Hinds / The Prettiest Curse

Por | 11 Jun 20, 13:21

Malos tiempos para ser «hater» de Hinds: mientras tantos grupos se hunden tras el hype de sus primeros dos discos, ellas llegan al tercero con novedades y más cosas que decir. ‘The Prettiest Curse’ está recibiendo internacionalmente las mejores críticas de su carrera y, aunque finalmente caerá por el peso del streaming, siempre podrán contar que con él volvieron al top 25 de las «midweeks» británicas. Y lo han conseguido sin ceder a los argumentos habituales de la críticas ni a los lugares comunes de estas, siendo ellas mismas, y a su puta bola.

‘The Prettiest Curse’ ha sido una sorpresa por varias razones. En primer lugar, la ampliación de su paleta sonora. La banda co-liderada por Carlota Cossials y Ana Perrote no se ha codeado con los Strokes por admiración o postureo. Además de tocar con los de Julian Casablancas en Nueva York la pasada Nochevieja, contrataron a Jennifer Decilveo, quien ha trabajado con Albert Hammond Jr, para producir este álbum. Los Strokes siempre han sido un referente para Hinds y tantas otras bandas de rock del siglo XXI, pero habría sido aburrido tratar de ir a la caza del nuevo ‘Last Nite’ si no te ha venido en una tarde cualquiera. La banda madrileña parece haberse mirado más en la evolución de la banda o incluso en algún proyecto paralelo como Little Joy para añadir por un lado un punto decididamente sintético en ‘Good Bad Times’, que suena tan sensual que hasta intuyes por qué ahora se declaran fans de Kali Uchis; o para explorar su vena latina en ‘Come Back and Love Me’. Ajena al reggaetón, género por otro lado citado en ‘Burn’, «Come Back» es igualmente sexy en su aproximación a España o Latinoamérica: «come back and love me / me evitas, me excitas de más / come back to love me / te lo juro que me duele si te vas», cantan en un delicioso Spanglish que nos lleva lo mismo a los Pixies que a Mon Laferte.

Los voladores efectos de producción de ‘Riding Solo’ sugieren un vínculo con Mercury Rev o con alguna otra cosa maquinada por Dave Fridmann, y jamás pensaría que me vendrían a la cabeza el jolgorio, la sensación de fiesta que transmiten The Go! Team, escuchando a Hinds, como sucede en los coros de ‘Boy’, un tema de final catárquico que ni siquiera ha sido uno de los cuatro singles de adelanto. Y lo mejor es que, y aquí llegamos al segundo punto, Hinds no se han dejado mangonear por una producción externa. Pese a la visible evolución, ‘The Prettiest Curse’ es un álbum 100% fiel al estilo de su debut, a través de canciones como ‘Burn’, más en la estela canalla de Black Lips; o ‘Waiting for You’, que presenta un pedazo de estribillo. Esto no es un conjunto de maquetas de Hinds revestidas de toques sintéticos o exóticos, por el mero capricho o la mera impostura de hacer algo diferente, sino un disco del grupo en el que es evidente que el uso creciente del castellano o un mayor uso de los teclados, tenían toda la razón de ser.

En tercer lugar están los textos. La sintaxis en castellano en algún caso es rara, como si hubieran utilizado de traductor a Devendra Banhart pero este hubiera olvidado ya algunas construcciones del español. Pero en general el Spanglish fluye con toda la naturalidad posible en un mundo dominado por el mismo, de Nueva York a Madrid, y desde luego no solo ceñido al reggaetón. Simplemente por la letra de ‘Just Like Kids (Miau)’, todo el álbum merece la pena: una composición en la que las frases entrecomilladas, en inglés, retratan algunas de las críticas que ha recibido la banda, casi todas puro paternalismo y mansplaining. «¿Puedo decirte algo sobre ti y tu banda? Porque estoy seguro de que os encantaría escuchar mi consejo: siempre desafináis y no hay lugar para vosotras», comienza diciendo, antes de lidiar con su pronunciación del inglés, de las erres u osar: «sois demasiado rosas para ser admiradas, y demasiado punk para ser deseadas».

En un disco vigoroso -y para muestra la parte instrumental de ‘The Play’- que decide cerrarse con la balada ‘This Moment Forever’, hay que elogiar también el modo en que han buscado que el todo sea más que la suma de las partes. Siempre han meditado un poco más de lo que parece qué hacer en cada vídeo y de qué manera posar en cada foto, y esta es su obra más ambiciosa en ese sentido. La fotógrafa Ouka Leele ha reflejado en la portada ese tono más colorido que ahora presenta su música y, adaptando a esta gran gloria de los 80 a los nuevos tiempos, existe una versión en su página web en la que se explica qué relación tienen los objetos con cada una de las canciones del álbum.

Calificación: 7,9/10
Lo mejor: ‘Riding Solo’, ‘Good Bad Times’, ‘Come Back and Love Me’, ‘Waiting for You’
Te gustará si te gustan: los últimos Strokes, Black Lips, Little Joy, The Go! Team
Youtube: vídeo de ‘Riding Solo’

Etiquetas:
  • Estanli

    Es más de lo mismo.

  • Raskolnikov

    No son santo de mi devoción, pero es verdad. Estas chicas llegan a ser francesas (por ej) y aquí arrasan. Este disco tiene una buena cantidad de ganchos y muy buena producción. Para mi es una sorpresa para bien.

  • let’s go extinct

    Postureo máximo, next.

  • ModernaRimaConPierna

    Por más que la mona se vista de seda… mona se queda. Mierdón sin talento cubierto con una producción decente.

  • No soy millenial

    Si estas chicas fuesen croatas lo estarían petando en España

  • Antarctic Monkeys

    7,9? Dejad la droga, anda. Son un grupo de mierda, las cosas como son. Berrean, tocan fatal, ingles patatero de juzgado de guardia, imitan descaradamente a los Strokes y dan dolor de cabeza que ni con aspirina, oye. Su nacionalidad da exactamente igual, fuesen de donde fuesen, no tienen ni talento ni presencia ni autenticidad. Metedlas con calzador todo lo que querais. THEY SUCK NO MATTER WHAT.

  • Antarctic Monkeys

    arrasarian si fuesen francesas? no way, José

  • Antarctic Monkeys

    Y mucho musico de sesion, que tienen carencias en todos los aspectos.

  • Raskolnikov

    Yo creo que sí. Tienen melodías buenas, canciones divertidas, etc. Creo que hay ciertos prejuicios hacia ellas. No apreciamos las cosas de aquí como las de fuera.

  • xabier

    Siguen en su línea, fresca y con melodías enganchonas.

  • Warp

    Las composiciones han mejorado notablemente, y no porque se hayan puesto más electrónicas, efecto indudable de la producción, muy mejorada también. Están más cerca de Haim que de Hinds.

    Pero te garantizo que ellas no tocan ni una sola nota en el estudio. Estuvieron en Palma el otoño pasado y lo que salía de aquellas guitarras era prácticamente ruido blanco.

    Se agradece el morro en el escenario, pero hace falta algo más que carisma. Hay que tocar bien. Aquellos temas eran planos como los encefalogramas de la ultraderecha, canciones indistinguibles unas de otras y una masa de sonido aleatorio pintarrajenado encima. Eso sin contar que cantar bien ayuda muchísimo. Ellas mismas lo decían: no culpéis al sonido ni al técnico, es que nosostras tocamos así de mal. También se agradece la sinceridad.

    Te aseguro que si oyes primero aquel el concierto y después te pones Riding Solo, no te crees que sea el mismo grupo.

    Este disco es una mejora respecto a un pasado que no me gusta, me pregunto si eso no les borrará un poco la personalidad mostrada hasta ahora: aunque no me guste, tampoco es plan perderla para parecerse demasiado a otros cien grupos similares.

  • mardebering

    La mejora en sonido es bestial y contiene varias de las mejores canciones del grupo hasta la fecha,
    «Take Me Back», «Good Bad Times», «Waiting For You» y «Riding Solo».

  • Sorprendido y para bien, jamas las había escuchado y solo entre Rinding Solo y Boys me acaban de conquistar, me parecen buenos temas y pegadizos.
    Si en vivo sonaran igual sería la leche. Y sin embargo así no sonaran igual sus temas me parecen buenos y hasta radiables.
    Hinds me ha parecido un grupo bastante interesante con este disco. A seguir escuchándolo…

  • Raskolnikov

    Te creo lo que me dices del estudio. No que yo tenga idea al respecto, pero he leído en varios sitios cosas similares.

    A mi el grupo ni me va ni me viene. Si todos los instrumentos + producción hubiesen salido de ellas, más mérito para ellas. En caso de no ser así, se pone en la categoría de tantos productos musicales (y pienso sobretodo en el pop). Pero bueno, como tal, creo que está a buen nivel.

  • mardebering

    Yo solo permitiría tocar mal a los Sex Pistols y al Sr, Chinarro, todos los demás deberían tocar bien.

  • mardebering

    Se sabe fácil cuando lo pasen a directo, si lo tocaron ellas en el estudio o Pablo Novoa.

  • Aquí estamos hablando del disco, si el directo es malo ya lo comentamos otro día.

  • bortibort

    Lo dijeron, sí. Pero bueno, es que en ese festival sonaron mal hasta La Casa Azul y Love of Lesbian. Un desastre de acústica.

    Yo soy muy de Hinds desde el principio. Divertidas, con carisma y buenas melodías. Del poco pop rock que te puedes llevar a la boca hoy en día, con eso ya me doy un canto en los dientes. En directo siempre me han parecido bastante chof, sí, pero también hay que decir que siempre las he visto con un público escaso o muy pasota, imagino que transmitirán más en otros contextos.

  • mardebering

    La mejora en el sonido es bestial, luego tienen un grupo de canciones que son las mejores de su carrera hasta ahora, ‘ Take Me Back ‘,‘Riding Solo’’,‘Good Bad Times’ y ‘Waiting for You’.

  • Bitch155

    Cuando se darán cuenta estas niñatas de que nunca serán The Donnas, por mucho que copien las portadas de sus discos??

  • Raskolnikov

    Bueno, el tema con el pop rock más que no haberlo, es que hoy en día no se le da tanto bombo. Si no lo conoces, te recomiendo el disco que Kiwi Jr sacaron a principios de año. Muy chulo. Luego está el de Jeff Rosenstock, con más guitarras pero no deja de ser pop envuelto en cuerdas.

  • bortibort

    Lo escucharé, muchas gracias.

Share via
Send this to a friend