‘Miss Americana’: la madurez de Taylor Swift nos acerca a una estrella que parecía inalcanzable

Por | 16 Feb 20, 13:25

Es difícil empatizar con Taylor Swift en ‘Miss Americana’, el documental de Netflix que repasa los últimos años de su vida (NdE: sigue viva). En una escena lagrimea angustiada por no haber sido nominada a ningún Grammy importante por ‘reputation‘ (la artista cuenta ya con una decena de gramófonos), en otra cuenta que decide desaparecer del ojo público porque piensa que todo el mundo la odia después de su polémica con Kanye West y Kim Kardashian. En una de las escenas clave de la película a la artista le sale la adrenalina por los oídos cuando, acompañada de su madre y de su publicista, procede a publicar en Instagram el primer post político de su carrera a los 28 años. Es difícil empatizar con Taylor Swift porque su nivel de privilegio desde niña es tremendo y su fama posterior, absolutamente colosal, pero ‘Miss Americana’ sí consigue acercarnos un poco a la persona detrás de la máquina de hacer dinero que es esta artista.

Acostumbrada a los elogios desde niña, la primera parte de ‘Miss Americana’ dibuja a una prometedora estrella del country determinada por triunfar y con una seguridad en sí misma espectacular. En una entrevista que concedía a este medio, su colaborador Gary Lightbody de Snow Patrol lo llamaba «confianza americana» y solo a través de esta confianza puede Taylor componer, como es vista en la película, una canción tan mala como ‘ME!’ con tanta ilusión y esmero. Sin embargo, ‘Miss Americana’ narra que esta confianza empieza a agrietarse con la irrupción de Kanye en el escenario de los VMA de 2009: cuando el público abuchea al rapero por su mala educación, Taylor piensa, por primera vez en su vida, que la víctima de los gritos es ella. ¿Cómo gestiona la humillación pública -en este caso imaginada- una persona que solo ha aprendido a ganar? Primero (el día después, atendiendo a la prensa) diplomáticamente, después (con el asunto «I made that bitch famous»), con ganas de atacar.

Pero menudo «bluff» es ‘reputation’: el vídeo de ‘Look What You Made Me Do’ muestra que es capaz de reírse de sí misma como nadie, pero no así este disco-pataleta en el que Taylor nos intenta convencer de que es la mayor mártir del universo durante 55 minutos… Cuando Taylor descubre que no ha sido nominado a ningún Grammy reconoce que tiene que «hacer un disco mejor» y es difícil no darle la razón. Sin embargo, quizá sin este disco no existiría la Taylor política de hoy: ‘reputation’ representa el momento en que su inalcanzable nivel de privilegio toca techo, pero también el momento en que vemos a una Taylor que empieza a hacer autocrítica, y de eso va sobrado ‘Miss Americana’.

La mayor revelación de ‘Miss Americana’ es ver a Taylor reconocer que no ha tenido tiempo de madurar. A partir de ahí se entienden muchas cosas como su dificultad para encajar las malas críticas o que posicionarse políticamente cuando roza la treintena le produzca tremenda ansiedad. Sin embargo, hay que elogiar su interés por cambiar, evolucionar, por «desprogramar» actitudes o comportamientos del pasado con los que ya no está de acuerdo, como su «misoginia» (en palabras de ella) aprendida o su tendencia a pedir perdón demasiado o a asentir ante los ataques injustos (como el machismo de Kanye). ¿Algo que decir, Ed Sheeran? ¿Justin Bieber? Y aunque ‘Miss Americana’ no refleja a la estrella del pop más «relatable» que pueda venir a la mente por varias razones, sí muestra a una persona mucho más vulnerable de lo que parecía capaz de desarrollar un desorden alimenticio por culpa de ver demasiadas fotos de ella en la prensa, o que resiste como una campeona un mediático juicio por acoso sexual que afortunadamente termina a su favor.

Ante esta situaciones tan extremas y vividas en el ojo público uno solo puede alegrarse de que el mayor apoyo en la vida de Taylor, su madre, enferma de cáncer, esté presente en todo momento para aconsejarle o darle un abrazo como hace a lo largo del filme. Si cuesta entender a Taylor Swift, al menos ‘Miss Americana’ hace que lo sea mucho menos, y si el objetivo de la película era que el público reajustara su perspectiva ante esta artista que suscita tanto amor como odio, lo consigue. Lástima que la música no sea un poco mejor

Etiquetas:

La Tienda JNSP

  • La música quizás podría ser un poco mejor, sin duda, pero está muy por encima de discos de otras popstars que ponéis muy por encima (popstars que a mí también me encantan, pero hay que reconocer que algunas no dan para más). Para tener la palabra «pop» en vuestro nombres me parece que infravaloráis a una de las pocas artistas comerciales puramente pop que quedan, y de las que mejor olfato melódico tienen.

  • mardebering

    Ejemplo el último ñordo de Halsey.

  • Dani3po

    «su nivel de privilegio desde niña es tremendo». Más que privilegio, talento, esfuerzo y ética de trabajo. Y unos padres que creyeron en ella en todo momento. A ver si ahora una artista tiene que salir de un ghetto de mala muerte donde su padre drogadicto y su madre prostituta la maltrataban para que empaticemos con ella…
    P.D: Repetir tantas veces la expresión «es difícil empatizar» en un texto tan corto deja bien a las claras tanto la intencionalidad como la habilidad para la redacción del señor Bardají.

  • Soomer

    Pues precisamente este documental lo que hace es que empaticemos con ella. Explica bien de donde parte y el origen de sus inseguridades. Lejos de regodearse en el victimismo, ella misma reconoce que es un problema que tiene que superar. El cambio físico y salir del armario politicamente son fruto de sus experiencias vividas y su aprendizaje. De acuerdo con Dani3po, parece que tiene que pedir perdón por haber tenido «privilegios» en su origenes.

  • Neira

    Sobre la crítica. El tono de superioridad desde el que está escrito artículo y el toque condescendiente me parece desacertado. Y como dicen otros comentarios… no es que sea privilegiada (no lo será más que cualquier americana blanca media) es que no ha hecho otra cosa que currar sin parar desde los 13 años. Con una ambición y una determinación que en España nos puede parecer extraña pero que es la base de EEUU (este rollo individualista del sueño americano con el que muchas veces si es complicado empatizar).

    Sobre el documental. Además de lo comentado, me parece muy revelador sobre el proceso creativo de Taylor Swift. Las canciones las hace “a pulso” en su piano, ella es la que manda en sus sesiones, ella es la que gestiona cada detalle. Esto hace que su éxito sea todavía más loable. Dos momentos: cómo dirige la sesión, primero de escritura, después la grabación y finalmente el vídeo de ME! (nos muestra todo el proceso de una forma sencilla) y la secuencia, muy populista pero efectiva, de Getaway Car… de pasar a pelearse con la letra a tener un estadio completo a tus pies coreando cada palabra.

  • Eclectic

    Desde luego el documental cumple con su objetivo de hacerte empatizar con Taylor Swift. Kanye West está loquísimo y es fácil comprender las inseguridades de Taylor, tan comunes hoy en día, pero al día siguiente se te pasa y empiezas a acordarte de cosas como «¿Y porqué fingió un romance con Taylor Lautner? Si es gay!!!», «Entonces… ¿Cuántas relaciones ha fingido?», «¿De verdad siempre son ellos los malos? ¿Es que ella no la caga nunca?», «¿Porqué no aclara lo de Katy Perry? ¿De verdad lió lo que lió por dos bailarines o era por que iba en serio con John Mayer?», «¿Porqué no preguntas de que va la canción de Kanye, hija de mi vida?»… Y empiezas a acordarte de cosas y piensas que la mala fama de Taylor no viene de gratis. No deja de tener razón en las cosas de las que si habla, pero la muchacha tiene inquina para poder parar un tren, visto lo que le gusta quedar por encima; ya sea con indirectas, directas, puyitas y putadas varias. Le gusta ganar y la Taylor que ataca viene desde el comienzo, no desde Reputation… No es que sea un monstruo, pero tampoco es la pequeña Miss Sunshine…

  • Cash.S.S

    ¿»Relatable» significa relevante o algo así, no?.

  • baby

    Con la misma altivez con la que escribieron esta «crítica», me atrevo a decir que este artículo es una PUTA MIERDA.

  • funambulista

    Pues yo ni con Documental soy capaz de sentir conexión emocional alguna con ella. No tiene nada que ver que sea curranta con el hecho de si cae bien o no, y Swift provoca tanto amor como odio.

  • Mingie Noriega

    no soy fan de Taylor de hecho pocas veces me la creo, pero este documental hizo que me cayera mejor y que la admirara por lo curranta e implicada que esta en su musica.

  • Eclectic

    Ni puta ni santa…

  • Ignasi

    No, significa que puedes identificarte con la persona o empatizar con ella. A falta de una pequeña búsqueda en el diccionario, el señor Jordi Bardají ha decidido dejarlo en inglés y entrecomillado, porque queda muy British, muy Morrissey, muy Madonna casada con Ritchie y colaborando con William Orbit.

  • buenagente

    ¿Pero de verdad que os habéis visto el documental? Porque parece que hayáis leído críticas ajenas donde todo lo que ponían de forma positiva lo habéis puesto de forma negativa.
    Luego Pitchfork le pone un 9 a RED o dice que 1989 es un discazo y os tenéis que comer los 6 que le ponéis a todo lo que saque Taylor de forma automática. Eso sí, los 8 a cierta cantante, saque lo que saque, que no falten.
    PD: a ver cuándo paráis con la broma de que Look what you made me do es una canción horrorosa, que por mucho que la repitáis no hace gracia.

  • buenagente

    Ignasi, te quiero.

  • Yex Brown

    El último de Halsey se come al último de Swift en todo.

  • Anonimo Tranquilo

    No se, Chica. Para escribir esta mojona mejor no lo reseñais y ya está. No pasa nada. Si aquí ya sabemos de qué pie cojea cada una.

  • david israel

    Ay no! Esta quiso hacer su Gaga BigFoot 2 y su Truth Or Dare de Madonna, pero sin la gracia de la primera y sin la relevancia histórica de la segunda. No desperdicien su tiempo mirando esta porquería, se van a divertir mas mirando la pared. Lo que si es un hecho es que despues de ver este documetal empatizarán mas con los trapeadores y veran que estos también tienen sentimientos

  • Cash.S.S

    Lo busque en internet pero solo decía »que se puede contar o narrar», gracias por la aclaración.

  • theboy

    Algunas solo comen mierda porque únicamente echan pestes por la boca sea de quien sea la notica. Llámese Rita, llámese Taylor, hablen de hit, hablen de flop. Qué podridos.

  • Jorge M

    La crítica bastante mala, con un tono y superioridad moral con el que es bastante más difícil empatizar que con la artista, además de obviar el hecho más trascendente del documental, que es el episodio de abuso sexual y con el que al menos las lectoras dudo que tengan dificultad para empatizar.

  • Keroppi

    Me recuerda mucho a Madonna. Es igual de ambiciosa… espero mucho de ella en un futuro

  • Facu Soria

    Ignasi, te quiero. x2

  • Totalmente de acuerdo contigo, yo solía escuchar a Taylor swift porque la pasan en la radio mucho y es difícil no aprenderte alguna parte de sus canciones. pero este documental si que es un #problemasdeprimermundo un documental donde tratan de hacerla ver humana y con sus defectos y todo por lo que atraviesan los famosos incluso mas los que son famosos desde muy jóvenes.
    honestamente tiene talento, si y eso no se puede negar, pero jóvenes con mucho mas talento y que no tienen la oportunidad de grabar un disco o ser escuchados hay muchos y también muchos que componen mejor que Taylor y no son valorados. otra cosa que se omitió en este documental son los incontables escándalos amorosos que Taylor a tenido y lo que causa gran conflicto en la gente y ahí el por que que muchos piensan que se «victimiza» y es por esa imagen de «niña buena» que ella misma creo, para tener la aprobación del publico y en especial de las adolescentes que eran en sus inicios su mayor publico. y que esas actitudes de buen comportamiento conflictuaban con su verdadera personalidad que sale a flote al escribir canciones atacando a sus ex parejas, que lo que hizo es causar en muchos la sensación de victimizacion por parte de ella.que se mostraba candida y que no mataba ni a una mosca pero que mandaba dardos con sus letras y quedando como la buena de la historia. cuando nadie sabia la realidad de por que las relaciones habían terminado.
    Taylor sin duda es un producto creado para complacer a su publico desde que cambia el country por el pop. incluso ella misma muestra su gran cantidad de egocentrismo al decir que esta acostumbrada a solo recibir aplausos y que esta en búsqueda constate de de renovar su imagen para tener la aprobación del publico y no para mostrar su talento, su ultimo album es un desastre pero sus fieles fans siempre van a decir que es el mejor, se le ve sufriendo mucho por estar en el ojo publico pero en ningún momento piensa en dejar su carrera que resulta agobiante pero que al parecer a pesar de todo le gusta y pesa mas su deseo de estar en un escenario. incluso mas que su propia salud mental y física.

    Siempre creando morbo con sus relaciones amorosas no podía faltar el toque romántico a la que esta acostumbrada. para generar especulación sobre su vida sentimental. la mayoría de sus canciones hablan como siempre de su amante de turno. pero trata de crear canciones sobre la coyuntura actual y así ir evolucionando la imagen de nina que tiene pero que ya no puede mantener porque ya tiene 30 anos y comienza a verse desentonada con la ropa rosa ye imagen angelical que su síndrome de impostor la lleva a realizar.
    siento que siguen mostrando a una victima de los medios y no a una persona inmadura que comete errores.
    siento que escribe mejor cuando termina con sus parejas que cuando esta feliz a mi me gustan algunas canciones que hasta cante también cuando pase por rupturas amorosas y creo que es lo que le va bien.Pero sin duda sobre valorada en el aspecto musical. por ejemplo la canción ME! solo dice «YO YO YO no va encontrar a nadie como yo» y la repite y repite y así espera ganar premios, a mi parecer suenan como canciones infantiles pero no para alguien ya tiene tanta experiencia en la música. a Taylor le esta dando la crisis de los 30 y no quiero imaginar que pasara con ella cuando deje de ser tan popular ya que ella se alimenta solo de la aprobación del publico.

  • Andrea López Crespo

    A mi me parecen ambas de lo mejor del POP, y si bien Lover me gustó mucho (espero más de Folklore), Halsey, Manic, es simplemente sublime, y al menos ese concierto lo pude ver, en Milán, justo antes de que explotase todo… Épico concierto.