María José Llergo / Sanación

Por | 03 Feb 20, 13:20

A su pesar, María José Llergo tendrá que lidiar durante la promoción de su primer EP, casi inevitablemente, con las comparaciones con Rosalía como voz llamada a cambiar el patrón del flamenco tradicional y trasladarlo a un lenguaje contemporáneo. Pero hace tiempo que esa idea, tan abierta y ambigua, quedaba desterrada: el enfoque que la cordobesa ha ido mostrando en los distintos avances a este debut oficial es lo bastante distinto como para que no quepa duda. Llergo, si acaso, tendría más que ver con la renovación iconoclasta que, desde la jondura, hace Rocío Márquez. Incluso diría que, de algún modo, si hay una artista próxima a su sensibilidad esa sería Sílvia Pérez Cruz, aunque su mundo tenga más que ver con el folclore en general que con el flamenco en particular.

En todo caso, liberadas estas referencias que ayudan a enmarcar su arte, lo que la artista de Pozoblanco condensa en ‘Sanación’ es lo suficientemente personal como para eludir ya cualquier semejanza. Se trata de un disco que, pese a su considerable brevedad –7 cortes en unos 27 minutos de duración–, es enormemente denso en muchos aspectos. Lo es en lo simbólico de esa portada que presenta “un entorno natural encerrado en uno artificial, como se ha sentido ella a menudo en la ciudad, y un código de barras, símbolo reapropiado del capitalismo. Como también le decía su abuelo: “Canta, cobra, pero no te vendas””. Y el disco comienza con un diálogo precisamente con ese hombre que la ilustró en los cantes antiguos, dándole la bienvenida a su casa. Así arranca una ‘¿De qué me sirve llorar?’ en la que el sonido de la azada y la tierra removiéndose marcan el compás. Pese a su juventud y su apertura, Llergo ama su origen rural y respeta profundamente su tradición cultural.

De manera análoga, ’Sanación’ es un título que marca el carácter auto-terapéutico de este trabajo para María José: “Es un álbum conceptual: tema por tema voy abordando cuestiones que me preocupan o que me han hecho daño, intentando canalizarlas en forma de belleza, para que el dolor no me destruya ni me haga peor persona. (…) necesitaba sanarme antes de entregarme”, dice en voz propia en su nota de prensa. Esto se traslada a una cuidada poesía de ecos populares, de inspiración lorquiana (aunque ella es letrista de cada tema, con excepción de las tonás adaptadas en ‘Soy como el oro’). Así, acomete con gran lirismo la autoestima, la soledad de estar alejada de los suyos, el abandono traumático de la niñez y la empatía con el sufrimiento ajeno.

Esa transición personal se plasma también como un viaje en el aspecto musical. Una travesía que se divide en dos partes: una primera más espiritual, etérea y densa, protagonizada por ambientes de sintetizadores y ayeos, con la archiconocida ‘Niña de las dunas’ como pináculo y acertado contrapunto de sencillez; y una segunda en la que la producción de Lost Twin –el trabajo de Carlos Rivera Pinto es tan crucial como la orgánica guitarra flamenca de Marc López– va virando hacia espacios más modernos en lo estético, con sintes y cajas de ritmo vistiendo los compases 3/4. Y así, tras la sobrecogedora ‘Nana del Mediterráneo’, la sobresaliente ‘El péndulo’ y ‘Me miras pero no me ves’ nos llevan a un espacio único en el que FKA twigs y Arca pueden convivir con Lole y Manuel o La Paquera de Jerez con todo el sentido.

Esa veta hallada por Llergo es, quizá, el punto de partida de una carrera que se promete larga y aventurada, en la que este ‘Sanación’ ejerce de paso iniciático. Quizá es demasiado hermético –la ejecución es perfecta, pero quizá no transmite tanta emoción como cabría desear–, y cierto es que se habría agradecido algo más novedad contrapuesta a temas que tenemos ya tan interiorizados como ‘Niña de las dunas’ –se lanzó a finales del verano de 2017– y ‘Nana del Mediterráneo’. Pero no cabe duda de que ‘Sanación’ es sobre todo una base firme, asentada y prometedora, en la que el arte está por encima de lo comercial. Su abuelo puede estar tranquilo: la Llergo no se ha vendido a nada ni nadie. Antes de presentarse en festivales como Vida Festival o Bilbao BBK Live, María José Llergo presentará ‘Sanación’ en una gira que comienza el próximo 14 de febrero en L’Auditori de Barcelona.

Clasificación: 7,7/10
Lo mejor: ‘Niña de las dunas’, ‘Nana del Mediterráneo’, ‘El péndulo’, ‘Me miras pero no me ves’
Te gustará si: en tu discografía conviven Rocío Márquez y FKA twigs.
Escúchalo: Spotify

  • Cash.S.S

    Yo creo que tira más por FKA Twig que por Rosalia, incluso su cante lo veo más tirando pa lo arabe que pa lo flamenco. Lo que le hace falta es ponerse un poco las pilas, quitarse esa intensidad de encima y hacer algo un poquito más digerible.

  • Vuffy

    Sí, es un pelín intensica de más… Supongo que esto será una fase, que ella tenía que hablar de estas cosas y luego hará también canciones alegres, espero que basadas en las alegrías, los tangos y las bulerías.

  • Vuffy

    ¡Qué reseña más bonica te ha quedao, Raúl; di que sí! Felicidades :)

    Me esperaba un álbum largo, más electrónico y más variado en ritmos y en ánimos. Pero aun así me ha gustao en general.

    Las letras, aunque pa mi gusto les falte un pelín de ligereza y sentido del humor de vez en cuando, están mu rebién escritas; son mu líricas y mu sentías. Se nota que le gusta la poesía de Lorca y los poetas andaluces de la primera mitad del siglo pasao.

    Con la voz, en principio, me pasa parecido a lo que me pasa con Rosalía: aunque la voz de Llergo tiene un poco más de cuerpo y bastante menos aire, echo en falta más quejío. Pero, por otra parte, las canciones de la Marijose están lo bastante lejos de los patrones melódicos y rítmicos del flamenco pa no tener que “quejarse” mucho… Veo otra similitud entre las dos y es que son buenas acróbatas vocales, ambas dominan los melismas. De hecho, diría que son los melismas los que dejan al público boquiabierto ante ellas. Pero, pa mí, ha llegao un punto que en que necesito muchas más cosas aparte de piruetas vocales… No sé, estas cosas son también cuestión de gustos, y sobra decir que las dos cantan muy bien.

    En fin, que me alegro de que se hagan estos experimentos con lo nuevo y lo viejo y que esta mujer promete tela. Le deseo lo mejor <3

  • Rubén

    Yo le acabo de dar la primera escucha ahora mismo y me ha encantado. Espero descubrir más cosas con las siguientes escuchas.

  • Riot Berry

    A mí “Nana del Mediterráneo” y “El Péndulo” me siguen produciendo escalofríos ❤❤

  • ᴀᴍᴀʟɪᴀ 🌹🌻🌹🇪🇸🇳🇬🍀🌼🍀

    Hola a todos, éste es mi primer comentario en la web, y me he animado a escribirlo porque estoy cansada de leer comentarios en redes sociales diciendo que María José Llergo es una copia barata de Rosalía, cuando lo más probable es que los autores de dichos comentarios ni siquiera se han tomado la molestia de escuchar su álbum debut completo. Es más, incluso me he topado en Twitter con el titular de un periódico madrileño donde se referían a ella despectivamente como “mini-versión de Rosalía” (aunque por suerte, y gracias a las críticas de los lectores, lo han acabado borrando).

    Señores, María José Llergo y Rosalía se parecen lo que un huevo a una castaña, lo único que tienen en común es que ambas fusionan el flamenco con otros géneros, pero quienes hemos escuchado tanto “Los Ángeles” como “Sanación” tenemos claro que cada una tiene su propia identidad como artista. Por ejemplo, María José Llergo vocalmente está bastante influenciada por la música árabe e india, puesto que sus giros vocales son más característicos de la música oriental que del flamenco, mientras que Rosalía en ese aspecto es más “coplera”. Musicalmente, se podría decir que María José es algo más “ortodoxa” aún haciendo fusión de estilos, mientras que Rosalía ha experimentado con el trap, el reguetón, la música electrónica… Lo cual es comprensible teniendo en cuenta que Rosalía lleva más años en la industria, no sabemos cómo evolucionará la música de María José en su segundo álbum.

    Dicho esto, creo que María José debería de haberse ahorrado los dos últimos singles (“El Péndulo” y “El Hombre De Las Mil Lunas”) e incluir “La Nana De Los Rosales”, “Ya Se Sabe La Luna” y algún que otro tema de los que ha interpretado en sus conciertos en “Sanación” para darle un poco más de cuerpo al disco, aunque fueran versiones de otros autores. El álbum me ha encantado pero me ha resultado demasiado corto, siempre he sido partidaria de que los álbumes tengan como mínimo diez temas, porque si no da la impresión de que es más un EP largo que otra cosa. Mi título preferido es, sin lugar a dudas, “Niña De Las Dunas”, y espero que próximamente vuelva a grabar temas más flamencos y menos experimentales porque en definitiva es lo que se espera de ella como artista, vuelvo a repetir que esos melismas me recuerdan más a la música árabe que al flamenco…

    Espero que con “Sanación” logre hacerse un hueco en el panorama nacional, pero tengo el presentimiento de que no lo va a conseguir hasta que no saque su segundo trabajo. Como habéis comentado algunos por aquí, quizás resulte una artista demasiado intensa fuera de su público habitual, pero al menos ha sido honesta en todo momento y no se ha dejado llevar por convecionalismos. María José tiene un largo camino por recorrer, pero el primer paso ya está dado ❤

  • Ganso

    “canciones alegres”
    QUÉ CÁNCER….

Send this to a friend