Will Butler / Policy

Por | 17 Jul 15, 14:28

policy‘Policy’ es un disco curioso. Es el primero que saca Will a su nombre -al margen de su papel en Arcade Fire, donde permanece a la sombra de su hermano, el líder Win- y parece que se haya dedicado a ejecutar un collage de sus influencias sonoras, como si quisiera mostrarnos lo bien que se le da mimetizar los últimos treinta años de la historia del pop, al grito de “miradme-qué-listo-y-qué-simpático-soy”. Sí, porque en este ‘Policy’ no hay una unidad estilística ni una gran muestra de personalidad. Yo lo definiría como “pachanguita deluxe”. O “pastiche pop con coartada arty”. Bueno, ‘Reflektor’ ya era bastante pastiche, pero ‘Policy’ tiene menos ínfulas. Y también es menos memorable.

Lo realmente entretenido es escuchar las canciones y buscarles padres. Empieza ‘Take My Side’; The Strokes y garage ligeramente guarrote. ‘Anna’ es techno-pop oscuro parido en algún recoveco de 1982. En ‘Finish What I Started’ juega a ser el Lou Reed de ‘Berlin’. ‘Son Of God’, después de su inicio a lo ‘The Time Is Now’ de Moloko, acaba siendo la más Arcade Fire gracias a sus “ohhh”s desatados. ‘Something’s Coming’ es la más pachanguera, a lo !!!, con esos coros y el ritmillo funky, oscuro y ahumado. ‘What I Want’, un ejercicio de “más es más”: aquí mete en su batidora rock enérgico, punk-funk, toques Western, aires surf, final épico a lo Bowie de los ochenta y letra que parece reírse de los topicazos de “échame la culpa”. ‘Don’t blame me ‘cause is not my fault, is your fault’. ‘Witness’, es un caramelito pop a lo Phil Spector.

Eso sí, es mejor decantarse por la versión deluxe del álbum. La ordinaria sólo contiene ocho temas. La expandida llega hasta los trece, añadiendo las canciones que Butler había grabado para The Guardian a principios de este año, e incluye las mejores piezas: ‘Clean Monday’, con su línea rítmica prestada de los New Order primerizos; ‘Waving Flag’, puritos Magnetic Fields; ‘You Must Be Kidding’ con su desenfadado tono a lo ‘Faith’ de George Michael. ‘Madonna Can’t Save Now’, que empieza como un pop de aires latinos suave y soleado para acabar en una fanfarria de coros grandilocuentes, muy en la onda de David Byrne. Pero la versión extendida aún no existe en formato físico, solo está disponible en streaming y descarga digital.

No sé si ‘Policy’ funciona como homenaje o parodia. Quizás el aire sardónico que lo sobrevuela continuamente lo decanta hacia la segunda opción, sensación incrementada por el papel de los coros. Aparecen en todas las canciones, replican y persiguen a Butler, a veces incluso se extralimitan en sus funciones. Parecen la panda de amigotes de Will, haciendo cualquier cosa que él les pida, choteándose, si se tercia, de lo que están cantando. No será un gran álbum, pero es entretenido y respira una atmósfera jocosa e intrascendente. Will Butler nos demuestra que sí que sabe pasárselo bien.

Nota: 6,5
Lo mejor: ‘Son of God’, ‘What I want’, ‘You must Be Kidding’, ‘Madonna Can’t Save Me Now’
Te gustará si te gusta: jugar a identificar los orígenes de las canciones, algunos de los artistas nombrados.
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:
  • Otro más

    Pensé que estaría mejor, pero igual me gusta.

  • Anmi

    Al oir Anna pensé que sería uno de mis discos del año, pero sólo estaba Anna, lo demás era horrible, y creo que eran 9 canciones. Me llegó de casualidad por una amiga hace meses. Pero el temazo es el temazo (y ni lo señaláis, OMG).

  • Es un disco flojo y como a medio hacer, una lástima… Las mejores canciones son ‘Take My Side’ y ‘Witness’ con diferencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Send this to a friend