Jessie Ware / Glasshouse

Por | 25 Oct 17, 8:14

jessie-glasshouseJessie Ware se ha convertido en una de las voces más representativas del R&B británico, en general más próximo al pop que a Janet Jackson, TLC y ahora Kelela. Quizá por su amistad con Ed Sheeran, con quien ha co-escrito varios temas a lo largo de su carrera, incluido su mayor éxito, el fabuloso tema con góspel ‘Say You Love Me’; o por la presión consciente o inconsciente de llevarse un 1% de la tarta de su paisana Adele; Jessie Ware se debate en su tercer disco entre ser más Whitney Houston, con la que comparte timbre, o más Adkins.

Lo que sí parece quedar atrás son las texturas más próximas al pseudo underground. La producción de parte de su primer disco y el segundo era más electrónica y nebulosa, pero Jessie cuenta en las entrevistas que si bien en el pasado ha querido ser «una chica cool de Pitchfork» ahora ha perdido el miedo a ser mainstream de verdad. Incluso cuando trabaja con productores de pop electrónico como Benny Blanco, Cashmere Cat o Fred Ball, busca más la canción clásica y no sonar tan «guay» como, por ejemplo, Blood Orange.

‘Glasshouse’ no es peor disco por ello. Un álbum no es mejor cuanto más underground suena. Sin embargo, es cierto que no puede ser su obra más perfecta, pues no termina de ser ese disco de mainstream que pretende ser. Hay canciones excelentes en este álbum, pero es un tanto extraño decidir entregarte al mainstream justo cuando no tienes nada tan sumamente efectista como ‘Say You Love Me’ ni nada tan hipnótico como ‘Running’ y ‘Wildest Moments’. Por otro lado, la temática amorosa resulta aquí agotadora y empalagosa («he estado pensando en mi marido desde los 17, y no pondría a nadie por encima de él», en ‘Sam’; «dime que me vas a llevar a casa» y «no quiero que nadie más pronuncie mi nombre», en ‘Alone’; y así 45 minutos); y además, la segunda mitad del disco, como ‘Divide’ de Ed Sheeran (que no, no es cuatro veces peor que este álbum), habría agradecido alguna canción un poco más afilada. Una sorpresa como la infravalorada ‘Keep On Lying’ del largo anterior.

Con todo, ‘Glasshouse’ mejora y mucho con las escuchas, revelando a Jessie Ware como una excelente y variada baladista. ‘Midnight’ no es la canción de encabezamiento perfecta, pero sí sería un buen tercer single de casi cualquier disco gracias a la desesperada interpretación de Ware, una de las más pasionales que ha registrado de momento, porque precisamente lo que caracteriza su música para bien es una agradecidísima contención muy pocas veces vista en su género. ‘Selfish Love‘ la muestra totalmente cómoda entre ritmos latinos, hasta el punto de que los vídeos del álbum y la foto de portada se han registrado en Mallorca y de hecho hay versión en castellano de esta composición. ‘Thinking About You’, ‘Your Domino’ y ‘Finish What You Started’ son buenas canciones pop, la primera no tan alejada de los últimos singles de Adele («Send My Love» y ‘Water Under the Bridge’), la segunda con un estribillo y un final evocador lleno de posibilidades, y la última poniendo un poco de luz en la última sección del álbum.

En esa parte despunta una retro ‘Slow Me Down’ de deliciosas melodía y teclado que es un milagro que no sean aportación de Ariel Rechtshaid (en realidad son del también prolífico Fred Ball, en esta web muy recordado por su hitazo como Pleasure ‘Don’t Look The Other Way‘), pero tampoco se puede hacer de menos al bonito piano tan Brill Building de ‘Last of the True Believers’ con Paul Buchanan, ni a ‘Sam‘, la canción para marido e hija co-escrita con Sheeran. Como media discografía de Edward Christopher, es más bonita y menos ñoña de lo que parece.

Entre un sinfín de co-autores y co-productores y por mucho que nos gustara escuchar a Jessie Ware -como a algunos nos pasa con Feist- en un disco más bailable después de lo bien que le sentó trabajar con Katy B en la gran ‘Aaliyah’, hay que elogiar la buena dirección artística de este álbum. Su suman y se suman nombres a sus créditos y aquí no encontramos más protagonistas que el amor (seguramente este será uno de los discos en que más nos miraremos estas Navidades) y la propia Jessie Ware, manejando diferentes estilos que parecen el mismo pero no lo son, y a su vez conteniéndolos de sus peores vicios.

Calificación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Selfish Love’, ‘Your Domino’, ‘Midnight’, ‘Slow Me Down’
Te gustará si te gustan: Adele, Tobias Jesso Jr, Carole King
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:

La Tienda JNSP