‘The Runaways’, los estrógenos del punk

-

- Publicidad -

‘The Runaways’, los estrógenos del punk

Que una biografía obtenga el beneplácito de la persona biografiada, malo, hay que desconfiar. Y si encima está detrás del proyecto, peor todavía. El resultado es lo que se conoce como “biografía autorizada”, un mero instrumento literario para la promoción o la mitificación, según sea el caso.


‘The Runaways’, biopic sobre la banda de punk-rock femenina del mismo nombre, es una biografía autorizada en toda regla. Por un lado está basada en el libro ‘Neon Angel: the Cherie Currie Story’, autobiografía de la vocalista del grupo, Cherie Currie. Por otro, la guitarrista y compositora de la banda, Joan Jett, es la productora ejecutiva del filme. Otras “miembras” del grupo, como Lita Ford (guitarra) y Jackie Fox (bajo), no están de acuerdo con la película, pero no por motivos morales o intelectuales, sino crematísticos: no llegaron a un acuerdo sobre la venta de los derechos de su historia.

- Publicidad -

El resultado es el esperado: una sucesión de episodios que describen el fulgurante ascenso y caída de la banda, con greatest hits de fondo y textos finales a modo de “qué fue de…”. Sexo (poco, pudoroso y lésbico-chic), drogas (más, pero sin pinchazos ni nada demasiado sórdido, todo nasal y oral) y rock and roll (mucho y bueno). Punk profiláctico convenientemente domesticado y adaptado para los fans de las dos protagonistas: la inexpresiva pero pintona Kristen Stewart y una poderosa Dakota Fanning dándolo todo en las actuaciones musicales.

La reputada y oscura videoclipera Floria Sigismondi -famosa por su imitado vídeo para Marilyn Manson ‘The Beautiful People’- sale más o menos airosa de su debut cinematográfico, narrando de forma convencional pero efectiva la historia del grupo, criticando (y caricaturizando) la industria musical (el manager Kim Fowley es el malo, claro), y demostrando garra y talento visual en los números musicales, en especial el vigoroso momentazo ‘Cherry Bomb’. 6.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

‘Otra ronda’: Thomas Vinterberg ya puede ir brindando por el Oscar

Crítica del film en el que los personajes usan una coartada intelectual para, en vez de ir al psicólogo, ir pedo todo el día.

‘Shy Away’: ¿demasiado buena para Twenty One Pilots o demasiado floja para Twenty One Pilots?

"Parecen Two Door Cinema Club", concluye sobre lo nuevo de Twenty One Pilots uno de nuestros comentaristas, bajo estas...