Soleá Morente revive el espíritu de Bambino en la melodramática rumba ‘Viniste a por mí’

Por | 06 Abr 20, 14:17

El pasado día 13 de marzo, justo cuando estallaba del todo en nuestro país la crisis sanitaria del coronavirus (un día después el gobierno declaraba un estado de alarma que se prolongará al menos hasta el próximo 26 de abril) se publicaba un magnífico disco que era sobre todo festivo y celebratorio. Hablo de ‘Lo que te falta‘, el tercer disco de estudio de Soleá Morente, el primero que publicaba en la veterana discográfica independiente Elefant Records tras su paso por la multinacional Sony. Un trabajo surtido sobre todo de canciones pop adaptadas a la genética flamenca inherente a su conocida familia musical y rumbas, uno de los palos más populares y prestos al jolgorio que, por eso, está resultando también un salvavidas de alegría en medio del auténtico drama humano que vive España estos días. Por eso lo designamos desde hoy como nuestro Disco de la Semana.

En este álbum Soleá parece dejarse llevar por un arrebato de pasión y efusividad en cada canción, y quizá uno de los mejores ejemplos sea el single ‘Viniste a por mí’. Una canción enérgica y melodramática, compuesta por el mismo productor del disco: David Rodríguez, conocido por sus producciones para los primeros discos de La Bien Querida (que también presta a este álbum varios temas) y también por sus proyectos La Estrella de David y Beef, escribe aquí una canción a la medida del espíritu del disco, clara heredera de esas rumbas dramáticas que encumbraron al malogrado Bambino y la felizmente recuperada María Jiménez en los años 70 y 80.

Sobre todo en su letra, que se despacha a gusto en el despecho de una traición, y le ensarta en respuesta líneas viscerales como ese «Cobarde, rastrero, ladrón y ruin». Los arreglos eminentemente clásicos en las guitarras españolas de Eduardo Espín, Víctor Iniesta y Muchachito Bombo Infierno (que, recordemos, ya participaba en ‘Fuego‘ de La Bien Querida), los arrebatados palmas y jaleos de Las Negris, Antonio Carbonell o Tomasito, y sus coros en la coda final tienen un tono inequívocamente popular. Todo parece orientado a revivir ese espíritu rumbero que muchos mamamos en nuestras casas, siendo chiquillos, con una Soleá alzándose sobre el conjunto con una garra inusitada.

El single, además, cuenta con un videoclip de Daniel Cuenca (La Casa Azul, Capitán Sunrise) que escenifica en las calles del madrileño Barrio de las Letras y uno de sus tablaos la historia en la que la mediana de los Morente sufre el desengaño en manos del joven bailaor catalán El Yiyo, de fama ya mundial.

Precisamente hoy se ha anunciado queel concierto de presentación previsto en Ochoymedio Club el día 25 de abril pasa, debido a la extensión del estado de alarma, al día 15 de octubre en la Sala Cool de Madrid. Las entradas adquiridas tendrán validez en los nuevos emplazamiento y fecha.

Lo mejor del mes:

La Tienda JNSP