Paul Weller / Wake Up The Nation

-

- Publicidad -

Paul Weller / Wake Up The Nation

Cuando pensamos en un artista o grupo cuya carrera esté plagada de éxitos, realmente pocos nombres salen a relucir, porque no es raro que a muchos grandes de la música les salga un disco flojo, por falta de inspiración o por intentar adaptarse a lo que marcan las nuevas tendencias. The Beatles serían uno de esos nombres, y el hombre que nos ocupa en este artículo es otro ejemplo, porque durante todos los años que lleva en el negocio, ya fuese al frente de The Jam, liderando a Style Council o en solitario, Paul Weller no ha dado puntada sin hilo (tal vez la última etapa de su anterior formación con Mick Talbot palidece en comparación con todo lo demás, pero eso es pecata minuta al considerar el conjunto de grandes álbumes que tiene bajo su nombre). Con los maravillosos años 60 y la Motown en el epicentro creativo, siempre ha sabido dar el giro oportuno para que su propuesta siguiese fresca e interesante. Tras el largo y conceptual ’22 Dreams’ (2008), el nuevo álbum, ‘Wake Up The Nation’, es casi diametralmente opuesto: 16 cortes en algo menos de 40 minutos.


La psicodelia y el soul se juntan de nuevo, pero de una manera más directa y agresiva (y concentrada, porque la media de duración de los temas aquí presentes es de 2 minutos), como en sus años con The Jam, y puede ser casualidad o no, pero Weller ha contado con Bruce Foxton, bajista de la legendaria formación. El tema en el que colabora, ‘Fast Car/Slow Traffic’, podría haber sido tranquilamente de ellos, escrito a finales de los 70/principios de los 80 y recuperado aquí.

- Publicidad -

‘Wake Up The Nation’ da la sensación de ser un mixtape más que un álbum per se al mezclarse ritmos y estilos de manera casi aleatoria: el rhythm and blues de ‘Moonshine’ y ‘Wake Up The Nation’ dan paso a la soulera ‘No Tears To Cry’. ‘Andromeda’, también de tintes soul, cambia repentinamente a ‘In Amsterdam’, una instrumental psicodélica, y todo casi sin darte tiempo para respirar.

Al pasar por el meridiano del disco, encontramos juntas a dos de sus más preciadas gemas, ‘Find The Torch, Burn The Plans’, la cual podrían haber firmado los últimos No Age si fuesen más retro, y ‘Aim High’, con un retorno de Paul al falsete (y que debería hacer revolverse en su tumba al mismísimo Isaac Hayes por no haber tenido la oportunidad de cantarla). El contenido político del homónimo y antes citado primer single tiene continuación en ‘7&3 Is The Strikers Name’, dedicada a la casa real británica de parte de Weller y de Kevin Shields, ilustre colaborador que visitó el estudio con su ristra de pedales. No es que la trayectoria del Modfather necesitase un soplo de aire fresco, pero de todos modos este álbum lo es, y en todo caso respalda su estatus de leyenda.

- Publicidad -

Calficación: 7,8/10
Lo mejor: ‘Wake Up The Nation’, ‘Find The Torch, Burn The Plans’, ‘Aim High’
Te gustará si te gusta: todo lo que ha hecho Paul Weller hasta la fecha
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.

Adiós a Françoise Cactus y su manera irrepetible de entender el pop

Jaime Cristóbal escribe sobre la manera de entender el pop de Françoise Cactus, "caótica, brillante, inconsciente, sexy, humorística, romántica, desprejuiciada y multilingüe", a través de uno de sus 7".