Amaia critica la desigualdad en la industria de la música en un vídeo viral

Por | 02 Mar 20, 16:28

Esta semana, con motivo de la celebración del 8M, varias mujeres destacadas visitarán la Academia de Operación Triunfo. Hoy ha sido el turno de la periodista Anna Pacheco, mañana martes será el de Beatriz Luengo, y el miércoles será Amaia quien vuelva a la Academia tras su visita durante la edición de 2018.

Precisamente Amaia es noticia estos días después de viralizarse un vídeo de ella en que habla sobre desigualdad en la industria de la música, y que ha llegado a medios generalistas como 20 Minutos. El vídeo es viejo y pertenece a un coloquio celebrado en octubre de 2019 en la biblioteca de la Universidad Pública de Navarra en el que la autora de ‘Pero no pasa nada‘ participó junto a diversas profesoras. En el vídeo viral, que ha recibido 11.000 likes y 4.000 retuits, la artista cuenta su experiencia como recién llegada a la industria de la música dentro del meollo de los estudios de grabación y las propias discográficas. Explica: “a mí me va muy bien y estoy muy contenta, pero cada vez que voy a un estudio de grabación o un plató de lo que sea, o incluso al mismo edificio de la discográfica, todos los jefes, productores… todos son hombres”. Y apunta: “yo nunca he ido a un estudio de grabación y me he encontrado a una mujer en la mesa de mezclas o grabando los instrumentos de las canciones de un disco. No he visto ni una”.

En otro punto de su intervención, Amaia, quien cuenta con dos mujeres en su banda de directo, entre ellas Núria Graham, compositora única de ‘Porque apareciste‘, recuerda una cena que mantuvo con “jefes de Universal”, su discográfica: “acababa de salir de OT, todos ellos vinieron con sus mujeres y me acuerdo de estar en la mesa sentada, todos ellos hablando con actitud de macho y sus mujeres a su lado (encogidas)… Yo pensaba que estoy hoy en día no existía”. La artista termina su ponencia con una reflexión sobre el trato de las mujeres artistas en la prensa (ella menciona a Cuore como ejemplo de revista que la ha sexualizado) y el modo en que esta ha solido referirse a ella como “cantante” y rara vez como cantautora. Además, indica que, como ella, existen muchas mujeres en España que han participado activamente en la producción de sus discos. La intervención de Amaia puede verse a partir de la hora 1.21.00 en el vídeo entero del coloquio, bajo estas líneas.

Además de las mencionadas, en los próximos días visitarán Operación Triunfo Alba Reche (jueves), María Villar (viernes) y Natalia Lacunza (lunes 9).


  • bloom21

    De todas formas qué propone Amaia, redistribuir los puestos de trabajo paritariamente? Meter a las mujeres a ser ingenieras y a los hombres a carreras de humanidades/atención sanitaria?

    Btw la productora del nuevo álbum de Fleet Foxes es mujer y además española.

  • mardebering

    Está muy antigua declarando estas cosas, sobre todo lo del machismo de “jefes de Universal” eso ya no es machismo, son las cosas de las élites que nada tienen que ver con el pueblo común, seguro que esas “encogidas” lucharían con uñas y dientes por no perder ese “machismo elitista” que seguro tan bien disfrutan en sus casas con sus criadas filipinas y ellas de tienda en tienda (cara) .
    REVIEJA AGAIN

  • minipimer

    El predominio de hombres en los estudios de grabación (que por cierto tengo dudas de que sea algo muy bien pagado) creo que por sí mismo no es un problema. El problema es que esa situación se produzca por un sesgo a la hora de contratar técnicos, que se piense que una mujer es menos competente (“mujer al volante”). ¿Es ese el caso de los estudios? Pudiera ser.

    No obstante en mi pequeña experiencia musical amateur hace muchos años me apunte a un curso de software musical (Reason)en la casa encendida de Madrid, estábamos una decena de alumnos, no había ni una chica. Asimetría de género completa, pero es una asimetría de intereses, porque el curso lo hacía quien quisiera, sin filtros por parte de la casa encendida, y yo lo hice por gusto para hacer música en mi tiempo libre.

    Otro ejemplo más actual. Me encanta el canal de youtube de Rick Beato, me parece el mejor canal de teoría musical que hay. Me llama la atención su lista de “supporters” que incluye en las descripciones del video. Cuento 58 nombres de varones y 2 de chicas. ¿Por qué las chicas no se interesan por un canal de música tan bueno? Me parece que hay una correlación positiva entre interesarte por un canal similar de joven y acabar siendo técnico de estudio y músico en general.

    Si quiere verse como un problema que la profesión de técnico de estudio esté dominada por hombres, Amaia tendrá que poner el foco de atención en ese punto inicial de la cadena, despertar el interés de las chicas jóvenes por estudiar teoría e ingeniería musical, no veo ese mensaje de Amaia y no me vale la queja de que hay un filtro patriarcal antifemenino en el mercado de trabajo que desanima que las mujeres empiecen a estudiar teoría musical. Uno empieza a estudiar esto por afición, sin necesidad de pensar que luego va a vivir de ello.

    A OT en la clase de cultura musical de esta semana yo les propondría que hablen de la figura de Mariní Callejo.

  • Kilcher

    Yo solo he venido a decir que no es un coloquio de la Universidad de Navarra sino de la Universidad Pública de Navarra. Puestos a apuntarse el tanto que se lo apunte una universidad pública y no una universidad del opus dei.

  • nachob

    Es increíble que Maryni Callejo no se mencione con la importancia que merece cuando se habla del pop español de los 60s y 70s. Ella era casi un miembro más de Los Brincos , creó a Fórmula V y participó en los lanzamientos de Juan y Junior, Mari Trini o Nino Bravo. Es la arreglista de “Un beso y una flor” y con eso ya está todo dicho.
    Es este caso no es un caso de desigualdad, sino de ignorancia de los propios profesionales actuales hacia la música pop española, porque en un país normal la Callejo sería un referente absoluto.

  • Nomine Pater

    Oportunista. Tiene toa la cara de la Mari Bárbola, la enana del cuadro de las meninas.

  • Txomin Sorrigueta

    Efectivamente. No creo que sea una cuestión de política de contratación ni nada por el estilo, sino más bien una cuestión de inquietudes personales. El país está salpicado de pequeños estudios de grabación, montados y gestionados por autónomos, por gente que, en su mayoría, sabe que nunca podrá vivir de la música y que lo montó por afición y no con un plan de negocio debajo del brazo. Que se de una vuelta Amaia por todos estos estudios y vuelva a dar una charla con la estadística que se encuentre, que nos cuente porqué en algo que depende únicamente de la iniciativa personal -y no de que te contraten o no- y que solo algunos afortunados han llegado a convertir en un negocio y su medio de vida las mujeres brillan por su ausencia.

  • Pip

    Claro que no hay una política que diga “no contratéis a mujeres”. Si hay pocas mujeres en la producción musical y en otras profesiones (el de la tecnología por ejemplo), no es porque a las mujeres no nos interese la música, pero la falta de referentes juega un papel muy importante a la hora de visualizarte haciendo una profesión. Si desde pequeñas nos vemos en general siendo madres (nos preparan para ello desde que nacemos regalándonos nenucos y cocinitas) y a los niños un traje de astronauta y demás profesiones “serias”, es normal que un niño tenga más claro que PUEDE llegar a ser eso, que una niña. Aprendemos en el cole todos los nombres de los hombres que han sido importantes para la ciencia y la historia. Alguna mujer estudiamos, ¿pero cuántas en proporción? Normal si hasta Darwin, el padre de la evolución, decía que las mujeres teníamos el cerebro más pequeño y estábamos destinadas a hacer tareas del hogar. En nuestros tiempos, de nosotras en el imaginario colectivo no se “espera” que seamos buenas en matemáticas o ciencias. A nosotras se nos distrae con “otras cosas femeninas” que son más acordes a nuestro género. De esto hablamos cuando hablamos de “privilegios” de género, el problema es que no se ven y son difíciles de modificar. Por eso es tan importante suprimir el género desde pequeños para que, teniendo el género que tengas, te sientas libre de ser y hacer lo que quieras.

  • Txomin Sorrigueta

    Ahórrate el discursito cliché, meter un preco en el mirohondas no es “cocinar” sino calentar comida, es solo la solución para los que ni sabemos cocinar ni tenemos tiempo o suficiente motivación para hacerlo.

    Yo no tengo hijos, pero tengo dos sobrinos y cuando tengo que hacerles regalos, charlar o llevarlos a alguna actividad lo único que tengo en cuenta son las preferencias que ellos mismos me muestran. Ambos tienen acceso a los mismos recursos y quien siempre va de cabeza a por las guitarras, amplis y pedaleras de su padre es la niña, quien desde el primer día quiso sentarse a la batería es la niña (en cuanto tuvo la altura necesaria para llegar a los pedales sentada mi hermano la llevó a clases de batería), quien se apunta siempre a venir a conciertos es la niña.

    Si te enseñase una foto de su habitación y en ella vieses un tocadiscos y un maletín de la Señorita Peppis adivina que le ha regalado su tío paterno y qué sus tías maternas. Y te cuento esto porque a veces resulta muy fácil echar toda la culpa a los otros sin pararse a pensar en que el enemigo pueda estar en casa. Y en esto de la asignación de roles a través de la educación quizás debas reconocer que hay más machismo entre las mujeres que entre los hombres.

  • Pip

    ¿He dicho en mi comentario que el machismo en la industria viene por parte de los hombres? Hablo de privilegios. Si las tías mujeres son las que regalan regalos sexistas a tus sobrinos es porque todos somos victimas del sistema hegémonico. ¿No te parece más interesante reconocer que la sociedad espera algo diferente de ti que de tus compañeras mujeres?

  • mardebering

    Este artículo debería tener un Extender Mix con las declaraciones de Candela Peña de ayer.
    https://uploads.disquscdn.com/images/c51441054c4cb5db9ee8cc0143d248d74f830c35ee83eba486717d2576ca6a7f.jpg

  • Txomin Sorrigueta

    Claro que lo has dicho, está implícito en toda tu respuesta. Y no es una asunción errónea en lo que se refiere a cúpulas directivas, al igual que ocurre en otros segmentos, sobre todo en aquellos en los que no se llega a la cima por méritos y talento. Porque el talento y el mérito no conocen ni géneros ni estratos sociales, pero los que manejan el cotarro y los recursos si, son gente que quiere perpetuar privilegios.

    Y ahí es donde diferimos en el tema concreto que trataba este artículo, no en la parte referida a directivos discográficos, sino en la que afecta a ingenieros y técnicos de sonido. Ese era el tema ¿Dónde están las mujeres ingenieras y técnicas de sonido?¿Alguien las ha cerrado esa puerta o simplemente nunca han tenido interés en abrirla ni para mirar que había dentro?¿Cuantos estudios -pequeños o grandes – montados por mujeres conoces?¿En cuantos conciertos ves mujeres manejando la mesa de sonido? Y me da igual el sexo de la banda, porque hay un montón de bandas femeninas o lideradas por una mujer que son totalmente dueñas de su carrera y, como empresarias, tienen total capacidad de decisión sobre personal que contratan.

    Y es que en este tema, y asumiendo que siempre vas a escoger al/la mejor técnico que te puedas permitir y que más convenga a tu trabajo o producción, ni aunque cometieses el error de poner el género por delante de lo que te pueda aportar la persona elegida encontrarías un abanico de opciones de ambos géneros, porque uno de ellos -hasta ahora- no ha mostrado interés en desarrollar este campo. Veremos lo que ocurre en el futuro, en un futuro sin corsés ni cuotas, regido solo por el flujo natural de las cosas. Pero me temo que algo que se es por elección personal no tiene pinta de que vaya a presentar grandes cambios dentro de unas décadas.

    Y respecto a lo que la sociedad espere de mi, solo te digo una cosa, “que siga esperando” porque yo no estoy aquí para vivir la vida de otros ni para andar el camino de nadie. Nunca me he planteado ir a la contra, simplemente por donde me ha apetecido, los trechos del camino en que coincidamos iremos bien juntos y en los que no iremos bien separados.

  • Pip

    Si tenemos las mismas capacidades para realizar ese tipo de trabajo y la música nos interesa a todxs ¿entonces por qué no estamos ahí? Lo que quiero expresar es que “esa falta de interés” por parte de las
    mujeres no es casual sino que es consecuencia de un sistema, ya que como
    tú bien has dicho: da igual el género, la música nos interesa a todxs.

  • Pip

    Ah! y lo que estaba implícito en mi respuesta era el patriarcado, del que formamos parte todxs. Te recomiendo el libro “La contrucción del patriarcado” de Gerda Lerner. Saludos!

  • Txomin Sorrigueta

    No tenemos las mismas capacidades (como individuos) para ningún tipo de trabajo, cada uno tenemos una predisposición y sensibilidad diferente para las cosas, incluso habiendo crecido en el mismo entorno y recibido la misma educación. Mi hermano y yo solo nos llevamos dos años y no podemos ser más diferentes en cuanto a gustos y habilidades, lo que para él es sencillo y natural para mi es complejo e inaccesible y viceversa.

    Y a nivel de géneros ocurre lo mismo (como generalidad, con sus lógicas excepciones). Ejemplo chorra pero ilustrativo: una compañera de trabajo y yo nos liamos en un discusión y suena el teléfono, lo cojo yo y el interlocutor percibe de inmediato que estoy cabreado; lo coge ella y el interlocutor no percibe nada que sea consecuencia de la bronca que teníamos montada y que posiblemente retomaremos tras colgar el teléfono con la misma intensidad que tenía cuando nos cortaron.

    Pretender homogeneizar lo diferente es un error, cada uno tiene que aprovechar su especifidad canalizándola hacia lo que le haga sentirse más satisfecho, productivo o útil y no tratar de encajarlo en patrones que otros hayan creado y quieran imponerte.

    El libre albedrío es natural, las cuotas no, y, si yo no soy un iluso, dentro de algunos años verás como serán las propias mujeres las que se encarguen de eliminar las cuotas, y, no solo porque sean injustas, sino porque serán totalmente conscientes de que limitan su crecimiento y las llevan a donde no quieren ir e impedirán a otras ir a donde quieren ir (otorgando por cuota un puesto a hombres con capacidad inferior a ellas). Eso por no contar que quien esté en una posición por derecho no querrá que exista la más mínima sombra de duda de que está ahí por sus propios méritos y no por la aplicación de ninguna cuota. Y esto lo defenderán con la misma intensidad que ahora mismo se defiende que la sociedad no te imponga roles de género.

  • Pip

    Hablo desde un punto de vista biológico e intelectual (que no físico) que históricamente se le atribuyó a los géneros (por eso aún hay perdura), obviando nuestras diferencias como individuos.. Lo que sería ya estupendo es que no fuésemos las propias mujeres las que nos encarguemos de esto. El problema es de todxs.

  • Txomin Sorrigueta

    Sabes que me refiero a que serán las mujeres quienes se encargarán de eliminar algo que presuntamente se aplica para favorecerlas. Y va a tener que ser así porque los hombres no van a querer ser acusados de machistas modificando leyes, decretos y normativas que aunque cuando se crearon tenían buenas intenciones hoy carecen de sentido a la par que son injustas y hasta contraproducentes.

    Te pongo un ejemplo muy curioso que sucedió en mi pueblo en las elecciones municipales del pasado año. Una candidatura, presuntamente la más liberal de todas, denunció la lista de una de las otras (la más conservadora) porque la cuota de mujeres en la lista “excedía” el porcentaje asignado por Ley.

    Osea que podemos incluir en las listas tontos e incapaces (de ambos géneros) pero sin rebasar la cuota de géneros , pero si haces una lista compuesta solo por mujeres preparadas y comprometidas con la gestión municipal será ilegal.

    Esa Ley, cuya buena intención era promover y facilitar la integración de las mujeres en la vida política, hoy, cuarenta años después, no es sino una rémora para las propias mujeres, impidiendo que una lista en la que sean mayoritarias pueda ser aceptada.

    Ya te digo que solo es un ejemplo curioso, pero es lo que pasa cuando el espíritu de una norma, lo que la origina, acaba diluyéndose quedando sepultada por la literalidad de la misma. Espíritu: promover la participación. Literalidad: limitar la participación.

  • plusmm

    haciendo un análisis de mis amigos y conocidos… solo los hombres son los que se interesan por la música por la parte técnica, algunos toca instrumentos y tocan el tema de la producción… en las chicas, prácticamente ninguna de mis amigas les interesa la música mas aya del canto… por algo sera

  • bloom21

    Tampoco se habla en el colegio sobre importantes psicólogas o médicas (la mayoría de referentes históricos en ambos campos son másculinos) y eso no quita para que las mujeres quieran desempeñar esas profesiones.

  • Pal17

    Lo antiguo es 1. criticar que alguien critique el machismo (?¿?) 2. negar el machismo en la música 3. Negar que el machismo permea las élites y desciende. Obvio que hay mujeres “bien” oprimidas, y obvio que eso no es tan terrible como la smujeres de abajo, pero el feminismo trasnversal tiene que luchar contra ambos.

  • Pal17

    Hay muchísimas formas de incentivar la participación femenina en sectores donde no está presente, pero la más fácil es visibilizar a las que ya están ahí. Si tú eres chica, te gusta la música, pero no has visto nunca a una mujer ingeniera de sonido es probable que no creas que es una opción real para ti.

Send this to a friend