Robbie Williams / Swings Both Ways

Por | 27 Dic 13, 11:22

robbie-swingsRobbie Williams nunca ha sido Frank Sinatra pero su disco más vendido es uno de versiones de swing que sacó en 2001. Por entonces es cierto que estaba muy de moda y que su canción junto a Nicole Kidman si no sonaba quince veces al día en hilos musicales, radios y teles no sonaba ninguna, pero no se puede negar que siempre es una gozada oír a Williams cantar o que siempre ha abordado sus reinterpretaciones con el gusto y el respeto que los cortes originales merecían. Por eso es una estrella y por eso, también, ‘Swings Both Ways’ es una buena noticia.

‘Swings Both Ways’ no es solo un disco de versiones de estándares swing. Incluye, también, seis pistas nuevas escritas y arregladas para la ocasión, autoría de Williams y de su inseparable compositor Guy Chambers. Dos de ellas, ‘Shine My Shoes’ y ‘Go Gentle’, abren el disco. La primera es su manifiesto anti-críticas e incluye frases como “el modo en que me no me queréis os hace feos”, “algunos nacen para triunfar y otros para fracasar” o “aquí tienes algo que te pondrá enfermo: ¡soy más feliz que un cerdo revolcándose en la mierda!”; y la segunda es puro amor paternal, un emocionante himno que cuenta con unos arreglos y un estribillo muy bonitos y con una letra más encantadora imposible: “no pierdas el tiempo con idiotas que se creen héroes / te traicionarán / mejor quédate con los raritos”, le aconseja Williams a su hija. ¿Cómo no derretirse?

‘Swing Both Ways’, además, incluye un buen plantel de artistas invitados al contrario de lo que ofrecía su menos eufórica precuela ‘Swing That You’re Winning’. Lejos de sobreactuar, Kelly Clarkson ofrece en ‘Little Green Apple’ una interpretación delicadamente contenida; con ‘Dream A Little Dream’ es evidente que a cada día que pasa Lily Allen canta mejor, y Olly Murs aporta un agradable contraste en su versión junto a Robbie del clásico de ‘El libro de la selva’ ‘I Wan’na Be With You’. Por su parte, de la participación de Michael Bublé en la exuberante ‘Soda Pop’, otra inédita, no hay mucho que decir, si bien Rufus Wainwright, al contrario, inventa en la divertísima pista que titula el álbum, de nuevo, inédita, un nuevo significado para la palabra «sexy» mientras él y Robbie juguetean con sus respectivas sexualidades. “Admítelo: eres un pelín gay”, dice uno. “Acéptalo: eres un poquito gay”, dice otro. La canción, por cierto, es fantástica.

No exento de momentos menos memorables –‘Soda Pop’, ‘Snowblind’ o ‘Puttin’ On The Ritz’– ‘Swings Both Ways’ funciona a la perfección como disco de swing hecho en el siglo XXI y lo cierto es que cuesta imaginarlo mejor orquestado y producido. ‘Swing Supreme’ y ‘If Only I Had A Brain’, en particular, cuentan con un arreglo de cuerdas tan bello que, a su lado, el resto de pistas suenan a broma. Buen disco de versiones, pues, este ‘Swing Both Ways’, quizás no tan navideño dado el tabernero registro de Williams como a él le hubiera gustado, pero al fin y al cabo un entretenido viaje por la historia del swing que vale la pena oír de principio a fin aunque solo sea un par de veces.

Calificación: 7,2/10
Lo mejor: ‘Go Gentle’, ‘Dream A Little Dream’, ‘Swings Both Ways’, ‘If Only I Had A Brain’
Te gustará si te gustan: los discos de versiones, Frank Sinatra, Dean Martin, Nat King Cole…
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:
  • Stis

    Ese Photoshop!

  • raristoteles

    pese a la portada, el disco es maravilloso

  • muy mal

    Aunque el disco es bueno, es la demostración clara de lo perdido que esta Robbie en el mundillo musical… Una lástima porqué prometía mucho…

  • Muy buen disco, después de la clara desesperación con el anterior, volvió a poner los pies en la tierra. Entra en el top 5 de sus mejores, supongo.

  • Y yo que entraba para decir que esto SÍ es un portadón…

  • Hawking

    Es que SI es un portadon

Share via
Send this to a friend