U.S. Girls / In a Poem Unlimited

Por | 08 Mar 18, 16:32

Como sabrás si has escuchado ‘Half Free’, Meg Remy de U.S. Girls está hasta el coño de la guerra, la violencia doméstica, el patriarcado, el machismo y la violación. Y en ‘In a Poem Unlimited’, su nuevo disco, ha encontrado la manera más directa, accesible y atractiva de contártelo, ya que el disco presenta una serie canciones redondas como pocas veces en su carrera, interpretadas, además, junto un grupo de músicos de carne y hueso, al contrario que en sus anteriores trabajos, dotando al disco de mayor cuerpo.

En ‘In a Poem Unlimited’, U.S. Girls emplea formas disco, R&B y funk, aunque como siempre desde un prisma turbio, siniestro y psicodélico, para contarnos historias sobre mujeres víctimas de la violencia, y no es casual que esto ocurra, ya que estos son estilos que nacieron de la opresión. Y U.S. Girls se los apropia en ‘In a Poem Unlimited’ para alzar el puño contra el patriarcado, una lucha relevante más que nunca en 2018, como pone de manifiesto la huelga feminista del 8 de marzo en España, pero también para hacer bailar a la gente, como ella misma ha reconocido en una entrevista. Sin ir más lejos, el primer single del disco, ‘M.A.H.’ (“mad as hell”), en su aproximación al disco clásico no podría ser más Baccara, pero el tema habla de los bombardeos de Estados Unidos a países de Oriente Medio llevados a cabo por drones durante la administración de Barack Obama. ¿Qué se esconde tras la sonrisa más carismática del imperio americano?

La deslumbrante ‘Velvet 4 Sale’ utiliza un estilo de glam-rock psicodélico para fantasear en su letra con la realidad de una mujer que se toma la justicia por su cuenta. La canción empieza con una frase tan demoledora como “has estado durmiendo con un ojo abierto, porque sabes que siempre puede volver”, situando a Meg Remy como voz interior que coerce a esta persona a actuar. “No des razón alguna”, justifica Remy, “ínstales a ellos el miedo que surge de ser presa”. Remy tiene suerte de no ser española, porque si lo fuera, ya se sabe dónde podría terminar cantando una frase como “asegúrate de que al menos una bala le atreviese el ojo, ya sabes que siempre pueden venir a por más”. En la cabaretera ‘Rage of Plastics’, Remy cuenta honestamente su experiencia personal y su “ira” es palpable en el feísmo de los vientos, y también en frases tan comedidas, pero llenas de rabia, como “me dieron un lacito, y me dijeron que corriera”. Como ha contado en una entrevista, “desde joven he sufrido abusos, y lo que se me ha dicho siempre es que me aguantase, porque es parte de la vida”.

La mayor parte de ‘In a Poem Unlimited’ ocurre, de hecho y como sucede en ‘Rage of Plastics’, en algo más parecido a la vida real. En la industrial ‘Incidental Boogie’, de amenazante base rítmica, Meg interpreta a una mujer que ha asumido el papel de víctima hasta el extremo, confundiendo violencia con amor y cantando, al borde de la locura y la desesperación, que su pareja le “pega”, pero no demasiado, para que “yo pueda seguir trabajando”, y la reflexión a la que llega es escalofriante: “la vida no tenía sentido sin un puñetazo, y la vida era demasiado tranquila sin que nadie me gritara”. En la sensual ‘Pearly Gates’, que cual ‘La isla Bonita’ incluye guitarras españolas, castañuelas y simbología religiosa, la situación es tan desesperada que, canta Remy, una mujer no está segura ni en las “puertas del cielo”, y que una vez muerta, puede violarla hasta San Pedro.

También hay en ‘In a Poem Unlimited’ tiempo para la empatía, la comprensión y la paz, como sucede en la atmosférica y melódica ‘Rosebud’, una canción cautivadora como pocas oirás este año. Quien haya visto ‘Ciudadano Kane’ reconocerá al instante este símbolo de la inocencia perdida y la esperanza, el capullo de rosa, que en el contexto de este disco oscuro y lleno de violencia, da lugar a un momento de serenidad sobrecogedor. En la letra, Remy sugiere a su oyente que conduzca “a través de los recovecos más oscuros de su mente, y tenga piedad”; solo así logrará conectar de nuevo con inocencia que lamentablemente perdió en algún punto del camino.

La accesibilidad de estas canciones se potencia, por supuesto, gracias a un trabajo musical experto por parte de la banda de U.S. Girls, que suma una riqueza instrumental inédita hasta entonces en su discografía. Solo en este disco podría haber tenido cabida un delirio funk de 8 minutos como el de ‘Time’, que parece inspirado en Curtis Mayfield. La canción parece querer decirnos que para dirigirnos hacia “algún lado” de verdad, para cambiar las cosas, queda muy poco tiempo, y es una suerte tener a artistas como U.S. Girls para animarnos a acelerar el proceso y a hacer posible que la lucha feminista, no solo se pueda defender y sufrir, sino que también se puede bailar.

Calificación: 8,1/10
Lo mejor: ‘Velvet 4 Sale’, ‘M.A.H.’, ‘Rosebud’, ‘Pearly Gates’
Te gustará si te gusta: Ariel Pink, Nite Jewel, Sean Nicholas Savage, Mr. Twin Sister, Class Actress
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • DAS ASCO

    DISCAZO, de lo mejor en lo que va de año.

  • WifiCause

    No sé a vosotros, pero a mí es un disco que me remite muchísimo a la “etapa indie” de Kylie en los noventa.

  • Ripley

    Acabo de escucharlo motivado por el texto y es tremendo. Me flipa muchísimo ‘Time’, tanto como la apertura de ‘Velvet 4 Sale’, ‘M.A.H.’ o ‘Rosebud’, pero ese cierre… Muy top.

  • Adri Hernández

    de mis tres favoritos de este año, junto a car seat y mgmt

  • pablooscarzine

    Magnífico! Añadiría Pearly Gate (estupenda la referencia a La isla bonita), cuyo vídeo es España estaría prohibido por eso de la ofensa al sentimiento religioso tan manido por los ultracatólicos…

  • CRL

    En absoluto, sin mencionar que las voces son similares

  • barcelonafan

    Este disco es una pasada. No habia oido hablar de este grupo en mi vida. Gracias!

Send this to a friend