Las claves visuales de ‘Burn the Witch’, el nuevo vídeo de Radiohead

Por | 05 May 16, 21:59

Radiohead-Burn-The-WitchNo puede ser casualidad. No puede ser una coincidencia que Radiohead haya lanzado el vídeo ‘Burn The Witch‘ precisamente ahora, coincidiendo con los Mayos (o MayDay), la festividad de orígenes ancestrales de gran tradición en el folclore céltico. No puede ser casualidad porque el clip es un explícito homenaje a ‘El hombre de mimbre’, el clásico de culto de 1973 (la de Christopher Lee, no la olvidable versión de 2006 protagonizada por Nicolas Cage) que recrea precisamente esa festividad pagana.

‘Burn The Witch’, dirigido por Chris Hopewell (autor de otro vídeo del grupo, el premiado ‘There, There‘), es casi un mini-remake, un destilado de la película escrita por Anthony Shaffer (‘La huella’, ‘Frenesí’) y dirigida por el oscuro Robin Hardy. Mediante el uso de la animación stop-motion y con una estética que recuerda a programas infantiles británicos como ‘Pat el cartero’ o ‘Trumpton’, Hopewell reproduce el ambiente siniestramente costumbrista del filme y sintetiza su argumento: la llegada de un funcionario gubernamental a un pequeño pueblo, la visita y descubrimiento de sus insólitas costumbres paganas (aparece hasta uno de sus bailes rituales, el de las espadas), y el final, con la aparición del imponente y ya icónico “hombre de mimbre”.

Si nos fijamos en la carrera videográfica y musical de Hopewell y Radiohead no resulta raro que hayan puesto su mirada en esta inclasificable película de terror de la Hammer. Y no solo por su fascinante estética, su provocador discurso contracultural o su estimulante trasfondo antropológico, sino también por su hipnótica banda sonora. ‘El hombre de mimbre’ es casi un musical, un filme lleno de memorables canciones folk escritas por Paul Giovanni e interpretadas por el grupo Magnet, formado ex profeso para la grabación de la banda sonora. Alguna como la erótica ‘Willow’s Song’ ha sido versionada y sampleada en multitud de ocasiones (Doves, Seafood, The Go! Team, Isobel Cambell, Pulp…), aunque la que más fortuna hizo fue la de Sneaker Pimps, que utilizó Amenábar en ‘Abre los ojos’ (1997) y más tarde Eli Roth en ‘Hostel’ (2005).

Pero como ha revelado recientemente una de las animadoras del vídeo, Virpi Kettu, ‘Burn The Witch’ también esconde un mensaje de denuncia política. En consonancia con el conocido activismo de Thom Yorke, el vídeo se puede ver también como un comentario simbólico sobre la actual situación de los refugiados en Europa, una llamada de atención, quizás menos incendiaria de lo que supongo esperaban (tanto cripticismo no ayuda), acerca de una hipotética “caza de brujas” que culpe a los musulmanes de todos los males de Occidente y los acaben “quemando” en una hoguera de incomprensión e intolerancia.

Etiquetas:
  • paninaroh

    demasiadas letras en esta reseña para ese video tan malo y con un audio tan pobre

  • Kvothe

    Voy a abrir un Kickstarter para comprarte un amigo.

  • paninaroh

    me aburre tanto esta bobada pretenciosa de Radiofuckass yo prefiero algo mas divertido como
    https://youtu.be/4Eo84jDIMKI

  • Luis Alberto Gonzalez

    ??

  • paninaroh

    es para entendidos jajajaja para gente k lee a Søren Aabye Kierkegaard

  • No. Never.

    Por si no habías dejado claro lo mucho que odias la canción y el video en 12380129 comentarios anteriores, lo vuelves a reivindicar aquí. Es que en TODAS las noticias sobre esta canción has entrado a verter comentarios tóxicos.

    ¿Pero a ti que es lo que te pasa?

  • Charlie

    .¬¬

  • Charlie

    Un bonito tema con un bonito vídeo y al que le pique que se rasque.

  • Elias Rosales

    Escuché cerrarse un orto?

  • paninaroh

    tengo buen oido

  • Josu Txasko

    No sabía que meter a un hombre dentro de un muñeco y quemarlo diese para tanto…

  • Sergio Sebastian Murua

    Lo comercial y pegadizo es lo que vende..segui escuchando a romeo santos..abrazo

  • El Pez Negro

    Y no lo dudo…la decadencia de la suciedad ….

  • Bruno Cendón

    Churras y merinas, pero en grado astronómico. ¿Qué tendrá que ver?

Send this to a friend