‘True Detective’, ¿la mejor serie del año?

Por | 27 Ene 14, 18:27

true-detectiveLas expectativas eran tan altas –es la gran apuesta de la HBO para este año- que defraudarlas parecía inevitable. Parecía. Pero no. Al contrario: las ha colmado, las ha superado, se han desbordado como los pantanos de Luisiana donde se desarrolla la historia. ‘True Detective’ huele a clásico, a serie policíaca de referencia para muchos, muchos años.

Nada más ver los fabulosos títulos de crédito ya intuimos que estamos ante algo diferente, especial. The Handsome Family canta ‘Far from any Road’ mientras aparecen imágenes que mezclan los paisajes industriales y rurales del delta del Misisipi con los rostros de los protagonistas. Estamos ante la puerta de entrada a un universo lúgubre y decadente, un atmosférico neo-noir, con ecos de las películas de David Fincher o las novelas de John Connolly, ambientado en una Luisiana poblada por hillbillies, prostitutas, fanáticos religiosos, supremacistas blancos y un asesino en serie que deja su marca por medio de macabros rituales. Puro gótico americano.

‘True Detective’ transita por los lugares comunes del género, pero lo hace con la seguridad del que sabe cómo trascenderlos, con la sabiduría de quien es capaz de mirarlos de otra manera, de darles otra forma. La búsqueda del asesino interesa por sí misma, no llega a ser solo un macguffin, pero sobre todo funciona como vehículo dramático, como medio para que el novelista Nic Pizzolatto, creador de la serie, hable de lo que realmente le importa: la pareja de detectives. Su relación, su pasado, sus contradicciones; su forma de trabajar y su manera de vivir. Un correcto Woody Harrelson y un sensacional Matthew McConaughey, quizá el actor más en forma del momento, dan vida a los dos policías. Dos personajes antagónicos dentro de una buddy movie muy poco convencional.

Escrita de forma exquisita, sin plegarse en exceso al efecto cliffhanger (como sí ocurre demasiado en ‘The Killing’, del que Pizzolatto escribió dos episodios), ‘True Detective’ avanza con el ritmo de un cortejo fúnebre, pero con la intensidad del sermón de un predicador sureño. Ocho episodios, todos dirigidos por Cary Fukunaga (‘Sin nombre’, ‘Jane Eyre’), que narran, a modo de flashback, la investigación de unos crímenes que los dos detectives llevaron a cabo en 1995. La pregunta es obligada: ¿quién es el asesino? Pero, en realidad, la que más interesa es otra: ¿cómo se desarrolló y de qué manera terminó la relación entre los dos policías?

Calificación: 9/10
Destacamos: la temporada será autoconclusiva. Las próximas -¿alguien duda de que las habrá?- tendrán nuevas parejas de detectives.
Te gustará si te gusta: ‘The Killing’, ‘Zodiac’, los ambientes del gótico americano y las novelas de John Connolly.
Predictor: clásico instantáneo

  • Tula

    No es la mejor serie del año, es la mejor serie de todos los tiempos. IMPRESIONANTE

  • Pepe

    A mi me está gustando. Pero podemos valorarla con sólo 3 capítulos?

  • Yomismo

    Pinta muy bien, sí, pero ni siquiera acabó su primera temporada y ¿ya la calificáis de clásico?
    Parece como para sentar precedente, en plan “yo dije que molaba antes que todos vosotros porque ENTIENDO DE ESTO”.

  • Amll

    Habéis tardado, eh. Creo que es de esas series que van a dejar huella. Tiene personalidad, que no quiere decir que sea original, pero eso ya es muchísimo.

  • linger

    Hala, halaaaaaa

  • No entiendo como podéis calificar algo como la mejor serie del año cuando solo habéis visto dos capítulos (tres como mucho).

    De momento está bien, aunque en el tercero ya empieza a bajar mucho el listón. Sobre todo por la filosofía barata del personaje de Matthew McConaughey, que en sus discursos de tres minutos no dice absolutamente nada. Habrá que ver como evoluciona para poder decir que es la mejor serie del año. De momento, ni de coña.

  • Tula

    A ver, Fernando C, lo de “mejor serie del año” está entre interrogaciones. Supongo que precisamnete por eso, porque aún no ha acabado.

  • Bueno @Tula, solo hay que leer el primer párrafo para ver que esas interrogaciones están ahí por estar. El que lo escribe ya tiene muy claro que es la serie del año. Bueno, y tú comentario también lo deja bastante claro.

  • Además, ¿cómo se le puede poner nota a una serie que no está acabada? es como si le pongo un 8 al disco de un grupo habiendo escuchado solo los dos singles previos.

  • Anchored

    Observo asombrado como la gente está perdiendo el culo por esta serie.

    Sí, he visto los tres episodios, y no puedo opinar sobre el resto de la serie ni especular si va a seguir así ni si va a mejorar o empeorar, así que comento sobre lo que he visto. He visto los tres episodios básicamente porque mi novia tiene más paciencia que yo y ya decidí unilateralmente dejar de ver The Following, Hannibal, Person of Interest, Orphan Black y demás chuminadas por las que algunos críticos de TV perdieron el culo nada más empezar.

    Esta serie peca de todo lo peor de las últimas producciones Estadounidenses sobre policías y asesinatos de aires góticos. Una serie lenta, lenta, pero que no aprovecha ese ritmo para explicarnos nada. Una serie que se escudará tras el término “character driven” pero que contiene personajes de 2 dimensiones. Por un lado está Woody Harrelson, cliché donde los haya de policía “de los de antes” (supuestamente honesto excepto cuando se ve obligado a esquivar la ética, siempre por la carga de la responsabilidad que lleva encima; en el fondo es un hombre bueno, como Del Nido), un hombre casado con la mujer más atractiva del pueblo, cuyo puesto de beauty queen sólo está rivalizado por – qué casualidad – la amante de Woody. ¿Cómo lo hace? Representa y defiende además lo “normal”, lo que es como dios manda, las cosas en su sitio, en contrapunto de su compañero – el outsider.

    Matthew McConaughey (¿mejor actor del momento? ¡siempre ha sido considerado mediocre y ha tenido un acierto últimamente! ¡calma!) hace un personaje igual de lleno de clichés, pero que se supone actúa de contrapunto al de Harrelson. El problema es que este racionalista ateo, en vez de ofrecernos un punto de vista nuevo, recurre a los estereotipos del nihilismo, la falta de ilusión por la vida y falta de amor a la humanidad. Qué aburrido y adolescente. Por supuesto, en la historia nos meten la muerte de una hija para justificar lo pesado y amargado que es el personaje. Se supone que es callado y misterioso, sin embargo, cuando habla, aprovecha para soltarnos sus diatribas seudo filosóficas (he tenido conversaciones más profundas haciendo botellón en Tribunal con 16 años), que solo impresionarían al tipo de persona que únicamente se informa a través de blogs conspiranóicos.
    Me hace mucha gracia que a un personaje que se supone distante y meditativo le estén mandando callar cada dos por tres el resto del elenco.

    La fotografía muy bonita sí, y el escenario podría ser interesante, el problema es que la nueva TV de EEUU parece haber descubierto el deep south y el bible belt hace poco, y lo están explotando a base de clichés y estereotipos hasta que se convierte en una parodia. No se tratan más que de regiones del país donde hay más pobreza, el nivel educativo es bajo y como consecuencia la gente cree más en la biblia y en lo paranormal, pero eso no implica que sea misterioso y enigmático. Además, cualquiera que sepa un poco del tema, sabrá que la serie tira de falsedades, como ejemplo cuando se refieren en el tercer capítulo en la escena del principio en la iglesia-carpa a que están practicando “old time religion”, cuando está bien documentado que todas las prácticas extendidas entre los evangelistas y demás surgieron en los últimos 120 años: veanse desmayos, hablar con lenguas, etc. El ambiente en la comisaría también da risa; qué casualidad que estos dos – los que mejor planta tienen con diferencia de todo el cuerpo – hayan acabado juntos, y qué casualidad que todos las mujeres de su círculo más intimo sean atractivas y esbeltas y sin embargo prefieran vivir en un pueblo olvidado y aburrido en vez de buscar su fortuna en otra parte como hubiera hecho cualquier americano. Y todo aderezado con todavía más tópicos, con hombres torturados que engañan, mienten y son infieles pero lo hacen todo porque no pueden con la carga de la existencia y lo que la vida exige de ellos, y mujeres serviciales y resignadas que lo aguantan todo hasta que deciden abrir la boca y complicar la vida de sus sufridos hombres (¿será la histeria o el útero?). Estos personajes además utilizan los recursos más manidos para explicarnos su personalidad, ya sea a través de los discursos de seudo filosofía de Matthew o de las convenientes anécdotas que cuenta Woody a sus amigotes en el bar. Encima tiran una vez más del flashback, que hizo gracia las primeras dos veces, pero repetirlo y encima basar toda la serie en ello es un rollo. ¿Están siendo interrogados, cuestionados o haciendo un monólogo autobiográfico? ¡qué ansias por contar hasta los más pequeños detalles a un par de policias!
    ¿Qué decir cuando nos desvelaron que el personaje de Matt no sólo es meditativo y está dañado por la vida, sino que también posee cualidades esotéricas/intuitivas/de clarividencia? Hola, de nuevo, cliché.

    El asesinato de la chica y la presentación del cadaver no es que recuerden a todas las series pocliciacas de los últimos 2 años, que prefieren construir una trama alrededor de el impacto del cuerpo más que proponer una historia sólida, es que el cadaver-ciervo lo habíamos visto hace unos pocos meses en Hannibal. La pintada en la iglesia me produjo más vergüenza que intriga, la busqueda del asesino es lenta y aburrida y las teorías entre fans de que igual es uno de los detectives sólo demuestra que la gente se entretiene con cualquier cosa.

    El hecho de que esté escrita por Nic Pizzolatto sólo es una excusa para dar un aire de intelectualidad a la serie, pero parece que escribir diálogos es más difícil que presentar la realidad desde la cabeza del personaje, y las conversaciones en esta serie no podrían ser más forzados. No es una serie profunda y de calidad, sino que por el momento no es más que una vuelta de tuerca de lo que hemos visto incontables veces, pero esta vez arrastrado al lodo por la pretenciosidad, y el pontificar constante. Y como de costumbre, cuando todo el mundo vea las inconsistencias de la serie y el regustillo a mediocre que deja al final, se apresurarán a decir que se trata de una bajada de calidad, cuando lo que tendrían que haber hecho es precipitarse menos en utilizar hipérboles y evitar dejar caer opiniones como que se trata de la mejor serie del año, cuando estamos en enero.

  • Pepe

    Tan gratuíto es calificarla como la mejor serie del año, como hace el autor del artículo, como decir “cuando todo el mundo vea las inconsistencias de la serie y el regustillo a mediocre que deja al final…”
    Señores, un poco de paciencia. Cuando veamos el capítulo 8 podremos valorar.

  • postureo

    no he podido acabar ni el primer capitulo, Zzzzzz

  • Anchored, tu comentario es el que realmente debería coronar esta entrada. Me ha gustado mucho.

    Calificación: 3/10
    Destacamos: la canción de la cabecera, sin duda lo mejor.
    Te gustará si te gusta: ‘The Killing’, ‘Zodiac’, los ambientes del gótico americano y las novelas de John Connolly.
    Predictor: esto ya lo he visto antes y no sé dónde

  • Transitivo

    Anchored, tildas una serie de pretenciosa y llena de clichés con un análisis pretencioso y lleno de clichés.

    Y por cierto, los tres capítulos vistos hasta ahora, de 10.

  • Saltodemata

    Anda que te has quedado ancho, Anchored.

  • Seriático

    Aún estando disfrutándola como el que más, no le quito razón a Anchored en cada razonamiento que hace. Tampoco creo que pase a a la historia, a pesar de se ser muy muy entretenida.
    Y molaría aún más si Harrelson despegara sus mandíbulas para hablar.

  • beijabar

    Me sorprenden sobremanera los comentarios de “filosofía barata”… como estudiante de esta disciplina ya os digo que tiene peso, existencialismo, filosofía de la sospecha, crítica al ideal ascético y al consuelo ante el vacío, Heidegger; y crítica a esto, en especial al quietismo vital, en el personaje de Harrelson, dialéctica, se podría sacar a Hegel si rebuscas con malicia… Vamos que va surtidito, y no digo que no haya interpretaciones que susciten mas riqueza que otras, pero decir que está hueco me parece faltar a la verdad, directamente.

  • Sofia Martínez

    Dentro de la programación que HBO ofrece debo decir que True detective es una de las mejores, pues es entretenida, cautivadora y con un contenido fuerte que va más allá de una simple serie policiaca de detectives, la disfruto mucho y por ende se las recomiendo es de verdad genial.

  • True Cenizo

    Que cenicismo Anchored… A mi por ahora me está gustando bastante.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR