Quantcast

ORTIGA le dice «nanana» a los problemas en su alegre merengue guitarrero

-

- Publicidad -

ORTIGA le dice «nanana» a los problemas en su alegre merengue guitarrero

No solo Novedades Carminha están recuperando los ritmos de la verbena de pueblo para que los goce una nueva generación. Manuel González González, que también es gallego, de Santiago de Compostela, para ser exactos, se ha especializado en este sonido a través de sus diversos proyectos, primero con el cumbiatune de Esteban & Manuel (ya extinto) y ahora con ORTIGA (el artista forma parte también del dúo de trap Boyanka Kostova junto a Cibrán García).

La salsa, el merengue, la cumbia o la bachata son algunos de los ingredientes favoritos de ORTIGA, que mezcla todos estos estilos con electrónica y elevadas dosis de autotune para dar con un sonido totalmente suis generis. Su primer disco, ‘Chicho y sus chichas’ (otro alias de Manuel es Chicho del Funk), publicado hace un par de temporadas, no tiene desperdicio, como demuestra el single ‘O Solar’, que ha pasado por el JNSP Song Contest. El usuario diekirc lo presentaba comentando que «no hace falta salir de España para vivir la experiencia de Paula Vázquez»

- Publicidad -

Después de colaborar con Grande Amore en el EP ‘Los Rastreadores’ y con Rodrigo Cuevas en el single ‘La magia de tu melena‘ (ambos participaron hace unos meses en La Residencia de Radio 3 para hacer música juntos), ORTIGA ha avanzado los detalles de su próximo trabajo discográfico, que llevará por título ‘Sabes el camino que elegí’ y verá la luz este año a través de Ernie Producciones. El primer adelanto oficial de ‘Sabes el camino que elegí’ es hoy la «Canción Del Día».

Solo puede ser pegadiza una canción llamada ‘Nanana’, y así es. Ese es exactamente el gancho de este pegadizo electromerengue cantado en gallego que habla «de la vida, el amor, las decisiones y las consecuencias que estas acarrean». Una canción llena de alegría y júbilo, pero también de añoranza por la persona amada, con la que ORTIGA baila para olvidarse de sus problemas, hasta desahogarse en un final de guitarras eléctricas y voces ultradistorsionadas que irrumpen de manera casi inesperada, pero que no pueden elevar más la grabación, llevándola al éxtasis.

- Publicidad -

El eufórico anhelo de ‘Nanana’ es tal que, en la canción, ORTIGA canta que cuando su chica muera, quiere que le entierren con los «brazos afuera para poder seguir tocando la guitarra». Su videoclip, un animado paseíto por Santiago. ORTIGA, desde luego, lleva la fiesta consigo.

Lo mejor del mes:

Lo más visto

No te pierdas