The Stone Roses arrasan Barcelona

Por | 09 Jun 12, 11:39

Tras dieciséis años de espera y, vestido con antiguas camisetas oficiales de The Stone Roses, un público más inglés que español esperaba impaciente el primer concierto del cuarteto de Manchester en el inicio de su gira europea en Razzmatazz, tras un ensayo más corto en Warrington. Después de unos treinta minutos de expectación y apoyados por los esperanzados gritos de sus admiradores, quienes ocho meses atrás estaban convencidos de que la banda había pasado a mejor vida, aparecieron apoteósicos los primeros acordes del bajo de Mani interpretando ‘I Wanna Be Adored’, a los que pronto se le unirían la voz quebradiza de Ian Brown entonando “I don’t have to sell my soul…” y los saltos de todos los asistentes que, durante los 90 minutos del show, no dejaron de bailar.

‘Sally Cinnamon’, ‘Mersey Paradise’ y ‘Ten Storey Love Song’, interpretadas bajo una precisión de ensayo sorprendente, evidenciaron que la intensidad del show era tan alta que, realmente, no hacía falta que la voz de Brown dejara de acoplarse para disfrutar de él. De hecho, la tranquilidad no hizo amago de estar presente hasta que el cuarteto interpretó ‘Where Angels Play’ y ‘Shoot you Down’, volviendo a aparecer la diversión en ‘Waterfall’ que, esta vez, iba acompañada por la fuerza de la batería de Reni y el sensacional riff por parte de John Squire que aparecería múltiples veces más.

Serenos y, prácticamente sin hablar entre ellos, los componentes consiguieron desenvolverse durante todo el concierto sin el más mínimo ápice de nerviosismo, tal y como mostraba la postura holgada de Ian Brown, más típica de un quinceañero que de un rockero –con un par de escupitajos incluidos-.

Tras ‘Fools Gold’ y ‘Standing Here’, apareció la aclamada ‘She Bangs the Drums’, de la que el público entonó hasta los acordes y que, además, fue dedicada por Brown a todas las mujeres. ‘Made of Stone’, ‘This is the One’ y ‘Love Spreads’, esta vez con un inédito rap evidenciando la vuelta de la banda, fueron las escogidas para dar las últimas pinceladas de un concierto que, cinco minutos más tarde, nos sorprendería. Durante este corto periodo de tiempo, el público percibió que detrás de la sala, en la mesa de sonido, se encontraban Liam Gallagher y Andy Bell expectantes, que no tardaron en hacerse fotografías, tirar cerveza a sus fans y anunciar lo increíble que les parecía el cuarteto de Manchester a todos los de su alrededor.

Rompiendo las reglas que habían establecido a lo largo de su carrera musical, The Stone Roses volvieron a aparecer para ofrecer un bis con un simbólico ‘I Am The Resurrection’, dejando claro que se trataba de una excepción: “nunca hacemos bises”. Finalmente, el show se dio por terminado tras un larguísimo riff de John Squire y un abrazo grupal en el escenario por parte de todos los componentes del grupo, mientras el público aclamaba el buen trabajo del baterista durante la noche: “¡Reni!, ¡Reni!”. 10.

The Stone Roses vuelven a actuar hoy en Razzmatazz y a mediados de julio estarán en el FIB.

Foto: The Stone Roses – 080612 – Matt Squire

  • Vamos, que siguen siendo igual de malos en directo, pero como somos unos nostálgicos nos da igual.

  • Nesser

    Y así es como se gana una acreditación para el FIB. Buen trabajo.

  • Joan of Arc

    +10000 Fernando C

  • A ver….que soy MUY fan, estuve allí y estaré en manchester en 3 semanas y me lo pasé teta, acabé sudando cual hooligan y disfruté de lo lindo pero SONARON DE PUTO CULO !!!!! Increible que no hagáis ni mención. Hasta “Sally Cinnamon” fue de escándalo, luego mejoró y temazo tras temazo te olvidas y envuelves y disfrutas, pero por muy nostálgico que sea todo hay que ser un poco crítico y de diez no fue ni de coña. Y probé sonido tanto en fila dos, donde comencé, como en la mitad, donde acabé tras tanto bote y daba igual. Vamos, que todos salimos felices, eso es cierto, pero por muchos factores, no porque el concierto fuera la rehostia!

  • Cyan

    Que el sonido se acoplaba ya lo pone en la crónica, pero a veces hay más, hay transmisión de energía, ilusión por la música, por oír ciertas canciones en vivo… diversión… Os suena??

  • Rep

    A mi me pareció que era el típico sonido de la Razz. Si uno está acostumbrado, ya ni lo nota.
    De hecho fue un muy buen concierto, repetiría hoy si 130 euros no fuesen casi la mitad de mi alquiler.

  • Perdón, hasta “waterfall”, que al otra fue la segunda! :D

  • Jan!

    Siguen sonando mal en directo, no se sí por acoples, sala o la horrorosa voz del cantante. Pero los tres srs instrumentistas demostraron un gran nivel: por algo se han pasado estos años en grupos importantes o como afamados músicos de estudio. Sobre todo Remi y Squire. En resumen: gran concierto de rock con grandes temas, gran guitarrista y gran batería.

  • Ya la hemos colgado, y, rep, sí, diversión hubo y mucha, yo volvía a los 15 de golpe y eso no tienen precio, ..simplemente el 10 yo no se lo pondría!

    http://www.underscore.es/detalle_concierto.php?id_conciertos=368

    :D

  • Oskarko

    Adelanto que nadie y repito, NADIE va a escribir una crónica tan fiel, objetiva, equilibrada y crítica como la que vais a leer a continuación … RENI, YOU’RE THE BEST !!! MANI, SUPERGROOVY BASS !!! JOHN, YOU KNOW YOU’RE IN THE GUITARRIST’ OLYMPUS !!! IAN, YOU SMART GAMBLER !!!

    Ejem, continuo:
    El concierto. Los prolegómenos del acto, algo que se debe tener en cuenta cuando de un acontecimiento importante y singular se trata, vamos a dejar a un lado peligrosos paralelismos con colacampadas preconcierto tipo Justin-Bieber-mamá-traeme-el-b​ocata-de-tortilla-porfa-con-pa​n-con-tomate-y-dile-al-abuelo-​que-no-tomo-drogas-aunque-sí-e​s-verdad-que-me-desvirgué-con-​el-Jonathan.
    Mi llegada al inicio de la cola tuvo lugar en tiempo (aprox. las 12:30h de la mañana del 8 de Junio) y espacio (entrada principal de la Sala Razzmatazz). Posición nº4, delante de mi unas chicas jovencísimas (he de confesar que al principio pensaba que se trataba de unas chicas sentadas en los escalones de la entrada del Razz cual matando un descanso entre clase y clase de algún desconocido próximo instituto/academia/​universidad. Me equivocaba rotundamente): Melania, Berta y Cris. Vaya 3 …
    Como en las introducciones a cualquier grupo “selecto” uno ha de mostrar sus ases poco a poco: 1ero. les enseño mi librito CD de la Edición Japonesa del “Sally Cinnamon” firmada por todos menos por Reni, la respuesta es inequívocamente positiva. Entre batallitas (las mías de abuelo cebolleta) y anécdotas (las de ellas, especialmente centradas en sus escarceos con los Oasis) el grupo “selecto” se afianza y organiza. Uno va al schawarma más próximo y, habiendo comido y comprobando que sirven a domicilio, agarro un flyer, pregunto si se pueden llevar más schawarmas a la fila del Razz, deschapo la lata de cerveza, regreso, y a punto de acabarme la lata ya me he vuelto a unir a la fila. Se piden schawarmas por teléfono y los traen a la cola. Entretanto me olvidé mencionar la llegada de Coral, la 4ta. amiga de Melania, Berta y Cris. Confieso que cuando las 3 hablaban de que iba a “llegar la coral”, sinceramente pensaba que una “coral de amigas” o un “grupo coral” amigo iba a venir a incorporarse a la cola. Yo aún no había bebido lo suficiente y el calor hacía estragos.

    Entre charlas acerca de tácticas de acoso y derribo con técnicas de obtención de autógrafos y demás material foto-videográfico van pasando las horas. Se comprueba entre los asistentes un tono de color de piel cada vez más lacteo-rosado característico de las tierras del Norte de Europa, en su exponente diferenciador más mancuniano, aunque observamos ya algún tono lacteo-gamba-a-la-plancha. Fue el caso de un mancuniano que se pasó algo así como 3 horas sin protección solar y haciendo la San Silvestre del Razz, que viene a ser, recorrer nerviosamente y a la espera de un autógrafo un espacio de unos 30 metros de entrada Razz con ida y retorno y con viceversa.

    Hasta ese punto los sonrosados mancunianos parecen pacíficos a la par que patilleros. La cosa va a cambiar en cuanto abran las puertas del Razz y la consiguiente apertura de grifos de cerveza, paralelamente los lavabos también ofrecen una vía libre muy bien indicada ya que muchos de ellos van “siguiendo las rayas”. Pienso, “¿ya váis lo suficientemente puestos quasi vikingos cabrones?”.
    Como he tenido ocasión de coincidir con algún/a que otro/a energúmeno/a de estos/as en otros conciertos esta vez voy preparado a conciencia y cual Rocky Balboa entreno mi uppercut y mi directo al estómago y riñones, este concierto no me lo va a joder NADIE, ni la prima de riesgo, aunque la prima aparezca con tejano short blanco ajustado y con cachetes culeros a la vista.

    Los Roses salen al circo, y nosotros, público entregado, los coreamos y aplaudimos hasta sangrar. Ian andares marca de la casa, Mani sonrisa simpática teethgrinder, John calmado y tímido como él solo, Reni gracioseras él sin bucket hat pero con peluca de rasta (compruébese en las entrevistas que Reni es el que tiene el sentido del humor más fino e inteligente. Baterista él ;P).
    Y aquí tal y como lo cuento, una cucaracha pasa volando y roza mi cara para ir a posarse en el suelo asustando a las chicas que gritan sin parar. “I wanna be adored”. Primeros acordes. La cucaracha ha muerto. Años de selección natural en las cloacas del Razz acaban aquí, las cucarachas huyen despavoridas pues han llegado las vibraciones de los Roses en forma de Karaoke generalizado.
    “Ian afina, lo está haciendo bien, aunque si dejara de cantar al público se la traería muy floja”. A excepción de “Where Angels Play” y “Shoot You Down”, dos de mis favoritas, el resto del concierto fue un karaoke de 200db. Sólo había una salida (o una entrada mas bien), o te convertías en un jovenzuelo vibrante y voceador o desaparecías. Nunca antes había probado esa terapia de choque pero, cosa de la química cerebral en circunstancias de cercanía corporal allí estaba yo, convertido en otro más, el caso es que un salto de los míos en 2da. fila estadística y matemáticamente jodía muchas fotos. La mayor parte del público éramos 30ñeros largos y 40ñeros convertidos en un flashback de nosotros mismos a los 15/20 años pero con barrigas y pesos corporales bastante beligerantes.

    Al contrario que la mayor parte de fans que centraban sus miradas en Ian yo me entretenía y concentraba en las baquetas, movimientos y miradas de Reni. Como si de un alumno aventajado se tratara, Reni iba “pasando apuntes”a John vía contacto visual. En “This Is The One” John se equivoca en uno de los breaks y Reni le mira como si diciendo “no pasa nada tío, sé que eres el que ha ensayado menos y al que esta reunión se le hace un poco todo más grande, pero tío, eres mi Jimy Page particular”. A partir de aquí, Reni y John van a estar en contacto prácticamente sin apartarse la mirada en toda la canción. “This Is The One” un notable, sin la inseguridad de John podría haber obtenido un sobresaliente. Es un 1er. concierto oficial después de 16 añazos y John necesita rodaje. Quien quiera un músico siempre al 100% que le suministre drogas, folleteo, y luego tratamiento, para después volver a empezar.

    Mani es EL BAJISTA que toda banda pop-rock-indie-funk desearía tener, es un tío que lo clava todo, es simpático y en cualquier momento te puede hacer de Frontman sin problema. Menuda la que lió musicalmente en el trozo alargado de “I’m The Resurrection”, no se pueden tocar notas tan alejadas las unas de las otras sin dejar de tener groove y precisión a la vez. Increíble.

    Nota para los perfeccionistas:
    en sonido: para los perfeccionistas en sonido os diría que la SALA RAZZMATAZZ siempre ha sonado como tal, a SALA RAZZMATAZZ, que cada cual le ponga un calificativo. Por ende “No Surprises”.
    en ejecución: ni de los Beatles en directo (escúchense los gritos del público, ambientalmente perjudiciales para un músico que está tocando), ni de los Ramones (per se ejecución guarrindonga, complemento perfecto de su higiene personal) se puede decir que no hayan influido fundamentalmente en el pop-rock, a pesar de sus ejecuciones 20% imperfectas. Que a John le faltan unos directos más y lo tendréis ahí dándoos con el mástil por donde más os guste lo sé.
    en yo-qué-sé-qué: cómprate una camiseta del niño indie del FIB, o sea, cómpratela, no como a mi que me la regalaron en la cola del Razz. Y habiéndotela comprado vas y te pierdes en las montañas de Afganistán con unos headphones y tu carita impasible de “cool” (o de cul).

    La resurrección ha resucitado, ahora sólo necesita mover un poco el cuerpo.

  • NaoBerlin

    Vamos Ian prefirio no cantar mucho para no cagarla… buufff paso de ir a verlos.

  • Rep

    Oskarko, me parece que estaba inmediatamente detrás vuestro. Vi incluso la cucaracha que pasó por la barrera y asustó a las chicas. Joder que era una cucaracha enorme, hasta hizo ruido cuando golpeó el suelo. Por cierto, yo iba con una camiseta a rayas horizontales azules y blancas, poca pinta de hooligan, más bien tirado a cuasi-treintañero poco cool.
    Me gustó tu crónica, bastante mejor que la del NME o la de JNSP, aunque igual de subjetiva. ¿Repetiste hoy?

  • Xiu

    Los he visto hoy sábado y me lo he pasado como en los mejores conciertos de mi vida, he acabado completamente sudado,bailado como si estuviera de tripi, cantado, botado y con una sonrisa durante todo el concierto. Instrumentalmente han tocado perfecto, buen sonido un poco bajo al principio para mi gusto pero después ya perfecto. Ian cantando regular pero suficientemente bien como para no destrozar el buen trabajo de los demás aunque en actitud ha estado fantástico y han habido muchas sonrisas y abrazos muy sentidos entre ellos.
    Para los que sean minimamente fans esta es una ocasión histórica que no hay que perderse para los demás puedo comprender que no puedan pasar por alto ciertas cosas como el precio abusivo.
    He leído en algún tweet y mensajes de foros ingleses que el concierto de hoy ha sido aún mejor que el de ayer en sonido aunque yo hubiese cambiado algunas canciones por “ten story love song” y “this is the one” y sobretodo el fucking temazo “elephant stone” que ni siquiera tocaron ayer.

  • Oskarko

    Rep, el 9 no Rep_etí, estuve en els Arts a la caza y captura de una foto con los Roses. Pude hacerme una con Ian, ya que según él el resto estaban “at the venue, soundchecking”. Qué tío más majo, sonriente y tranquilo.
    ¿He contado que pude agarrar al aire una baqueta de mi admirado Reni firmada por él?

    Con el permiso de la Eurocopa, hattrick musical y emocional, a pesar del “karaoke razzmatero”, pero es que es normal, 17 añazos después de Zeleste en el ’95 y en el Velódromo del FIB con la formación a 3/4 ó 1/2 hacen estragos y las ganas de cantar salen hasta por los poros.

    Y que John Squire en un par de conciertos les va a poner a todos las pilas como gran guitarrista que es, y lo fue también en THE SEAHORSES.

    Un abrazo Rep !

  • Alex

    Aquí va otra crónica del segundo día:

    http://rocknroute.blogspot.com.es/2012/06/concierto-de-stone-roses-sala-razz-9612.html

    por cierto, grandes e infravalorados seahorses.

  • Delher/Star Player

    Los Stone Roses me dejaron impresionado más con su segundo disco que con el primero, ésto es, el maravilloso “Second Coming”. El primero es muy bueno, pero no lo compré. El segundo me parece de lo mejor, una excelencia, sí lo compré y me quedé impresionado.

  • Oskarko

    Muy maja tu cronique Àlex.

    La mía continuará en el FIB …

    Once upon a time I believed in the hype!

  • Alex

    Muchas gracias Oskarko. La tuya es muchísimo mas afinada, completa y fiel. Se nota que eres un fan de verdad.
    Por cierto, se vé que en el concierto de Amsterdam Reni se piró del escenario. A ver cuando aguantan juntos…

Playlist del mes

Send this to a friend