Alizzz: “Creo que no es el momento de mirar al mundo anglosajón”

Por | 01 Mar 18, 23:58

Alizzz es uno de los confirmados en la próxima edición del Sónar, donde realizará su dj set nada menos que entre Bonobo y Diplo. Ya había despuntado con su carrera en solitario pero sin duda su vida ha cambiado, como él mismo reconoce, después de haber producido ‘Ídolo‘, el gran éxito de C. Tangana, aún top 15 en España (streaming álbumes) 20 semanas después de su edición.

Hablamos con Christian Quirante sobre los detalles de ‘Ídolo’, sus inicios en Arkestra, o sus planes de futuro, que incluyen nada menos que a Javiera Mena, Jesse Baez, Juanes y posiblemente -solo posiblemente- su admirada Kali Uchis. C. Tangana presenta este viernes 2 de marzo ‘Ídolo’ en Barcelona y Alizzz estará obviamente por allí y en el after-party de Razzmatazz junto a Steve Lean y Livinglageinvenus, entre otros. Las entradas para el concierto son 20 euros en Ticketea, 28 euros para el concierto + after party. Foto: Alba Ruperez.

Hace bastantes meses que sacaste tu último EP de 3 canciones. Obviamente has estado liado luego con ‘Ídolo’ y ‘Guerrera’, ¿pero has podido avanzar algo este año con tu proyecto en solitario?
Sí, he estado haciendo otros singles, y trabajando con otros artistas, a raíz de trabajar con Pucho. He dejado un poco de lado mi proyecto, que tenía otro sonido bastante diferente a lo que he hecho con Pucho. Con todo lo que ha pasado este último año y todas las influencias, mi sonido ha cambiado mucho respecto a ese EP, ya no me reconozco ahí, de hecho. Sí que quiero seguir con mi proyecto en solitario, pero yo creo que va a tomar otra forma, otro sonido. Tengo canciones hechas pero tengo que cuadrarlo todo y encontrar la salida guay de todo eso.

“Mi sonido ha cambiado mucho respecto al último EP, ya no me reconozco ahí, de hecho”

Canciones tuyas como ‘Your Love’, y alguno de sus remixes o ‘Pull Up On Me’, son auténticos tiros para bailar o correr, pero tu producción y paleta de sonidos parece bastante variada. ¿Alguna canción tuya de la que estés particularmente orgulloso y por la que no te pregunten tanto?
Estoy muy orgulloso de mi EP en Arkestra de 2013. Me parece que se ha mantenido en el tiempo súper bien, cumple 5 años y aunque la producción no está tan afilada como lo que he hecho en los dos últimos años, tiene una frescura que no sé ni de dónde saqué, no me acuerdo de qué escuchaba, pero me flipa cómo se ha mantenido en el tiempo. La canción ‘In Chains’ la ha cogido DoJa Cat, una cantante de R&B de Los Ángeles, y se ha cantado algo encima. Ha hecho una canción nueva con eso y la ha metido en un disco suyo que saldrá por Sony.

¿Qué opinas de la deriva de Arkestra? Hay gente mezclando géneros desde el principio, tipo Bflecha, como tú, pero no todos han tenido tu recorrido…
Ojalá sigan sacando música, siempre que sacan algo es porque tienen algo que aportar, influir en los demás como me influyeron a mí. Yo creo que los ritmos de edición que hay ahora son muy jevis, hay que estar muy encima, hay que sacar música cada muy poco y si no tienes esa mentalidad, es complicado meterse en el mercado. Es lo que le puede pasar a Arkestra o a grandes artistas que hacen muy buena música pero les cuesta seguir el ritmo del mercado actual.

“Algo que estamos haciendo desde España es traer el sonido canadiense y norteamericano e integrarlo dentro de la música latina (…) enriquecer de manera más sofisticada y elegante el sonido latino”

Hay algún ritmo R&B, algo un poco Major Lazer en tu música, pero en general en solitario pareces mucho más británico que cuando trabajas con otra gente. ¿Te ves “British” a ti mismo, próximo a… yo qué sé, Basement Jaxx, Jamie xx, Charli XCX, Disclosure… gente así o no especialmente?
Hace un tiempo me veía más americano que British, la escena de Australia incluso. Pero me he ido alejando, me ha tirado mucho más Latinoamérica, África… y me siento parte de ese otro mundo mucho más. Me sigue molando lo que viene de Canadá, obviamente Estados Unidos o Inglaterra, pero me siento más parte de la sociedad donde vivo y donde me he criado.

Algo que estamos haciendo desde España es traer ese sonido canadiense y norteamericano e integrarlo dentro de la música latina. Al menos es lo que yo estoy haciendo, Pucho también. Es una seña definitoria de lo que estamos haciendo diferente al resto de latinos, enriquecer de manera más sofisticada y elegante el sonido latino.

Las listas británicas están un pelín aburridas desde la llegada del streaming, no parece tan fácil que se favorezca a talentos de la electrónica nuevos como hace unos años Disclosure o AlunaGeorge, por donde podías quizá haberte hecho un camino en aquellos años tú mismo. ¿Cuál es tu opinión al respecto?
Creo que no es momento de mirar hacia afuera ahora mismo. El mundo anglosajón es un mundo que no te quiere, he hecho esfuerzos para formar parte y hacerme un hueco. Alguna vez he estado cerca, y alguna vez me han dado con la puerta en las narices cuando parecía que ya estaba hecho, en plan sellos discográficos importantes, y me he sentido un poco frustrado por intentar entrar en ese juego. He notado más reticencia, son más escépticos a que alguien fuera de esa cultura entre ahí.

Estamos en un punto en el que desde donde estoy, en la sociedad y la cultura donde estoy, podemos desarrollar una carrera larga, importante, y que sea el mundo anglosajón el que luego venga para mí. No yo intentar ir para allá, sino crecer donde me quieren, donde empiezo a ser un artista más importante, y esperar a que si quieren… que vengan.

“Creo que no es momento de mirar al mundo anglosajón (…) Ahora mismo me interesa más trabajar con gente a mi alcance, artistas importantes de Latinoamérica que con los de UK y USA. Tienen una repercusión similar y me es más sencillo, agradable y gratificante”.

A diferencia de lo que pasa con C. Tangana, tus principales oyentes en Spotify están en Chile, Los Ángeles y México, por encima de Madrid o Barna, ¿a qué crees que se debe? Y sobre todo, ¿ves tan lejano trabajar con vocalistas de primera línea de UK o USA?
El mundo anglosajón es muy reticente, como te digo. Ahora mismo me interesa más trabajar con gente al alcance, artistas importantes de Latinoamérica, que los de UK y USA. Tienen una repercusión similar y me es más sencillo, agradable y gratificante. Pero no lo veo lejos tampoco, estoy dando pasos, estoy mandando canciones y pueden pasar cosas. Pero no lo veo como algo a lo que aspirar, sino como algo más. Para mí ahora mismo los artistas importantes no depende de en qué país estén. Si viene alguien de UK y USA, bien, pero si no, ya tengo gente importante con la que trabajar en el plano latinoamericano.

¿Nos podrías mencionar un par de los proyectos o mixtapes o canciones que te hayan encandilado en los últimos 3-4 meses?
Creo que a la que he estado más enganchado este año ha sido a Kali Uchis, en especial a ‘Nuestro planeta’ con Rude Boyz, un tema más reggaetonero pero súper classic. Luego mucho africano, tipo Wande Coal, Davido, Tekno o Mr Eazi. Si me tuviera que quedar con un tema sería ‘Skintight’ de Mr Eazi, igual es el que más he escuchado. Saliendo de eso, dvsn, que son de la esfera OVO de Drake, es R&B clasicorro, pero que suena mazo actual. No me quedaría con ningún tema, son súper constantes y me flipa todo.

¿Quién crees que puede dar la sorpresa y hacer el disco del año este año?
Disco igual el de Kali Uchis, lo espero súper ansioso. Tuve la suerte de trabajar con ella en un tema, pero de momento es una demo y no sé si al final saldrá o no. A mí me mola bastante, pero no sé qué hará…

La versatilidad parece tu seña de identidad. Cuando oí el piano salsero de ‘Mala mujer’, pensé que habría una co-autoría de alguien más clásico, pero es vuestra nada más, como ‘Guerrera’, que es más disco-house. ¿Hay mil Alizzz escondidos en contra de lo que creíamos?
Yo creo que si coges todo el trabajo que he hecho hay un hilo conductor, un sentido, un sonido que se palpa. Si me has escuchado siempre, incluso te diría que ‘Mala mujer’, que es como el escalón más gordo de sonido, sí tiene cosas, manera de tocar los pianos y hacer arreglos que me identifican. Sí que el disco de C Tangana ha sido un escalón muy grande de sonido con lo que estaba haciendo, pero no puedo perder la esencia de lo que hago porque soy incapaz de hacer la música de otra manera.

Después de este salto de sonido, creo que lo que estoy haciendo ahora mismo tiene un sonido que se mantiene respecto a esa paleta última con la que estaba trabajando. Me gusta repetir fórmulas, sonidos, como las voces africanas que estoy usando un montón, y creo que nadie lo hace, los samples… Me gusta insistir en eso, para que en cuanto lo escuches, sepas que lo he hecho yo.

Sobre el piano salsero, estábamos escuchando bastante salsa. La canción noté que tenía ese aura. Empecé a escuchar librerías de salsa y encontré un piano de ese rollo, con esa manera tan definitoria de la salsa. Lo probé ahí, y me pareció guay, pero súper raro, no lo había escuchado nunca. Se lo envié a Pucho y me dijo: “este es el beat más comercial que has hecho, tenemos que hacer algo con eso”, y el resto es historia.

¿Harás cosas cada vez más distintas en el futuro?
Hacer cosas diferentes es una de mis preocupaciones o señas de identidad. Ahora mismo trabajo con gente muy diversa, sigo haciendo temas con Pucho, estoy haciendo temas con Juanes, estoy trabajando en el disco de Javiera Mena… estoy tocando un montón de palos.

Sony y C. Tangana no quisieron hacer edición física de ‘ídolo’, en sintonía con los tiempos que vivimos. ¿Tú estabas de acuerdo? ¿Tampoco eres un gran coleccionista de físico?
Creo que es una decisión acertada, es como un statement, hacer un disco de ese calibre, saber lo que has hecho, pero que también marque tendencia en ese aspecto. Lo único que me hubiese gustado de que saliese en físico es tener una especie de recuerdo. Igual en algún momento alguien decide dar el paso y convertirlo en una pieza de coleccionismo.

Al margen de eso, el no tener los créditos delante, aparte de los que ahora nos da Spotify, que algo es algo, nos impide ver cuánto de orgánico hay en ‘Ídolo’. Antón nos contó que en ‘Mala mujer’ metisteis una cuica. ¿De dónde salió? ¿Hay muchos instrumentos analógicos o es casi todo “electrónico/digital”?
Si por orgánico te refieres a ghostwriters, gente de industria currando en la sombra, gente que trabaja más por dinero, te puedo asegurar que no hay nadie. El disco lo produje yo entero, Antón escribió todas las letras y luego hay co-producciones, “Livinlarge” en dos temas, El Guincho y Horror Vacui. Los mixes los he hecho yo menos ‘De pie’ que hizo El Guincho. Las voces las mezcló todas Pucho menos ‘De pie’ y ‘Mala mujer’. Y el master lo hizo otro man, que se llamaba Chris Athens, que ha masterizado cosas de Drake y peña así tocha.

Todo el disco está hecho de manera digital, no hay guitarras ni pianos. Todo está hecho con software, tengo un sinte pero no lo utilicé en todo el disco. Todo está hecho con el ordenador que tengo en el estudio.

¿Y la cuica?
La cuica fue idea de Pucho, él quería meter ese instrumento aunque no sabía cómo se llamaba, sabía el sonido que hacía y que era brasileño. Fue gracioso cómo me cantó el sonido que hace. Estábamos en el estudio juntos en Castelldefels, empezamos a buscar y vimos que era una cuica, me puse a buscar librerías de ese instrumento y lo encontré, e intenté reproducir lo que Pucho me cantaba. Mola mucho ese instrumento, se toca por fricción, tiene un agujero y le metes el brazo entero.

¿Cómo trabajasteis este disco y también con El Guincho y otros productores? ¿Funcionáis a través de mail o ha habido bastante viaje entre Madrid y Barcelona u otros lugares?
Fue a distancia, con Pucho hablamos un año prácticamente entero, llamadas, mails, chequeando WhatsApp casi cada día, por nimia que fuese la conversación. También yo iba a Madrid, él venía aquí…

Con los otros productores igual, con LivinLarge nos hemos conocido, pero el curro ha sido por teléfono. Con El Guincho me he visto más porque somos colegas, nos vamos viendo y tenemos más proyectos juntos para el futuro. También, nos gusta trabajar a cada uno en nuestro sitio, y luego reunirnos para poner en común.

¿Hay alguien joven o novel con quien te gustaría trabajar sí o sí, ves asequible pero se te está resistiendo y ya has desistido?
Voy descubriendo a gente que empieza que mola, y de hecho tengo algún proyecto de hacer música con gente que incluso no tiene canciones, pero no quiero decir quién es, porque creo que no está aún en un punto donde lo pueda decir, ¡que me lo van a robar!

Por el contrario, ¿algún artista asentado o mayor, algún ídolo cuya carrera como productor te verías capaz de enriquecer?
Soy poco mitómano y de ídolos. La gente con la que me muero por trabajar no lleva demasiado tiempo, está en un punto entre emergente y artista consagrado, como Kali Uchis, A. Chal o Javiera. Son con los que me mola más trabajar. Hay artistas que me flipan de siempre Frank Ocean o Rihanna, ojalá, pero no tengo uno en concreto que diga: “¡buah!”. Tampoco me esmero mucho en hacer llegar música a alguien en concreto, sino que todo me va llegando… y yo agradecido.

En cuanto a producción, indudablemente has estado involucrado en uno de los discos de pop más importantes de los últimos tiempos, que además has co-escrito, ¿no llaman a tu puerta constantemente otros artistas pequeños o incluso multinacionales para que co-escribas y produzcas sus discos? ¿Qué tiene que tener un artista para que le digas que sí? ¿Es una cuestión económica, de tiempo o de feeling?
Me han llegado muchas propuestas de artistas pequeños, intento escuchármelos todos por si hay alguna joya que no conozco. De artistas y multinacionales, me han llegado un montón. Me he metido en pocos proyectos porque tengo poco tiempo, tengo que ser selectivo y tengo que ver que yo puedo subir ese proyecto de alguna manera. No es cuestión de pasta, obviamente tiene que haber pasta porque tiene que ser un proyecto serio. Si no hay pasta porque es alguien que está empezando, tiene que ser algo que me llame especialmente la atención. Pero lo principal es que yo vea algo especial y que vea que puedo hacer que ese proyecto suba unos cuantos peldaños.

Me he metido en el último disco de Javiera Mena, de los que puedo hablar, con Juanes están saliendo cosas interesantes, con Jesse Baez estoy haciendo cosas, aparte de con Pucho. Hay cosas acabadas, serias, puestas sobre la mesa. Con los artistas que no quería trabajar, no te lo puedo decir, porque no quedaría muy bien (se ríe).

Como co-autor y productor electrónico, ¿tus artistas de referencia van más en la línea de, yo qué sé, Roni Size o Goldie por decir alguien, o también te fijas en productores clásicos?
Me fijo mucho en la producción, saber quién la ha hecho me interesa. Pero no suelo basarme en productores en especial. Tengo mis trucos, mis obsesiones incluso, que hacen que todo suene a una manera y no a otros productores. Si te tengo que decir nombres, por ejemplo, Benny Blanco, un productor de pop que lleva mil hits de los guapos que se escuchan en radio. Sky, el productor de J Balvin, produce súper fino, y luego Metro Booming me parece el mejor en la movida más rap.

‘Lo malo’ es un buen tema, engancha, pero a la canción le falta producción, que suene a lo que están intentando vender, un hit, una canción del verano súper tocha (…) hay una burbuja alrededor de Operación Triunfo que hace que productos que no sean de la calidad del mercado estén teniendo ventas y escuchas”

Te intentamos animar a remezclar ‘Lo malo’ en Twitter. Por curiosidad, ¿qué te parece la canción por estructura, letra y acabado, a falta de oír su versión final? Además, has comentado el paralelismo entre “Chico malo” y “Mala mujer”…
Lo decía medio en coña, pero si me hubiesen propuesto producir la canción, darle una vuelta a lo que ya había, me lo hubiese pensado. No sé si lo hubiese acabado haciendo. Hacer un remix no, no me apetece. A la canción le falta producción, que suene a lo que están intentando vender, un hit, una canción del verano súper tocha. Está teniendo un hype que flipas, no sé si he visto que era la canción más escuchada o vendida, pero no me parece que el acabado sea de ese tipo de canción. Creo que hay una burbuja alrededor de Operación Triunfo que hace que productos que no sean de la calidad del mercado estén teniendo ventas y escuchas.. Pero aparte de la disertación de la producción, y OT, la canción es un buen tema, engancha. Y ellas dos, Aitana y Ana, me molan bastante y creo que van a tener unas carreras importantes e igual hay tiempo de currar juntos en el futuro.

Etiquetas:
  • xabier

    Ponte de rodillas ante lo que ha dado (y sigue dando, pero hay que bucear un poco) el pop rock anglosajón. ja, ja, ja.

  • Frank

    Cuánto va a durar esta gente? Es desolador.

  • Gass

    Interesante esta entrevista si te dedicas a la producción musical pero triste saber que al final todo son samples y sonidos preestablecidos. De modo que innovación en cuanto a sonido 0. Sólo mezclas de sonidos y estilos. No lo critico pero se hecha en falta que haya otro tipo de productores que jueguen con los sonidos y que las nuevas generaciones de jóvenes puedan tener de referente.

  • Justipop

    Menudo morro tiene este tío… plagiar el “work” de Rihanna y Drake para el capullo de Tanganito y la flamenquita de palo del momento ahora se llama “enriquecer de manera más sofisticada y elegante el sonido latino trayendo el sonido latino… que poca vergüenza…

    Y luego dice que le encanta el productor de J.Balvin… otro al que le plagió Safari… En fin para producir a artistuchos de cuarta como Tanganito está muy bien este tipo, pero obviamente una artista de primera como Rihanna que siempre va innovando no va a llamar nunca a un copioncete sin talento.

  • xabier

    Con quien ha empatado este memo?

  • xabier

    Mira por el agujero del retrete, flipao.

  • ヒメネス ペドロ

    El mundo anglosajón le cierra las puertas porque no necesita a un pedante que se dedica a plagiar lo que ya se ha hecho. Y ya le gustaría que le llamaran para remezclar “Lo Malo”. #cantamañanas #singermornings

  • ヒメネス ペドロ

    Es catalán?

Send this to a friend