Primavera Club 2010 Madrid: viernes

Por | 27 Nov 10, 18:34

El festival invernal llega a su culmen en el fin de semana. Para la jornada del viernes nos dividimos para asistir a Triángulo de Amor Bizarro, Cuchillo, The Hundred In The Hands y Mount Kimbie, por un lado, y Rubik, Wild Nothing, Holy Fuck y Los Massieras por otro.


Triángulo de Amor Bizarro es una banda extremadamente precisa y contundente, ya muy rodada, que ejecuta las canciones de sus dos álbumes sin dar apenas respiro, solo con un parón para evitar la electrocución en directo de Isa. El sonido de la sala Charada, sin ser perfecto (la voz de Rodrigo se reducía, en ocasiones, a un hilo), fue suficiente para demostrar la magnitud de una banda que no tiene absolutamente nada que envidiar a otras bandas internacionales, más bien al contrario (ya quisieran Wavves, por ejemplo, sonar así). Lo de esta noche en el CBA, si hay suerte, puede ser histórico. 8 Raúl

Rubik consolidaron su directo como el mejor del festival hasta el momento en el concierto que dieron ayer en la Neu!, el segundo en Madrid tras el ofrecido en la Nasti el día anterior (hoy tocan en La [2] de Barcelona). Parecen unos Broken Social Scene finlandeses, un supergrupo perfectamente conjuntado en el que cada instrumento, cada voz, encaja con precisión de relojería suiza. Atacaron el repertorio entero de su disco de debut, ‘Dada Bandits’, con una pasión inusual, brillando con luz propia temas como ‘Wasteland’ o ‘Fire age’. Sin fisuras. 10 Merridew

El dúo afincado en Barcelona Cuchillo llegó a un semi vacío y frío Círculo de Bellas Artes reforzado con la guitarra y los teclados de Henrik, músico sueco residente en Barcelona (líder de los muy recomendables Riverbranch), que aportó bonitos matices a antiguos hits (valga la expresión) como ‘Come With Me’ (sus toques a lo Ray Manzarek resultaron perfectos). Israel Marco y Daniel Domínguez oficializaron de nuevo ese rumor que dice que su álbum de debut no hacía justicia a su directo, el primero mostrando su ingenio con el pedal de loops y la guitarra y el segundo exhibiéndose como un imaginativo y a la vez contundente batería. Los nuevos temas de su nuevo EP, ‘Duat’, se mostraron igualmente poderosos que ‘Summertime In Sweden’ o ‘Black & White Numbers’. Necesitamos ya ese segundo álbum que sí logre retratar a los verdaderos, enormes, Cuchillo. 8 Raúl

Con la responsabilidad de defender en directo uno de los discos del año, ‘Gemini‘, Wild Nothing se personaron en la Rock Kitchen sobre las nueve y media de la noche y abordaron su dream pop de la escuela de Cocteau Twins de forma sencilla pero efectiva. Parece tarea fácil, porque canciones como ‘Summer Holiday’, ‘Bored games’ o ‘Chinatown’ se defienden por sí solas, pero Jack Tatum y los suyos supieron dotarlas de la delicadeza necesaria sin necesidad de acudir a sonidos pregrabados o trucos por el estilo. La sala no se llenó pero el público allí presente fue el más silencioso de todo el festival: por una vez se podía escuchar la música desde cualquier lugar sin temor a que fuera ahogada por las conversaciones de la gente que te rodeaba. Un pequeño pero: en la traslación al directo de la magia de ‘Gemini’ se echó en falta algo más de presencia en la voz, quizá demasiado baja. 7,5 Merridew

Curiosísimo resultó el set del dúo chico-chica del sello Warp, The Hundred In The Hands. Eleanor Everdell, espectacular, se plantó en escena con pinta de modelo que pasaba por allí (gracias sobre todo a la vocecilla que apenas salía de su micro), mientras Jason Friedman rasgaba su guitarra de manera inofensiva frente a una bonita (eso sí) torre de amplis Orange, que parecía atrezzo. Las bases pregrabadas fueron las únicas protagonistas durante las primeras canciones y el desastre era patente. Nunca esperamos esto viniendo de Warp. Pero tras quince minutos absolutamente infames, el sonido fue ajustándose hasta que, de repente, todo estuvo en su sitio y los neoyorquinos espantaron a golpe de ‘Pigeons’ y ‘Young Aren’t Young’ los fantasmas de bluff, ganándose con su pop sofisticado a una audiencia que ya parecía estar a otras cosas. Incluso, con el potente final de ‘Commotion’, lograron dejar las tablas entre vítores y aplausos. 6 Raúl

Ayer me reía con un amigo, justo antes del show de Mount Kimbie, al respecto de la etiqueta “post dubstep”. ¿Cómo puede haber un “post” para algo tan joven como el dubstep? Los londinenses Mount Kimbie demostraron que son post-lo-que-sea sencillamente porque buscan algo más allá de estilos establecidos. Hip hop, pop, electrónica, dub y rock son sus herramientas para construir algo personal y diferente que, se llame como se llame, resulta fascinante y evocador. Jugando con guitarras a lo The xx y un miniset de batería entre toda su parafernalia, Kai Campos y Dom Maker consiguen resultar sugerentes y emocionantes sin olvidar la bailabilidad, trasladando perfectamente las canciones de su debut ‘Crook & Lovers’ (magníficas ‘Field’ y ‘Maybes’) de los aurículares a la pista de baile. 9 Raúl

Holy Fuck no defraudaron en su segunda acometida al Primavera Club tras su actuación del jueves; es más, superaron su primer show y realizaron un concierto sin concesiones, una máquina de ritmo que hizo bailar a todos los que llenaron el Círculo de Bellas Artes. Los de Toronto plantearon su demoledora intervención con sabiduría y le dieron mayor musculatura a sus hits, con unos ‘Red lights’ y ‘Latin America’, momentos cumbre, más crudas y poderosas. 8 Merridew

El final de fiesta llegó con los Massieras. Para bailar sin complejos: los laptop convivían perfectamente con todo tipo de percusiones e incluso una flauta. Un broche final en el que por supuesto abordaron su versión pasada de rosca del ‘Rumore’ de Raffaela Carrá. La protagonista del video, Natalia Ferviú, hizo acto de presencia y subió al escenario a bailar como si no hubiera un mañana. No se bajaría hasta el final de la noche, cuando pasadas las cinco la gente abandonaba la Sala de Columnas del Círculo de Bellas Artes feliz pero con la desazón de ser consciente de que al día siguiente tendrá que afrontar de nuevo los ocho eternos tramos de escaleras para poder disfrutar de más música en directo. Merridew

  • Patrullero

    Pues a mi me parecio que Mount Kimbie se mostraron torpesy no me gustaron.

  • Patatus

    Los Wild Nothing hacen dream pop de la escuela de Cocteau Twins???? Ay que me atraganto!

  • A cat escaped

    Lo de The Hundred in the hands fue un timo y aún no entiendo qué hacían en el PC. Llevaban grabada hasta la respiración.

  • Guillermo

    Uno de los descubrimientos del PC en Madrid ha sido el muy decente sonido de la sala Charada.
    ¿Que al cantante de Triángulo etc. no se le oyó? Hummm… ¿por qué será?

  • Risingson

    Patrullero, lo de Mount Kimbie fue magnífico. Lástima que la gente de Madrid sea TAN PALETA que primero, les otorga con sus berridos y cotilleos, y segundo, cuando dicen “thank you” siguen hablando y no aplaude ni Dios. Vamos, lo que es ir a un festival para figurar.

    Arg.

    Os odio, madrileños, os odio. Si no me pillaran tan cerquita los conciertos aquí…

  • Felpudo

    Cuánto odio. Tómate una tila.

  • m.

    Es verdad que en Madrid hay una tontería que no se puede aguantar, pero mi sensación es que son precisamente los de provincias los que vienen aquí a hacer el moderno y el impresentable.

  • Patrullero

    @Risingson. Como andamos macho… El nivel de paletismo en madrid estadisticamente es el mismo que en cualquier otro lado, y muy a mi pesar, lo de Mount Kimbie fue torpe, ya sea porque tenian algun tipo de problema o que les falta mucho rodaje o alguna sustancia en el cuerpo que les sintonizara apropiadamente. Para mi fueron una gran decepcion, asi como lo de Hundred in hands, Small Black o Ganglians. Eso si, de gente como Smoke Fairies no esperaba nada, y les doy el aprobado.

  • Lo de la gente que va a contarse la vida en los conciertos es especialmente molesto en Madrid basicamente porque hay tanta oferta que la gente ya no ve los conciertos como algo especial.

    Anteayer en Cuchillo había una panda de mamarrachas que no paró de molestar todo el concierto.

  • null

    Viva Betacam y su razón.

  • Danipop

    y los que llevan mochilas de 15 kilos en 3º fila tambien…

Send this to a friend