Yuck / Glow & Behold

Por | 09 Oct 13, 16:03

Glow-BeholdCuando hace unos meses Daniel Blumberg anunció su marcha de Yuck para dedicarse a su proyecto en solitario Hebronix, la continuidad del grupo se antojaba incierta. Sin embargo, el (hasta ese momento) eterno socio musical de Blumberg, Max Bloom, con el que compartía proyectos musicales desde 2005 (antes estuvieron en Cajun Dance Party), decidió seguir adelante junto con el resto de miembros del grupo. Así que este ‘Glow & Behold’ no es un segundo disco más, ya que el ahora cuarteto británico pone en juego en él la propia afirmación de la banda. Y, a tenor de los resultados, puede decirse que salen reforzados.

Lejos de quebrarse la cabeza, el ahora cuarteto ha optado por hacer un disco lo más bonito posible, lleno de canciones encantadoras, cuando no preciosas, cuidadosamente arregladas con bonitos coros, teclados y metales, que se convierten en una feliz constante merced a un gran trabajo de producción de Chris Coady, artífice de los últimos discos de Beach House, Smith Westerns o Santigold. Pocos peros se pueden poner a canciones tan redondas como ‘Lose My Breath’, ‘How Does It Feel’, ‘Out Of Time’ o ‘How Does It Feel’. Ni siquiera puede achacárseles que se pongan peñazo con las baladas o los medios tiempos cuando ‘Somewhere’ o ‘Nothing New’ resultan ser de lo mejor del álbum.

Con ello, Yuck no lograrán desmontar el debate en torno a ellos en cuanto a su escasa originalidad: si de ‘Yuck‘ decíamos que parecía un falso best of de indie noventero, en ‘Glow & Behold’ cierran más el círculo, limitándose a sonar al gran pop de los Teenage Fanclub más clásicos (la introductoria ‘Sunrise In The Maple Shade’ parece casi un “homenaje” a ‘December’) y bandas amigas como The Pastels o The Posies. Apenas algunas leves pinceladas de My Bloody Valentine (‘Rebirth‘) y Smashing Pumpkins (‘Middle Sea‘) abandonan esas lindes.

Sin embargo, sí parece una actitud inteligente ser honestos consigo mismos y con la audiencia, haciendo lo que más les gusta de la mejor manera posible. Sin estridencias, sin poses, Yuck se rebelan contra el hype que les envolvía en sus inicios y se reivindican como artesanos del mejor pop atemporal, libre de etiquetas. Por si no quedaba claro, ‘Glow & Behold’, canción que titula y cierra el álbum, constituye un evidente guiño a The Beatles que parece advertir que, en realidad, los de Manchester son los verdaderos padres. ¿Y puede haber algo más anti-hype que reivindicar a los Beatles?

Calificación: 7,2/10
Lo mejor: ‘Out Of Time’, ‘Lose My Breath’, ‘Nothing New’, ‘Somewhere’
Te gustará si te gustan: Teenage Fanclub, Grand Archives
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:
  • erjosel

    No entiendo eso de criticar a un grupo porque suene noventero (además el 90% de los grupos se parecen a alguien), sin duda es la última gran década de la música hasta ahora.
    Por otro lado, este disco se puede decir más ambiental, cuando el primero era más directo.
    Si eres del rollo Dinosaur jr. te gustará más el primero, pero si te va el rollo My bloody valentine te puede gustar más este.
    Los 2 discos están guapos, a mi personalmente me parece más fresco y directo el primero y este más “arreglado”.

  • A mí me parece un disco más coherente que el primero, que como bien dices, era un best of de los noventa. Aquí lo que veo es que se han estudiado la discografía completa de Teenage Fanclub. Tiene unos cuantos temazos.

  • Yomismo

    No es un mal disco, pero le falta la chispa y la variedad que en el primero aportaban cosas como Operation, The Wall o Get Away (los temas más dinosaurjuniorescos). Eso desaparece por completo y hace que el conjunto suene un pelín monótono, pero bueno…

  • A mí lo que me ha sorprendido es que de la pista 1 a la 7 las canciones no están mal (el single “Middle Sea” de hecho no me gusta), pero en cambio para las cuatro últimas suben mucho el listón. Es una estrategia muy arriesgada de la manera en que se devora música hoy en día.

Send this to a friend