David Bisbal, disco de 2009 para TVE

Por | 31 Dic 09, 4:00

bisbal_año¿Cuántas veces puede caer al año la frase «este es el disco del año» en un site de música? TVE viene haciendo últimamente una gala al respecto cuando se aproxima la Nochevieja que nos hace pensar mucho en la contextualización de una frase, así en general. Pero a pesar de que la música de este programa siempre es horrible y a Anne Igartiburu nunca la llamen para ser jurado del Proyecto Demo, la gala siempre deja una ristra de suculentos titulares la mar de pizpiretos. Estos podrían ser algunos de los de este año: «Alejandro Amenábar reivindica ‘Absolutamente‘ de Fangoria», «Ana Torroja tararea sus propias canciones mientras las versionan otras», «Anne Igartiburu presume de conocer a Macaco antes de que se hicieran famosos» o «Amaia Montero no estaba borracha en los premios de Los 40 Principales«.


Lo mejor (con diferencia) de este programa es que siempre preguntan a un montón de famosos cuál ha sido su disco del año. Se encuentra con un micrófono en la boca y la complicada pregunta la persona más insospechada. Así, vemos a Miguel Induráin diciendo que es el de Amaia Montero, aunque reconoce no entender mucho de música; a Miguel Bosé votando también por Amaia; a Bimba decantándose por Los Chichos; a Ana Obregón por el dueto entre Manuel Carrasco y Malú; a Boris Izaguirre por ‘Gran City Pop’ de Paulina Rubio; a Santi Millán por Raphael; a Juan Aguirre de Amaral por Pereza; a un irreconocible Enrique del Pozo por Labuat; a una Labuat que se reivindica a sí misma; a Marta Sánchez barriendo también para casa, pero menos (Carlos Baute), más o menos tanto como Alejandro Sanz (Shakira); a Chenoa revelando que es fan de Fito y Fitipaldis; a Nuria Roca, Bibiana Fernández y Rosa Díez votando por Bebe o a Raquel Sánchez Silva, Amenábar o David Delfín saliendo del armario públicamente como fans de ‘Absolutamente’ de Fangoria. Algunos de ellos, a juzgar por el comentario de Ana Álvarez («de los que me habéis dicho, ‘Loba’), aparentemente después de que los redactores les sugirieran unos cuantos nombres, quizá los de los finalistas del programa.

El homenaje del año fue para Mecano por sus «30 años de carrera» (suponemos que 30 años desde que empezaron, porque su carrera terminó oficialmente en 1992, para sólo volver fugazmente en 1998), una plasta ya inaguantable que está perjudicando seriamente unas canciones que eran bastante monas. ¿Quién querrá que hagan esto con su grupo favorito? En cualquier caso, fue curioso ver a Malú interpretar ‘Mujer contra mujer’, a Amaia Montero ‘Me cuesta tanto olvidarte’ y a Chenoa ‘Barco a Venús’ mientras la Torroja observaba y tarareaba desde una esquina y la Igartiburu se contoneaba. Casi tan surrealista como la conexión híper extraña con Nacho Cano que pretendía parecer en directo, pero que si lo fue, desde luego no lo pareció.

Entre las actuaciones, quizá con decir que Labuat, haciendo bossa a pesar de su maquillaje y peinado de siniestra, fue lo mejor de la noche, está todo dicho. Ver a Bisbal, ganador a la postre del premio al mejor disco por ‘Sin mirar atrás’, por cortesía de los sms del público, corriendo por el escenario da un mal rollo, cercano al miedo, indescriptible. Pero sí fue muy entretenido observar atentamente la miniconversación de Anne con Amaia Montero, casi artificialmente larga, como para que el espectador pudiera comprobar que en lo de Los 40 la ex Oreja no estaba más pedo que Alfredo. Simplemente es que ahora habla así.

La Tienda JNSP