Grimes aprueba el rap-pop-metal futurista de Ashnikko y su ‘Cry’

Por | 26 Jul 20, 13:23

En la música pop se agradecen mucho los artistas que aportan un punto de fantasía y delirio en su propuesta estética, aportando un componente imaginativo que contribuye a evadirnos de la realidad, en contra de una supuesta autenticidad que en muchos casos es más bien impostada. Especialmente en el rap, donde toda esa calle y barrio que se vende a veces es solo una fachada. Precisamente ese es el género de partida de la artista que presentamos hoy en la sección de artistas con proyección de futuro «Revelación o Timo». Se trata de Ashnikko –apelativo que viene de su nombre real, Ashton Nicole Casey–, una artista nacida en Carolina del Norte que, pese a que en casa de sus padres se escuchaba sobre todo música country y Slipknot, se enamoró del hip hop gracias a M.I.A. y su ‘Arular’. Tras vivir su adolescencia en Estonia, se estableció en Londres para iniciar su carrera musical, debutando oficialmente en 2017 con el EP ‘Sass Pancakes’.

Ya por entonces, con bases de hip hop entre duro y cómico a cargo de Raf Riley (Labrinth, James Arthur, Jeffree), lucía su característico pelo azul y daba muestras de su fascinación por la cultura manga con títulos como ‘Fuck Me In Shibuya’. Su siguiente disco corto, ‘Unlikeable’, ampliaba su imaginería al cine gore de serie Z (‘Nice Girl‘) o el emo-core (‘No Brainer‘), animándose a cantar además de rapear, liberando la herencia familiar metalera, y exponiendo su condición queer.

Tras esos primeros pasos algo bisoños pero contundentes, su confirmación definitiva llegaba el pasado año con ‘Hi, It’s Me’, nuevo EP en el que alcanzaba varios logros significativos. Por un lado, dar con una identidad estética distintiva y divertida a través de sus vídeos, situada en órbitas próximas a las de Charli XCX, Dorian Electra, Poppy, lxs artistxs de PC Music o Brooke Candy –no en vano participaba en su ‘Sexorcism’–. Por otro, y más importante, hacer una aproximación más evidente al pop, con temas como ‘Hi, It’s Me‘ o ‘Working Bitch‘, que no distan tanto de artistas masivas como Halsey o Doja Cat, pero sin perder su esencia hip hop (‘Special‘). Y, por último, alcanzar su primer gran hit, una ‘STUPID‘ en la que la apoya la rapera británica Yung Baby Tate y que cuenta sus reproducciones globales ya por cientos de millones. Fue impulsada en gran medida por su viralidad en TikTok, pero curiosamente es uno de sus temas más agresivos y oscuros. Y su vídeo, un baño de sangre.

Aprovechando esa inercia ascendente, Asnikko no ha dado respiro este 2020 y ha presentado ya tres singles que, si no nos equivocamos mucho, podrían derivar en el lanzamiento de su primer álbum/mixtape largo. Primero fue una ‘Tantrum‘ que, con clip de inspiración gamer, aúna future bass, rap y electrónica contundente sin perder ya ese punto melódico, al igual que sucede en el reciente ‘Daisy‘. Pero de sus lanzamientos recientes sin duda destaca y llama la atención ‘Cry’.

Se trata de un tema enormemente magnético, en el que esa querencia metalera no solo emerge en unas guitarras sino también en la entonación desgañitada que Casey hace de su gancho cantado. Producida por Ebenezer (Craig David, Ty Dolla $ign, Jeremih, Rejjie Snow), lo más llamativo de ‘Cry’ es la presencia en ella de Grimes, que aporta un segundo verso en modo ninfa –también en el bizarro vídeo 3D del tema–, adaptándose perfectamente a la estética de ‘Miss Anthropocene‘. Lo peor de la canción, sin duda, es que sus dos minutos se hacen cortísimos y piden, como poco, un verso más. Aún así, es suficiente para determinar que, de seguir así, Ashnikko podría ser una nueva estrella del pop en el futuro más inmediato.

Lo mejor del mes:

Escucha los «Revelación o Timo»

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP