WU LYF / Go Tell Fire To The Mountain

Por | 03 Sep 11, 17:04

En una época en que la información sobreabunda y el acceso a ella es tan inmediato que casi ha perdido su valor, los intentos de ocultar el más mínimo detalle llaman poderosamente la atención. Es tan habitual que un grupo tenga MySpace, Bandcamp, Facebook, etc. que solo por el hecho de no tenerlos conseguirá que las miradas se fijen en él. Los secretos son jugosos e incluso en el mundo de la electrónica, cuyos pioneros rechazaban una imagen pública para que la gente solo se centrara en la música, se ha caído en el juego de las máscaras. Las intenciones de gente como Burial o John Talabot –cuyos méritos musicales nadie pone en duda— pueden ser las más nobles, pero sin duda se han visto beneficiados por ese secretismo. Incluso en el mundo del jazz hubo un pequeño revuelo cuando Keith Jarret, quizá el pianista vivo más importante, prohibió el acceso a uno de sus conciertos a cámaras de televisión y fotógrafos e incluso el público debía dejar el móvil a la entrada.


Así las cosas, no es extraño que los mancunianos WU LYF hayan ganado popularidad gracias precisamente a “no buscarla”: su entrada en la Wikipedia era continuamente borrada, se resistían a ofrecer entrevistas y ocultaban bajo pseudónimos los nombres de sus miembros e incluso de su mánager (qué casualidad: es fundador de una agencia de publicidad). Si a ello le añades una imagen labrada a base de cierto gusto por lo esotérico (su propio nombre es un acrónimo, dicen, de World Unite! Lucifer Youth Foundation, ‘Go Tell Fire To The Mountain’ ha sido grabado en una iglesia) y por los recortes de periódico (no hay más que visitar www.worldunite.org), que consiguen dar un tono trascendente a su mensaje, redondeas la jugada.

Vale, ahora son populares, tienen una imagen que los diferencia, pero ¿y la música? La versión oficial cuenta que su primer LP fue grabado por la banda misma (rechazaban productores) en una iglesia abandonada tras no estar contentos con sus anteriores grabaciones. De ser así, son unos excelentes ingenieros porque es uno de los discos mejor producidos en lo que va de año, con un sonido espectacular, muy cálido y sin ninguna estridencia, algo difícil de ver en los grupos de corte épico como ellos. Bajos redondos, teclados atmosféricos, guitarras limpias pero con mucha presencia, baterías compactas, casi sin armónicos, ligeras pero contundentes.

La voz es otra cosa. Ellery Roberts parece Caleb Folowill, de Kings of Leon, en un mal día de resaca y he de reconocer que hay ocasiones en que me saca de la canción. Está tan en éxtasis que muchas veces se le olvida cantar. Pero, en general, ‘Go Tell Fire To The Mountain’ se escucha sin problemas. ‘L Y F’, tras una introducción con un órgano de tubos (lo más característico del sonido de WU LYF), surge con una batería a lo Vampire Weekend, influencia rítmica muy presente a lo largo del disco. ‘Such a Sad Puppy Dog’, con su aire marcial, da rienda suelta al rollo épico; ‘Summas Bliss’ es una de esas canciones que caminan por sí solas, que van creciendo poco a poco, una gozada; ‘Spitting Blood’ sigue en esa senda a lo Vampire Weekend con rollo trascendente… y así hasta acabar con ‘Heavy Pop’, que funciona como epítome de todo lo oído anteriormente: épica, ganas de ser grandes, teclados que se quedan solos en algún momento de la canción y parece que te elevan, ritmos -incluidos los punteos de guitarra- movidos…

Parece en realidad que las canciones no se diferencian mucho entre sí, y quizá ésa, después de la voz, es la mayor pega del disco: tras más de una semana escuchándolo casi de continuo no consigo trocear el álbum, separarlo en canciones. Forman un conjunto en general algo plano, todas tienen momentos álgidos y paradas dramáticas, pero son demasiado homogéneas. Así pues, habrá que juzgar a ‘Go Tell Fire To The Mountain’ como poliedro de varias caras y, según cómo lo mires, te parecerá una cosa u otra. Pon una canción al azar y te parecerá buena, con un sonido estupendo. Pon el disco entero y te habrás perdido a los diez minutos.

Calificación: 6,5/10
Lo mejor: ‘Summas Bliss’, ‘Spitting Blood’
Te gustará si te gustan: Kings of Leon, Vampire Weekend, White Lies.
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • _´_´_*****

    ya era hora de elevar a este grupo al grado “hype”! Aun con todo les poneis un pobre 6,5… muy poco mainstream el rollo que os llevais

  • Mi disco favorito del año, de lejos, creo. Ahora, el parecido con Kings of Leon no se lo veo por ninguna parte. Los veo más una especie de Surfer Blood pasados de (místicas) vueltas.

  • mayoyo

    a mi me aburren,tienen alguna cancion buena,se pasan de misticos.

  • STATED

    A mi me enferma la voz del vocalista, es jodidamente asquerosa para los instrumentos bien acoplados.

  • Asturcón

    ¡Qué moderno! ¡Qué orgánico! ¡Me encanta!

  • mIGUEL

    Heavy Pop me parece un temazo

  • brothersport

    El disco es maravilloso.

  • Repeticuá

    creo que es uno de los mejores discos que he escuchado este año.

  • Wepitone

    Parecidos a Kings o Leon?, lo que hay que leer…

    Uno de los discos del año, sin duda.

  • Merridew

    Teniendo en cuenta que en ningún lado pone que sean parecidos a Kings of Leon, no hace falta leerlo.

  • A

    vaya tela

    Mastodon saca disco el 27 de septiembre

  • Typical Hipster
  • @Merridew

    A ver, colega: “Te gustará si te gustan: Kings of Leon”.

  • Total, un drama.

    contradecir a la pichifor y su BNM…¡qué osados!

  • Merridew

    No creo que decir “te gustará si te gusta” sea igual que decir “se parece”. Lo primero es una apreciación subjetiva basada en ciertos elementos (la voz, el carácter de rock épico), y lo segundo es un intento de objetivar el conjunto entero. Por esa regla de tres, estaría diciendo que Kings of Leon, Vampire Weekend y White Lies se parecen, y no lo pretendo. “Te gustará si te gusta” es siempre un burdo intento de ponerse en el lugar del otro para descubrir la lógica de sus gustos. Lo malo es que los gustos personales rara vez se mueven por alguna lógica.

  • pisuerga

    dios, Merridew se ha picado.

  • Pocas veces estamos tan de acuerdo como en eso de que a veces es difícil distinguir que canción es la que suena. Aún así es de justicia reconocer que es un gran disco de debut, aunque al final puede que sean un gran hype

    Dejamos nuestra crítica de hace un par de meses.

    http://disconcierto.blogspot.com/2011/07/wu-lyf-go-tell-fire-to-mountain.html

  • el principio del disco me parece increible. La mitad también. Y el final, lo mismo. Ha sido un buen descubrimiento de principios de septiembre con el mundo al revés.

Playlist del mes

Send this to a friend