Jessie Ware / What’s Your Pleasure?

Por | 29 Jun 20, 13:03

Jessie Ware ha ganado. La decepción comercial de su anterior disco, el infravalorado ‘Glasshouse’, con el que la cantante británica buscaba dejar de ser una «Pitchfork darling» para afianzarse en las listas de éxitos; le hizo perder la pasión por la música. Un concierto desolador en Coachella, en el que apenas se presentó nadie, la confianza en sí misma. Sin embargo, un podcast sobre cocina la ha convertido de repente en una estrella. ¿Y cuál ha sido su siguiente paso? Sacar su disco más divertido, y puede que el mejor.

La autora de ‘Say You Love Me’ cuenta que alejarse de la música le ha servido para recuperar la pasión por ella, y se nota en un ‘What’s Your Pleasure?’ en el que su aproximación a la música disco y funk de los 70 y 80 no es solo muy pertinente en estos tiempos en que estos sonidos vuelven a estar de moda, sino también tremendamente legítimo, pues no hay que olvidar que Ware se dio a conocer hace una década como intérprete de varios temas de la banda británica de UK Garage SBTRKT. La cantante pasó después a transformarse en una de las mayores representantes del R&B contemporáneo gracias a los notables ‘Devotion’ y ‘Tough Love’, pero ‘Glasshouse’ supuso un punto aparte en su carrera: era el trabajo de una mujer recién casada y estrenada en la maternidad que no parecía tan interesada en abrir nuevos caminos musicales, aunque siguiera dejándonos temas tan dignos como el popero ‘Your Domino’ o el baladón ‘Slow Me Down’.

En ‘What’s Your Pleasure?’, Ware presenta su propia visión de la música de baile gracias a la ayuda principalmente de James Ford de Simian Mobile Disco pero también de otros productores como Joseph Mount de Metronomy, y gracias también a las peculiaridades que han definido siempre su sonido, que no ha perdido un ápice de su elegancia y gusto por la atmósfera. Así, Ware logra desmarcarse de otras artistas que han transitado lugares parecidos como Robyn (cuyo ‘Honey‘ contaba con producciones de Joseph Mount y Kindness, esta también presente en ‘What’s Your Pleasure?’) o su colega Róisín Murphy, sin dejar de abrir nuevas puertas en su carrera. La portada del disco lo dice todo: cual Bianca Jagger retratada por Andy Warhol, ‘What’s Your Pleasure?’ es un viaje hacia las entrañas de la noche, ese mundo mágico y lleno de posibilidades que empieza en cuanto entras en una discoteca y lo único que importa es amar y bailar hasta el amanecer.

En este mundo de música disco sintética, escalofriantes cuerdas y sensualidad a borbotones, Ware se sirve de varios trucos conocidos de la música pop para llevarlos a su terreno. ‘Spotlight’, el single estrella del álbum, arranca como si fuera una balada dramática, a lo ‘I Will Survive’, pero después introduce una base rítmica disco-house que mete al oyente de lleno en la fantasía nocturna que el largo ofrece. El profundo suspense de ‘Spotlight’ y su liberación final en clave acid house, así como su sobrecogedor arreglo de cuerdas, dan lugar a una obra maestra de Jessie Ware ni más ni menos, que solo se engrandece dentro del contexto de este cuarto trabajo de la cantante británica. Y es que abre con tremenda declaración de intenciones: «un sueño es solo un sueño, pero yo no quiero dormir esta noche». Después, la divertidísima ‘What’s Your Pleasure?’ es una de esas canciones putifinas hechas para posar delante del espejo… a la vez que se funde en una deliciosa vorágine de sintetizadores y guitarras distorsionadas que harían a Prince mover el esqueleto desde su tumba.

‘What’s Your Pleasure?’ también recurre a diversas influencias sin dejar de sonar personal. El mensaje «aparca el coche en mi casa, te puedes quedar a dormir, si lo preguntas educadamente» de la pizpireta ‘Ooh La La’ remite a las películas de adolescentes americanas de los años 80, en tanto su burbujeante producción incorpora ataques de teclado funk que suenan inspiradas en el príncipe púrpura; la irresistible ‘Soul Control’, sobre la que Ware nos ha hablado en detalle en una entrevista que publicaremos próximamente, hace uso de una rima tan «kitsch» como «es automático, me tocas y es mágico» para resultar totalmente arrebatadora en su aproximación al estilo del que se considera el verdadero debut de Janet Jackson, y la celestial balada ‘Remember Where You Are’ reconforta en su acercamiento al sonido de R&B de los años 70 de gente como Rotary Connection o Minnie Ripperton, sirviendo de broche final idóneo para un trabajo que, después de una noche de fiesta, por fin llega a casa: «el corazón de la ciudad está en llamas», canta Ware, «pero nada es diferente en mis brazos».

Al margen de las canciones individuales, ‘What’s Your Pleasure?’ es sin duda el álbum más consistente de Jessie Ware en tanto su secuencia no puede ser más coherente con el discurso musical y estético de todo el disco. Aunque este flojea en su segundo tramo con composiciones algo más redundantes como ‘Step into My Life’, que cuenta con la participación de Kindness, o la funky ‘Read My Lips’, el largo aún presenta un single redondo como ‘Save a Kiss’, que es como ‘Spotlight’ pero más majestuoso todavía, y un «album track» tan digno como ‘The Kill’, y además se quita de caer en la linealidad al incorporar dentro de la secuencia un par de aquellas producciones de Joseph Mount publicadas en los últimos años por la artista, más electrónicas y minimalistas, y entre las que cabe destacar la hipnótica ‘Adore You‘. Entremedias, ‘In Your Eyes’ recupera el sonido de R&B asfixiante de ‘Devotion’ para recordarnos de dónde viene Ware, sin deshacerse ni un poquito del G-L-A-M-O-U-R que la artista vuelve a desplegar, de manera más natural imposible, a lo largo de este sobresaliente disco.

Calificación: 8,6/10
Lo mejor: ‘Spotlight’, ‘What’s Your Pleasure?’, ‘Soul Control’, ‘Save a Kiss’
Te gustará si te gusta: Robyn, Kylie Minogue, Róisín Murphy
Youtube: vídeo de ‘What’s Your Pleasure?

Etiquetas:

La Tienda JNSP