The Streets / None of Us Are Getting Out of This Life Alive

Por | 16 Jul 20, 15:32

¿Cuán en serio nos tenemos que tomar este regreso de los Streets? El proyecto de Mike Skinner fue hace casi 20 años una de las grandes revelaciones de Reino Unido, convirtiéndose al menos en las islas en todo un fenómeno de masas gracias a la calidad sobre todo de sus primeros álbumes, ‘Original Pirate Material’ (2002) y ‘A Grand Don’t Come for Free’ (2004). Aunque menos underground, ‘Everything Is Borrowed‘ (2008) continúa siendo un disco atemporal y muy reivindicable, pero parece que el mundo y él mismo entendieron que la magia se iba apagando, anunciando el propio Skinner que el proyecto se disolvía, despidiéndose con una multitudinaria última gira que pasó por el Festival de Benicássim en 2011.

Quizá no tenía siquiera sentido que un proyecto unipersonal anunciase su disolución, pues dada la versatilidad de The Streets, que fue del UK Garage a la balada beatliana pasando por el guiño trance o los albores del «grime», tocase lo que tocase Skinner iba a sonar a The Streets. Pasó con aquel proyecto denominado The D.O.T. y pasó con su primera música en más de un lustro, cuando en 2017 se decidió a volver a subir algunas pistas. Este nuevo disco recibe el nombre de ‘None of Us Are Getting Out of This Life Alive’, y se considera oficialmente una «mixtape». Va lo suficientemente en serio como para rozar el número 1 en su primera semana en Reino Unido -al final va a sucumbir ante el streaming de JUICE WRLD, pero fue lo más vendido del fin de semana-, pero carece de las suficientes ambiciones para conformar «un álbum en serio».

La mayor decepción que plantea ‘None of Us Are Getting Out of This Life Alive’ es que para Mike Skinner «mixtape» no parece sinónimo de «proyecto serio». En un mundo en el que la primera mixtape de The Weeknd cambió el R&B, y en el que una mixtape-playlist de Drake puede estar entre lo más escuchado de un año en todo el mundo, una «mixtape» ya es poca broma, y mucho menos cuando se trata de lo primero que entregas en casi una década. Y menos incluso cuando has conseguido que el single principal lo cante que Kevin Parker, ya desde hace un tiempo, considerado «Tame Impala» en sí mismo. Parker ha dicho que todo aquel que le conozca sabe que «ama jodidamente a los Streets», por lo que esto «es un honor estupendo» y un «sueño hecho realidad». ‘Call My Phone Thinking I’m Doing Nothing Better‘ muestra a un Mike y a un Kevin bien equilibrados en estrofa y estribillo principal, respectivamente, en una canción que logra sonar natural para ambos proyectos, pero el acabado general del disco no evita cierta condición lo-fi, como de improvisación.

Como si quisiera recuperar el espíritu de aquel debut que hizo en su casa de Londres con un ordenador y ya, The Streets hace sonar ‘None of Us Are Getting Out of This Life Alive’ como un proyecto casero desprovisto de grandes ambiciones. Demasiado cuando nos enfrentamos a temas que parecen algo inacabados como ‘Eskimo Ice’. Da la sensación de que las cuerdas podían ser muchísimo más afiladas en ‘You Can’t Afford Me’ (como lo fueron en la descomunal ‘Turn the Page’) y aunque por supuesto se agradece que haya dado voz a artistas noveles más o menos desconocidos como Greentea Peng, uno no se quita de la cabeza lo que habría mejorado esa fiesta de UK garage y house llamada ‘I Wished You Loved You As Much As You Love Him’ con una personalidad más marcada como la de Azealia Banks. Igualmente, todo lo que sugiere Jimothy en ‘Same Direction’ es ganas de recuperar a Tricky.

Líricamente, Mike Skinner sí que sigue siendo el mismo, y ahí es una gozada volver a disfrutar de sus textos, ahora versando sobre la deriva social de Reino Unido («no me gusta mi país, es como una adicción», dice el tema titular en el que de manera significativa participan IDLES) o la obsesión con los teléfonos móviles, que aparecen en numerosas letras, no solo en la que lo indican desde sus nombres, como ‘Phone Is Always In My Hand’, un mar de contradicciones entre gente que está «online» pero quiere gente que esté «offline», del calibre de «me ignoras, pero bien que te miras mis «Stories»». Entre su humor particular («hay gente que bebe para ser interesante / hay gente que bebe para interesarse», dice la misma ‘None of Us Are Getting Out of This Life Alive’), emerge su lado más sensible en las baladas ‘I Know Something You Did’ y ‘Conspiracy Theory Freestyle’, pero de nuevo sin la grandiosidad de ‘Dry Your Eyes’ o ‘Never Went to Church’. Un pasatiempo, pues, que de hecho culmina con un tema llamado ‘Take Me as I Am’, con el que dan ganas de montar un mash-up con ‘Don’t Mug Yourself’.

Calificación: 6,2/10
Lo mejor: ‘I Wished You Loved You As Much As You Love Him’, ‘Call My Phone Thinking I’m Doing Nothing Better’, ‘The Poison I Take Hoping You Will Suffer’, ‘Take Me As I Am’
Te gustará si: te gustan los 3 últimos discos de los Streets
Youtube:I Wished You Loved You As Much As You Love Him

La Tienda JNSP