto trabajo de estudio (discos de remezclas aparte), continuación de ‘Folclore de rascacielos‘ (2017). Al margen del reconocimiento por sus canciones y sus colaboraciones para y con La Prohibida, Víctor Algora debería consolidarse con él –aunque es difícil comprender por qué no lo ha hecho ya– como uno de los compositores de su generación más personales.

Empecinado en expresarse con sonidos sintetizados clásicos, algo así como un cantautor synthpop, en su nuevo disco vuelve a apoyarse en cajas de ritmo, sintetizadores y Raúl Querido –su más cercano colaborador musical en los últimos años–. Así lo dicen adelantos como ‘Poesía de la distopía‘, una inquietante reflexión sobre el consumismo salvaje sobre un fondo musical aparentemente positivo. Y, aún con mejores resultados en cifras (puesto que en Spotify ya se acerca a las canciones más escuchadas de su anterior disco, sin que el nuevo se haya publicado aún), el que fuera primer avance, ‘Drogas nuevas’.

Si ya destacábamos ese tema como una de las canciones nacionales que deberían estar petando en estos momentos (o quizá por eso), este tema ha ido ganando por méritos propios peso como un nuevo clásico en la carrera de Algora, capaz de disputar protagonismo a cualquier título en sus setlists. ‘Drogas nuevas’ es una canción electropop bailable de hechuras clásicas –de hecho, parece contener varios guiños voluntarios a OMD y Talk Talk– en la que, una vez más, destaca sobre todo esa preciosa voz de Víctor con la que entona una melodía sencilla pero que toca profundamente. Aunque su nota de prensa insiste en que su letra habla sobre «el sueño ancestral de no morir nunca» –plasmado con ese vampiro que acecha en su vídeo oficial-, resulta más tentador no leer entre líneas y disfrutarla como el esfuerzo por escapar por una (otra) relación malograda, en parte por los pecados propios.

No cabe duda de que ‘Drogas nuevas’ tendrá un merecido papel protagonista en los próximos directos de Algora. Y el primero de ellos será este mismo sábado, 4 de enero, en el concierto benéfico que acoge la Sala Razzmatazz: Mujeres (avanzando canciones de su próximo álbum), Ruido Paraíso (proyecto personal del actor Aníbal Gómez, también mitad de Ojete Calor), el propio Algora y varios DJs recaudan fondos para la Fundación Federica Cerdá, dedicada a la aplicación de terapias de rehabilitación con caballos para personas con discapacidad.

Lo mejor del mes:

Etiquetas:

La Tienda JNSP