El «dirty dancing» de C Tangana y Nathy Peluso contempla la Historia del Arte

-

- Publicidad -

El «dirty dancing» de C Tangana y Nathy Peluso contempla la Historia del Arte

Más allá de la polémica del deán de la catedral de Toledo –entre el cartel de Zahara y esto parece que hemos vuelto a los tiempos de Luis Buñuel-, el último videoclip de C. Tangana con Nathy Peluso tiene varias claves visuales interesantes que reseñar, la mayoría referentes a obras de arte sobre temas bíblicos y mitólogos.

La primera es el mural del Juicio Final de Juan de Borgoña, que está en la sala capitular de la catedral. Antón Álvarez (el propio cantante ha dirigido el clip) utiliza un detalle de este mural -la mujer sujetada del pelo por un demonio para impedir su salvación- como referencia visual para articular el discurso del vídeo. Este gesto, emulado por Tangana y Peluso en su “dirty dancing”, es el que desencadena el linchamiento público. Una hoguera de intolerancia que se extiende, a través de un montaje multipantalla, por los dos canales donde se avivan este tipo de fuegos en la actualidad: las redes sociales (María Pombo, Marta Díaz, Brays Efe, Carla Paucar, Los Xavales) y las tertulias televisivas (Josep Pedrerol, Elisabeth Duval, Cayetana Guillén Cuervo, Miranda Makaroff).

- Publicidad -

Pero hay más. Tangana viste una camiseta con un estampado del cuadro ‘Dafnis y Cloe’, del pintor rococó Francois Boucher, protegido de Madame de Pompadour. Una pintura de estilo galante y tema pastoril (los protagonistas de la obra, del autor griego Longo, son un niño y una niña que crecen juntos tras ser abandonados y terminarán enamorándose), que contrasta con la otra referencia destacada del clip: la reformulación #Metoo del mito de Perseo y la medusa según la estatua de Luciano Garbati erigida frente al Tribunal Penal de Justicia de Nueva York. La medusa (Peluso) sujetando la cabeza cortada de Perseo (Tangana).

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas