Salvador Tóxico / Canciones de laboratorio

Por | 16 Ene 20, 10:21

Javier Castellanos emprendió su propio camino más allá de la banda de Algora allá por 2013, adoptando el nombre de una canción de Mercromina, Salvador Tóxico. Tanto su debut ‘Animales’ –producido, por cierto, por el hoy solicitadísimo Carlos René– como ‘Catálogo de planetas’ eran esforzados aunque algo apocados ejercicios de indie pop con toques electrónica que pasaron más o menos desapercibidos. Ahora regresa con su tercer disco ‘Canciones de laboratorio’, autoeditado (pese a que se anunció a bombo y platillo su fichaje por el sello Limbo Starr) pero reforzado con cuatro manos expertas: Chema Ruiz, ex-bajista de El Canto del Loco, y Javier León, experimentado músico y productor.

Algo de culpa deben tener sus nuevos socios en el mayor empaque y confianza que se aprecia en sus nuevas composiciones. Ya en verano nos cautivaba el poderío pop de ‘CsOH H2‘ y su ingenioso “rapto” de Raffaella Carrá, un pelotazo de indiepop electrónico que bien podrían haber firmado Ellos en la cúspide de su carrera. Y algo parecido se puede decir de ‘El gran volcán‘, un dueto con La Bien Querida que, más allá del sexo de su lírica, impacta por lo rotundo de su crescendo de pop rock oscuro, épica bien entendida. En un tercer vértice, los preciosos arreglos semi-acústicos de ‘Serpiente terciopelo‘ en contraste con su base electrónica establecen el espacio en el que se mueve todo este ‘Canciones de laboratorio’. El problema está en que todo lo que queda englobado dentro de ese espacio, queda algo menos lustroso.

Cierto es que encontramos canciones bastante pintonas, como ‘La llave universal’, ‘Cielo dorado’ y ‘Bajo candado’ (muy especialmente esta, con sus guiños a Mecano), que quieren aproximarse a ese fulgor del arranque del álbum. Sin embargo, quizá por un tratamiento sonoro algo predecible y falto de brillo (los teclados de ‘Tritón’, quizá buscando sonar a Family, resultan más bien trasnochados), el disco avanza con formas exageradamente canónicas de un indie pop que hemos escuchado demasiadas veces, tendiendo al apocamiento de sus trabajos previos, atenuando el impacto del intimismo de sus letras. Quizá por sacarnos de esa linealidad destaquen la breve balada acústica ‘La ciudad de al lado’ (pese a que por un momento parezca que se vaya a arrancar con ‘Love Is All Around’) y el medio tiempo ‘Laboratorio espacial‘: la voz de Marta Quintana de Nos Miran, como la de La Bien Querida, realza la de Javier con sus contrapuntos, mostrando una buena línea que ojalá siga desarrollando el ahora trío en el futuro. De seguir así, podrían salir del semianonimato más pronto que tarde. Salvador Tóxico presentan ‘Canciones de laboratorio’ este sábado 18 de enero en Madrid. Será en Costello Club, junto a Fominder.

Calificación: 6,9/10
Lo mejor: ‘CsOH H2’, ‘El gran volcán’, ‘Serpiente de terciopelo’, ‘Bajo candado’
Te gustará si te gustan: Capitán Sunrise, Algora, Ellos, Mercromina.
Escúchalo: Spotify, Bandcamp

Etiquetas:

Send this to a friend