The Tallest Man On Earth / The Wild Hunt

Por | 20 Jun 10, 20:58

ttmoe.lpjacket4La música de The Tallest Man On Earth lleva a equívoco. Escuchándole, uno se imagina a un curtido músico de Iowa con sus buenos callos en las yemas de los dedos producidos por las duras cuerdas de su guitarra acústica, en la que practica una y otra vez el cancionero de Leadbelly y, sobre todo, los álbumes del Dylan circa ‘The Freewheelin´’. Y sin embargo estamos ante un joven de 27 años llamado Kristian Mattson nacido en la provincia sueca de Dalarna. Casi sin darnos cuenta, este país nórdico se ha convertido en la primera potencia exportadora de música pop del viejo continente.

Tras un primer álbum que recibió grandes elogios y que le valió girar con artistas como Bon Iver, el sello norteamericano Dead Oceans (Bowerbirds, Bishop Allen) se fijó en Kristian y puso los medios para la grabación y promoción internacional de este ‘The Wild Hunt’. Su sonido, aún crudo y naturalista, es más pulcro que en aquel ‘Shallow Grave’, que hasta tenía pajarillos e insectos en el sonido ambiente. Aquello era muy simpático, pero la palpable mejora en la calidad de la grabación supone un paso adelante para el hombre más alto del mundo, un Mattson cuya voz suena ahora más trabajada y convincente, un valor añadido para estas canciones. Afortunadamente, esa profesionalización no ha ahuyentado esa forma tan apasionada y característica en que interpreta sus piezas de folk acústico, equidistantes entre Dylan y Drake. Estamos de acuerdo en que, musicalmente, Mattson no ofrece nada que no sepamos ya al dedillo pero lo verdaderamente valioso de un álbum como ‘The Wild Hunt’ sigue estando en esa pasión, no siempre palpable pero sí latente, en su cantar y su tocar canciones erigidas en himnos, con un marcado carácter melódico y pop.

La menuda figura de este sueco contrasta con su voz rotunda que, sin dejar nunca de recordar la del autor de ‘The Times They Are A-Changing’, gusta de jugar con inflexiones vocales propias del ragga y marcados contrastes de dulzura y fiereza, apoderándose del espacio sonoro con vigor en canciones tan notables como la que da nombre al álbum, el single ‘King Of Spain’, ‘Burden Of Tomorrow’, ‘Troubles Will Be Gone’, que incesablemente van dejando una impronta en el oyente, como sacando a la superficie sensaciones ya enterradas y olvidadas de un gozo primigenio y puro. Sus trovas, que circulan sobre una delgada línea entre la realidad y el ensueño, hablan de amor y muerte pero celebran la vida. Este álbum estremece y acongoja no pocas veces, pero no por mostrarnos algo oscuro y desolado sino más bien por invadirnos con una reconfortante luz, caliente y cegadora.

Calificación: 8,2/10
Lo mejor: ‘The Wild Hunt’, ‘King Of Spain’, ‘The Drying Of The Lawns’, ‘Burden Of Tomorrow’
Te gustarán si te gustan: J. Tillman, Bon Iver o, sí, Bob Dylan.
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP