Diplo Presents Thomas Wesley Chapter 1: Snake Oil

Por | 05 Jun 20, 13:15

Escuchas el disco «country» de Diplo y piensas en lo genérico que le ha quedado, pero luego atiendes a las escuchas multimillonarias de ‘Heartless’ con Morgan Wallen y ‘Lonely’ con Jonas Brothers y te tienes que callar la boca. O no, porque tampoco son composiciones espectaculares, sobre todo la primera, que contiene probablemente el «drop» más decepcionante de la historia.

Este trabajo que Diplo presenta con su nombre real, Thomas Wesley, y que terroríficamente parece el primer «capítulo» de varios, nace de un deseo del artista por sacar tajada de su exitoso remix de ‘Old Town Road’ de Lil Nas X y Billy Ray Cyrus, aquí incluido a modo de epílogo, pues la canción original no es suya. El primer problema de ‘Diplo Presents Thomas Wesley Chapter 1: Snake Oil’ es que, por mucho que se presente con portada «Western», su aproximación al country no puede ser más superficial, hasta el punto que muchas de sus pistas a duras penas pueden situarse dentro de este género. Una de las mejores canciones del disco, ‘On Mine’ con Noah Cyrus, es puro pop de radifórmula: su capa «country», unas guitarras con sabor al viejo oeste, tienen muy poco protagonismo. Y ‘Real Life Stuff’ con Julia Michaels y Clever, por muy prominentes que suenen las guitarras acústicas en ella, es una balada pop genérica a más no poder.

El título de este trabajo que llega dos años después de ‘LSD‘, el colorido proyecto de Diplo con Sia y Labrinth, hace alusión a un fraudulento compuesto medicinal que solía venderse en Estados Unidos en el siglo XIX: con ello, Diplo parece querer decirnos que nos tomemos su incursión en el country demasiado en serio. Que nos la tomemos como un timo… más que como una revelación. Sin embargo, ante todo flojean las canciones, por no hablar de la producción, muy lejos de la frescura de su trabajo con Major Lazer o Skrillex.

Tiene guasa que precisamente Orville Peck aparezca simplemente en la intro del disco y no vuelva a hacerlo más, cuando Julia Michaels hace doblete, pero el feísmo de ‘So Long’ de Cam está tan mal llevado que es un misterio cómo puede haber visto la luz, mientras ‘Do Si Do’ con Blanco Brown es como un ‘Timber‘ susurrado y descafeinado. Sí, la balada ‘Heartless’ es bonita y ‘Dance with Me’ un efectivo número de country-pop que se atreve a unir al cantante de country Thomas Rett con Young Thug, pero si ‘Old Town Road’ iba a abrir la veda para la modernización de este género, ‘Diplo Presents Thomas Wesley Chapter 1: Snake Oil’ no será el disco que siente cátedra en este sentido. Más bien, queda como una curiosidad destinada al olvido.

Calificación: 4/10
Lo mejor: ‘Heartless’, ‘On Mine’
Te gustará si: aún no te has cansado de ‘Old Town Road’
Youtube: vídeo de ‘Heartless’

Etiquetas:

La Tienda JNSP