Bob Moses, Sevdaliza, Jamie Woon y 65daysofstatic, entre lo mejor de la primera jornada de Sónar

Por | 17 Jun 16, 13:11

kelela_arielmartini

Repasamos la primera jornada de Sónar 2016, que celebra este año una nueva edición, con crónicas de Jamie Woon, Bob Moses y Kelela, además de Fatboy Slim, que desconcertaron, y 65daysofstatic, que presentaron su nuevo espectáculo audiovisual en colaboración con Playstation.

Os recordamos que podéis seguir el festival en directo a partir de su streaming oficial.

Sin llegar a representar tendencia, desde Francia es frecuente que lleguen propuestas que mezclan máquinas con raíces étnicas, house o influencias de bailes occidentales. La elección de programar a los parisinos Acid Arab, a tenor de lo visto en pleno arranque en el Sónar Día en uno de los escenarios con más aforo -el SonarVillage-, fue de lo más acertada. El dúo, a cuatro manos, recurrió a elementos houseros con bases contundentes y el mismo poder hipnótico que el acid, sobre melodías y voces árabes constantemente presentes -un atrevimiento en la programación con la que está cayendo-. Entre el público la propuesta funcionó a ratos: no nos abstrajo tanto como en su día por estas lindes Omar Souleyman, pero también es cierto que el grado de folclore no era el mismo que con el sirio. Sr John.

Teníamos verdadera curiosidad por ver a Sevdaliza, cómo confluyen sus raíces iraníes, su vocación rap y su inevitable sensualidad corporal, sin pasar por alto que fue una jugadora destacada de baloncesto. El resultado fue espectacular ante la tormenta de bajos y el refuerzo de un batería, con efectos que tenían mucho de las producciones de Arca, de Amy Winehouse, de Portishead o de los trabajos más minimalistas de Carlos Jean. Todo además muy digerible teniendo en cuenta que estábamos casi de sobremesa. No deberíamos perderle la pista… Ni Lucas tampoco, el chico que estaba en la primeras filas y al que Svedaliza dedicó una canción después de preguntar su nombre. Sr John.

Un sonido de alarmas y helicópteros introduce el concierto de King Midas Sound y Fennesz en el espacioso y humeante SónarHall. El grupo de dub y hip-hop y el guitarrista y artista sonoro editaron disco conjunto, ‘Edition 1’, a través de Ninja Tune hace unos meses y sus canciones, entre las que destacaron ‘Mysteries’, ‘Melt’ o ‘Loving or Leaving’, además de los instantes más ambientales marca Fennesz, adquieren una dimensión esotérica en directo, donde prácticamente encuentran su razón de ser, pues suenan espectaculares. La combinación de melodías narcóticas y beats sísmicos de King Midas Sound y los arenosos paisajes digitales de Fennesz, que envuelven la sala con tanto vigor que casi podrías tocarlos, expresa una fuerza subyugante, irresistible, que, por momentos, hace parecer al grupo una especie de Portishead venidos de un remoto futuro distópico. Totalmente recomendable. JB

El concierto de Jamie Woon en SónarDÔME empieza con mal pie, pues su micro no va. Mal asunto teniendo en cuenta que su preciosa voz es uno de los motivos principales por los que asistimos a su espectáculo. El problema no tarda en arreglarse (solo unos segundos desde el inicio del primer tema, ‘Movement’) y, a partir de ese momento, el concierto se desarrolla con normalidad. El músico, tímido pero dotado de una sonrisa contagiosa, presenta su último disco, ‘Making Time’, extrayendo del mismo cortes tan buenos como ‘Message’, ‘Dedication’ o una coreada ‘Sharpness’ de la que Woon y su banda desarrollan una versión progresiva que resulta un gran acierto. De su álbum debut Woon rescata, por supuesto, una ‘Night Air’ que sigue molando tanto ahora como cuando salió hace cuatro años. Al contrario que Woon: él mola más ahora. JB

La escasa media hora que tuvimos para disfrutar de la sesión de The Black Madonna, de camino a Kelela, fue de absoluta comunión, con una grada abarrotada de filiación queer, y arroyando con ese house de media tarde tan contagioso que no puedes dejar de bailar tras las gafas de sol. Ya en el SónarHall, uno de nuestros escenarios favoritos sobre todo por esas cortinas laterales rojas tan David Lynch, la norteamericana Kelela contaba con bastante número de seguidores. Producida por Arca, que actuó el año pasado en el mismo lugar, no se extendió más de cuarenta minutos, lo que supo a poco teniendo en cuenta que tenía una hora programada. Aun así nos encandiló con temas como ‘A Message’, que junto a ‘Rewind’ fueron los más vitoreados. Un repertorio bastante cuco para el escaso material que tiene publicado desde que llevamos oyendo hablar de ella y que nos pidió dar palmas sin parar en varias ocasiones. FKA twigs, puedes estar tranquila, pero no te duermas en los laureles. Sr John.

Como si de un concierto callejero se tratase, el show de iNSANLAR en SónarDÔME empieza un poco sin previo aviso. El grupo turco, liderado por el músico y coleccionista de vinilos Baris K, aparece en el escenario para montar sus teclados, su buzuki y sus cosas y comienza a tocar durante la misma prueba de sonido, a partir de la cual va construyendo un concierto improvisado al que le cuesta arrancar pero que pronto encuentra el ritmo, que irá a más y más hasta su mismo final, con el público extasiado y con ganas de más. La mezcla de folk turco y música de baile del grupo, materializada en largos mantras que se apoderan de tu cuerpo sin que lo quieras, es completamente infalible. Promotores y promotoras, ¡traedlo más a España! JB

El dúo canadiense Bob Moses fue una de nuestras revelaciones favoritas el pasado año. Ver atardecer en el escenario principal del Sónar de Día siempre es un lujazo para los fieles seguidores del festival y también para los nuevos. La primera jornada suele ser de calentamiento, mucho menos concurrida que la última del sábado, y así se produjo el ambiente ideal para escuchar su pop minimalista con altas cuotas de electrónica, aunque no faltaron las notas de guitarra de su cantante. Quienes ya los conocían los disfrutaron doblemente por temas como ‘Tearing Me Up’, ‘Talk’ y ‘All I Want’, y quienes los desconocían percibieron a buen seguro una grata sorpresa que esperamos crezca en el futuro. Sr John.

La apuesta de 65daysofstatic en el auditorio SónarCOMPLEX prometía. El grupo de post-rock electrónico inglés, formado por Simon Wright (bajo, sintetizador), Joe Shrewsbury (guitarra), Paul Wolinski (piano, guitarra, programación) y Robert Jones (batería), presentó su nuevo trabajo, la banda sonora de ‘No Man’s Sky’, el nuevo videojuego de Hello Games para Playstation 4, acompañado por proyecciones del mismo videojuego, que debería salir en algún momento de este año y pinta de lujo. El grupo brilló especialmente en sus momentos más agresivos, demostrando un sonido y un dominio de los instrumentos portentoso, especialmente en cuanto a sus exploraciones más abstractas se refiere. Absolutamente imperdible. JB.

El concierto inaugural, mejor dicho la sesión de dj, a cargo de Fatboy Slim en el SonarClub fue una auténtica locura y desfase: lleno hasta la bandera y público más que satisfecho gracias a la entrega, desde el escenario, del que en su día fuera el bajista de Housemartins; mucho autobombo, mucho hooligan bailando y dándolo todo como si no hubiera un mañana; pantallas en las que aparecía con frecuencia la cara de Norman Cook pasada por la aplicación para fotos MSQRD… No faltaron canciones propias como ‘Rockafeller Skank’, homenaje de menos de dos minutos a Prince o el ‘Psycho Killer’ de los Talking Heads. Ni por esas nos embaucó, pero como me dijo un acompañante: “sabiendo lo que vienes a ver, porque ya lo vimos hace un par de años, ¿por qué no te callas, te dejas llevar y disfrutas”. Sr John.

Foto Kelela: Ariel Martini.

  • Salva9

    Ya se que no se puede estar en todas partes pero para mi os dejais uno de los mejores del jueves:David August (live band). Espectacular y el publico entregadísimo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR