El sensacionalismo o no de ‘Vuelo IL 8714’

Por | 09 Sep 10, 0:51

Telecinco ha emitido la miniserie ‘Vuelo IL 8714’, inspirada en el accidente de Spanair en Barajas hace dos años, a pesar de que la asociación de afectados del vuelo había recogido 40.000 firmas para impedir su emisión y de que la investigación judicial para esclarecer los hechos no ha terminado. Es delicado realizar ficción y por extensión hacer dinero a partir de sucesos reales tan dolorosos, aunque ha sido habitual (‘United 93’, ‘Viven’, etc), pero lo cierto es que por esta vez, el resultado ha sido bastante comedido.


La cadena amiga ha presentado este producto en un momento de imagen nefasto, entre Sálvames y Sálvames Deluxe que se retroalimentan a lo largo de toda su parrilla, y por tanto es normal que tanta gente haya alzado la voz antes siquiera de ver la serie. Como idea y sólo dos años después de la tragedia, tira bastante para atrás no sólo por su oportunismo sino por las más que posibles variaciones del guión con respecto a lo que pasó, sin duda alterando la percepción de la realidad del pueblo por mucho que estén disculpadas con un bonito rótulo en la cabecera.

Sin embargo, el guión presenta un inusitado respeto por las víctimas hasta el punto de que no sólo no aparecen personajes reales sino que ni siquiera se han creado otros parecidos para sacar la lágrima fácil: apenas se esbozan nombres y ni siquiera perfiles (de la mayoría apenas sabemos que tienen miedo a volar). Por el contrario, la serie se centra en la investigación del accidente y en una penosa lucha de poderes entre investigadores, mecánicos, ex pilotos, ministerio, prensa y fabricantes del avión, que presenta al público una visión menos conocida de lo que puede suceder en un aeropuerto (aunque Spanair no ha tardado en protestar por la manera en que se presenta a su personal), algo que nos interesa a todos.

Estamos ante un producto televisivo y la factura no es histórica, pero Norberto López Amado, que ha dirigido algunos capítulos de ‘Acusados‘, ‘El internado‘ o la película de terror ‘Nos miran’, que por momentos tenía su aquel, ha hecho un trabajo aceptable gracias a unos pocos recursos técnicos y al atractivo de reunir de nuevo a Carmelo Gómez y Emma Suárez quince años después de los tiempos de ‘Tierra’, ‘Vacas’, ‘La ardilla roja’ o ‘El perro del hortelano’. Probablemente se haya enfrentado a este marrón por razones poco artísticas, pero lo cierto es que ya que se iba a hacer tarde o temprano sí o sí, parece una suerte que haya caído en sus manos. Y es que dicen que la audiencia ha castigado este producto (11% de share) por su sensacionalismo, ¿pero no habrá sido por todo lo contrario? 6.

Etiquetas:

La Tienda JNSP