‘El visitante’: otra notable serie de HBO a pesar del libro de Stephen King

Por | 22 Mar 20, 9:15

Las expectativas generadas por la serie ‘El visitante’ eran muy altas. No por la novela de Stephen King en la que se basa, bastante floja, sino por los dos escritores encargados de adaptarla: Dennis Lehane (‘Mystic River’, ‘Shutter Island’), autor de dos episodios, y el gran Richard Price, showrunner de la serie. Price es conocido por las recientes ‘The Night Of’ y ‘The Deuce’, los guiones de ‘El color del dinero’ o ‘Melodía de seducción’, el libreto del vídeo ‘Bad’ de Michael Jackson, o por estupendas novelas como ‘The Wanderers’ o ‘Los impunes’.

Además de los guionistas, estaba el excelente reparto: el protagonismo de habituales secundarios de lujo como Ben Mendelsohn, Paddy Considine o Bill Camp, y la presencia de Cynthia Erivo, una de las estrellas emergentes de Hollywood (recientemente nominada al Oscar por ‘Harriet’). También era un gran aliciente la presencia de Danny Bensi y Saunder Jurriaans, uno de los dúos musicales más interesantes de la actualidad (‘Martha Marcy May Marlene‘, ‘Enemy’, ‘Ozark‘), autores de bandas sonoras muy en la línea de Hildur Gudnadóttir o Mica Levi.

¿Qué podía fallar en la serie? Nada. Si acaso el ritmo, que a veces resulta excesivamente moroso para la información –dramática, atmosférica- que aporta la narración. Algo que quizás tenga que ver con la necesidad de cubrir diez episodios de una hora. Pero nada más. ‘El visitante’, cuyo polisémico título original, ‘The Outsider’, es mucho más sugerente (hay un diálogo clave en el último capítulo que juega con ese doble significado, foráneo-marginado), es una serie excelente. Un realista drama criminal, con asesinatos de niños como premisa argumental, que, poco a poco, se va transformando (no desvelo nada que no aparezca en la sinopsis de HBO) en un misterio inexplicable.

En muchos sentidos, ‘El visitante’ es como si Richard Price hubiera trasladado las claves estilísticas y narrativas de ‘The Night Of’ -su crudo realismo, pesimismo y melancolía- al universo fantástico de Stephen King. En particular al de la novela ‘It’, a cuyos capítulos finales, con esa reunión de adultos en busca del “monstruo”, recuerda bastante. El creador combina esos dos universos tan antitéticos a través del encuentro de los dos protagonistas: el policía, símbolo de la lógica y la razón (un personaje que podría haber salido de la comisaría de ‘The Night Of’), y la detective privada, una mujer con habilidades especiales capaz de afrontar lo inexplicable sin barreras mentales (un personaje prototípico de la literatura de King).

Este choque entre razón y sensación, entre lo ordinario y lo extraordinario, es el combustible dramático que hace avanzar la serie más allá de su premisa inicial. En esencia, ‘El visitante’ es una historia sobre la fe y la aceptación, sobre las dificultades que encuentra una mente racional para creer y aceptar tanto la inexplicable y mutante presencia del mal, como la dolorosa e inasumible ausencia de un hijo. ¿Habrá segunda temporada? Atención a la secuencia poscréditos. 8,5.

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP