Quantcast

Ayuso arrasa e Iglesias deja la política; músicos que votaron y comentaron el 4-M

-

- Publicidad -

Ayuso arrasa e Iglesias deja la política; músicos que votaron y comentaron el 4-M

El 4-M acabó como se barruntaba desde que Isabel Díaz Ayuso, el icono, convocó elecciones en la Comunidad de Madrid sin demasiada necesidad: con una victoria holgada de los populares tras absorber la práctica totalidad de los votos de Ciudadanos, que desaparece de la Asamblea, y arañar también unos cuantos escaños al bloque de izquierdas. El último CIS de Tezanos, pura fantasía, sí revelaba que había un porcentaje importante del sector servicios y de la hostelería que abandonaba principalmente al PSOE para votar al PP, animado por la política de Ayuso de mantener abiertas tiendas, terrazas y comercios durante las últimas olas de pandemia. El pésimo resultado para el bloque de izquierdas ha provocado que Pablo Iglesias comunicara al cierre de la jornada electoral que abandonaba todos sus cargos y la política, pues pese a que Unidas Podemos ha recuperado 3 escaños, considera que él «ya no suma» al partido y que le han convertido en un «chivo expiatorio». Mónica García de Más Madrid, la única revelación de la izquierda en esta campaña, le doblaba de largo en votos y representación.

Génova se convertía en escenario de un fiestón sin distancia de seguridad en metáfora de los valores que se han vendido durante la campaña, «libertad», fiesta y cañas «a la madrileña»; con Andrea Levy en algún momento cercana a la mesa de DJ sin que pudiéramos identificar gran cosa de la selección musical. Desde luego no pareció sonar Nacho Vegas ni aparentemente nadie que pudiera generar hoy un titular como el que hace un par de días nos dejaba Leiva; mientras algunos músicos comentaban la jornada electoral atónitos. A destacar Rayden, que se preguntaba «¿Esto es cierto?» frente a una imagen de dicha fiesta que sí se esmeró en recogerse a las once menos algo, medio a tiempo para el toque de queda.

- Publicidad -

El exitoso rapero de Alcalá de Henares, que recientemente ha sido top 4 en ventas en nuestro país con su disco ‘Homónimo’, se preguntaba: «¿Qué está pasando?» me pregunta Twitter. En Madrid no lo sé, la verdad», indicaba a la vez que compartía un meme de Trump, en relación a las comparaciones que ha recibido la simplista campaña de Ayuso («o comunismo o libertad») con la estrategia de Donald Trump.

Durante el día, Rayden había compartido un texto irónico sobre Madrid para animar a sus seguidores a votar: «Madrid será un lugar increíble gobierne quien nos gobierne… A no ser que no seas heterosexual y seas perseguido y veas reducidas tus libertades. A no ser que tengas que irte fuera porque no puedas pagar el alquiler porque nadie de protege de la exploración inmobiliaria. A no ser que quiten todo tipo de ayudas a la dependencia o necesites atención sanitaria, la pública la dejen hecha una pena y no puedas pagar la privada y no se defienda la salud mental. A no ser que se quede una ciudad de catetos porque no se invierta en docencia. A no ser que nos gobierne el único atractivo y reclamo cultural sean los toros. A no ser que nos gobiernen un puñado de personas ineptas elegidas a dedazo que solo se dedican a polarizar. Quitando eso. Tranquilo. No votes. Gobierne quien gobierne Madrid será increíble».

- Publicidad -

En Instagram o sus Stories, animaban a votar de una forma o de otra Eva Amaral, Ginebras, Belén de L-kan o The Parrots, que compartían un meme de «votaré no a la extrema derecha». Diego Jiménez de Carolina Durante, haciendo alarde de su humor habitual, comparaba jocosamente las colas para votar con las de un concierto. Aunque la noticia en las colas sin duda la protagonizaba Leonor Watling, que se viralizaba en contraste con Lucía Etxebarría, quien decía haber abandonado la cola para votar porque era demasiado voluminosa. Decía la líder de Marlango: «Nada de cola. Como venía preparada para esperar, este rato libre lo voy a dedicar a pensar en la cara que pondrían las sufragistas (nuestras abuelas y bisabuelas) al escuchar: “no voto porque hay cola y me da pereza”». Guille Galván también animaba a votar indicando: «nos jugamos lo que no está escrito. No pretendo convencer a nadie pero no os quedéis en casa, votad». Anoche compartía un tuit al conocer el resultado electoral que después decidía borrar y decía así: «España es un bar desde hace décadas. Si gritas desde la barra y dices que está to pagao, aunque sea mentira, te lo llevas de calle».

Quien no ha borrado su opinión ha sido Alberto Jiménez de Miss Caffeina, que abanderado de la lucha LGTB+ (dolía en el alma ver esa bandera con el arco iris precisamente en Génova, donde este mismo siglo y no en el XIX presentaron un recurso de inconstitucionalidad contra el matrimonio gay), decía sin tapujos: «Que la derecha se haya apropiado de la palabra «Libertad» para su campaña, es como si los de Vox se paseasen con una camiseta con la cara de Harvey Milk. Entre lo absurdo y lo aberrante». Después en Instagram compartía una viñeta de Rocío Quillahuaman sobre «perder seguidores por meterse en política». Tulsa ha lamentado sobre la victoria de la derecha: «cuando más se necesitaba lo comunitario… Cuando tengáis un ratito me lo explicáis, por favor». En cuanto a apoyos para Mónica García, Jero Romero comentaba que era «una pena» que no hubiera ganado. «Ella sí lo valía», indicaba sobre la que será la líder de la oposición tras el sorpasso a la lista de Ángel Gabilondo, para preocupación del gobierno central.

Como siempre, el NEGA de Los Chikos del Maíz era el más arriesgado en su opinión: «Dos claves. 1) Puta PSOE. MM sube, UP sube. El psoe pierde escaños: pensaba que iba a recoger voto de Cs, a lo mejor es que se creyeron que era un partido de ‘centro’. Pero es lo que pasa si pones a un moñeco. De verdad ese señor daba clases? Hablaba en público? En serio? 2) Otra clave la ha dicho de pasada Escolar y no se le está prestando suficiente atención: el rollito libertad abrirlo todo de Ayuso puede haber movilizado a los negacionistas conspiranoicos (tradicionalmente abstencionistas) y que son muchos más de los que imaginamos. Ojo ahí. Última reflexión: si con gente como Iglesias y Mónica no se puede ganar a una ameba y una analfabeta funcional como Ayuso incapaz de hilvanar tres frases seguidas, el día que el PP presente a alguien meridianamente competente y con tablas, hay PP para 50 años en Madrid». Opina en nuestro foro de Política Superficial.

¿Qué opinas del resultado del 4-M?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...

Lo más visto

No te pierdas