Quantcast
- Publicidad -

Fangoria / Existencialismo pop

Lo mejor: 'Momentismo absoluto', 'Satanismo, arte abstracto y acid house'
Te gustará si te gustan: 'Espectacular', 'Fly acid fly', 'Mi novia es una zombie'
Escúchalo: el hit, en Youtube

Fangoria replican la estructura de sus últimos discos en un nuevo EP con el que han querido entretenerse un poco tras lo frustrante que fue para ellos -como para todos los músicos– el curso 2020, cuando no pudieron promocionar adecuadamente su recopilatorio de aniversario compuesto de versiones. Aquí encontramos, como en ‘Cuatricromía‘ y ‘Canciones para robots románticos‘, diferentes partes producidas por diferentes personas. En este caso esto es un EP, así que cada productor toca a una composición, nada más: Guille Milkyway se queda el single, como ya fue el caso de ‘Dramas y comedias‘, ‘Geometría polisentimental‘, etcétera; Jon Klein está detrás de ‘Satanismo, arte abstracto y rock’n’roll’ y Juan Sueiro del tema ‘Fantasmagoria’.

El mayor pero de ‘Momentismo absoluto’ fue el que ya apuntamos en su día de salida: es extraño que una reinvidicación del momento actual sea tan sumamente esclava del pasado en todos sus referentes estéticos, especialmente de ‘Blade Runner’, que ya habían trabajado mejor en ‘Lo siento’. Por lo demás, vuelve a ser una producción pegadiza y apañada, cuya cumbre es esa caída melódica de los coros en el estribillo, 100% La Casa Azul y 100% Pegamoides también.

- Publicidad -

El «focus track» ‘Fantasmagoria’ reincide en las contradicciones que tanto parece disfrutar el grupo, entre unos sintes que molan, que son pura fantasía de sintonía televisiva ochentera, y un teclado que les acerca de nuevo a sus amigos de Camela. Lo cual es respetable pero incompatible con la idea de que sea «el arte abstracto» lo que mande en todo esto, como presume la letra de ‘Satanismo, arte abstracto y rock’n’roll’. De texto holgazán y muy poco inspirada pese a tirar de guitarras y pianos con el sabor de los años 50, lo mejor de esta composición de Alaska, Nacho y Mauro Canut es que va mutando en la segunda parte del EP en una versión «tecno pop» que incluye alguna adaptación en la letra y un guiño a ‘Enola Gay’ de OMD. Al final se convierte en una versión «acid» que recuerda a la ola acid house que inundó el último disco de Dinarama, ‘Fan Fatal’ (1989). Ahora que tanto se habla de «voguing» por el camino de RuPaul’s, FKA twigs o Jessie Ware, está bien recordar que ellos también trabajaron esos ritmos sin esperar siquiera a que llegaran los años 90.

Eran los tiempos en que Fangoria eran realmente pioneros. Ahora, realmente todo parece darles igual: una toma vocal inadecuada, un arreglo que suena más desfasado que vintage, una letra que te deja igual que estabas. «Hemos podido romper con todas nuestras reglas y juramentos, se acabó la tontería. Haremos lo que queramos, con quien queramos, en el momento que sea, y punto», han explicado a Shangay, donde avanzan que otros dos o tres EP’s próximamente recibirán títulos que jueguen con la letra E y la letra P, al igual que este. ¿Qué nos aguardará tras este «Existencialismo Pop» tan poco existencialista? ¿Más «extravagancia»? Siempre. ¿»Escepticismo»? Todo, después de varios pasos en falso. ¿»Escasez» (de ideas)? Ojalá que no, pero…

- Publicidad -
- Publicidad -

Discos recomendados