Quantcast

Kanye West Presents G.O.O.D. Music Cruel Summer

-

- Publicidad -

Kanye West Presents G.O.O.D. Music Cruel Summer

Muchas veces, en la actualidad, acusamos la falta de unidad en la mayoría de discos de pop y, sobre todo, en los artistas que normalmente se dedicaban a lo que se conoce como música negra, llámese r&b, soul, hip-hop, rap, etc. En muchos casos las concesiones al estilo de moda hacen que el prestigio e incluso la credibilidad de un discurso musical se desmoronen tras los mandos del productor del momento.

En el caso de ‘Cruel Summer’ es mucho más evidente. Esta ausencia de unidad no se debe a concesiones estilísticas, más se podría culpar al exceso de voces y discursos que no siempre encajan de manera correcta o deseada. Podría tener una excusa. Partimos de la base de que todo el disco no es sino una especie de sample que Kanye West aprovecha para, con su nombre, presentarnos a algunos de los artistas que tiene fichados en su sello, G.O.O.D Music, sin renunciar a algunos invitados de más o menos renombre. De hecho, el título completo del disco es ‘Kanye West Presents G.O.O.D. Music Cruel Summer’.

- Publicidad -

Así, en cada canción de esta recopilación de temas, con la excepción de la excelente ‘Creepers’ de Kid Cudi, aparecen como mínimo dos artistas. No hace falta ser un entendido en hip hop para apreciar cuándo un tema comienza a desinflarse en los primeros minutos después de que hayan participado demasiados raperos y aún quede más de lo mismo. En este disco ocurre con demasiada frecuencia y ‘The Morning’ y ‘Sin City’ son ejemplos de ello.

Es este un álbum de dualidades. Podemos tener a colaboradores haciendo lo peor (R. Kelly) o lo mejor (The-Dream). R. Kelly, que en los últimos años ha conseguido remontar su carrera de una manera completamente reivindicable, es el protagonista abriendo el disco con ‘To The World’. No es una catástrofe. Como muchos de los temas, no es que esté mal, es que nos preguntamos: «¿qué hace un tema de R. Kelly aquí?». En el otro extremo, ‘Higher’, con The-Dream, vocoderizado hasta el extremo, soltando una estrofa y estribillo por los que Rihanna habría vendido su alma.

- Publicidad -

Otra dualidad. Nos tranquiliza saber que este no es un trabajo de Kanye West, pero nos altera escuchar algunos de los temazos en los que participa el rapero: ‘Clique’, ‘New God Flow’, ‘Cold’ y, sobre todo, ‘Mercy’. Nos quedamos a mitad de saber cómo habría sido un disco con 12 temas como esos cuatro. Y no nos queda otra que esperar hasta que llegue la continuación de ‘My Beautiful Dark Twisted Fantasy’. ‘Cruel Summer’ es casi insoportable como disco, como unidad, pero es imposible no sentirse rendido ante los puntos altos de su repertorio: un trabajo que incluye ‘Mercy’ y ‘Clique’ en su tracklist no puede ser tan malo, aunque el resto del álbum esté lleno de eructos de diferentes raperos, más y menos relevantes.

Calificación: 5,8/10
Te gustará si te gustan: Kanye West y el hip hop en general
Lo mejor: ‘Mercy’, ‘Clique’, ‘Higher’, ‘Creepers’
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas