Basia Bulat: «Lo importante de un disco es contar una historia»

Por | 01 Feb 14, 12:26

basia-bulatBasia Bulat brinda una cercanía especial al hablar, como si te conociera desde siempre. En la entrevista que nos concedía esta semana en Madrid a escasas horas de su concierto en el Teatro Lara, pudimos saber algunas claves de su reciente ‘Tall Tall Shadow‘, conocer qué tipo de ayudas pueden recibir los músicos en Canadá y también descubrir que habla un muy buen español. Por eso no pude evitar que la primera pregunta fuera saber cómo conoció la música de Serrat para después versionar ‘Tu nombre me sabe a hierba’. «Iba a la universidad en London, Ontario, una ciudad muy pequeña a medio camino entre Toronto y Detroit. Hay una comunidad hispanoamericana muy grande y daba algunas clases en español, lo que se conoce como inmersión. Un amigo me dijo: «ya que te gusta el folk deberías escuchar a Serrat» y lo hice y me encantó, claro».

Hiciste la versión con The Secret Society y Nadadora, ¿cómo surgió?
Nos conocimos en el ciclo Voces Femeninas, a partir de Nadadora conocimos a Nine Stories y The Secret Society. Además, tocamos juntos hace dos años. No hicimos planes sobre grabar la canción pero quisimos intentarlo, aunque solo ponía una condición, si la grababa tenía que ser en España. De hecho fue la primera canción que aprendí en español.

¿Qué otros grupos conoces en español?
No conozco tantas cosas actuales, más lo antiguo: Cecilia, Violeta Parra, Silvio Rodríguez. Conozco algunas bandas como Delorean pero en términos de folk casi nada. Algo que hablaba antes con los chicos en la furgoneta es que después de todos estos días de gira acabe conociendo otros grupos.

¿Cómo comparas la transición entre este disco y tus anteriores?
Los dos primeros fueron muy similares en cuanto al proceso, los grabé en un solo lugar y en cinta al estilo 1963, con poca edición, sin ordenadores. ¡Mis amigos se quejaban! (risas). En este disco hay una mezcla de acústico y eléctrico. Lo veo como un disco de transición, las estructuras son más abiertas porque creo que estaba muy atada al folk tradicional pero creo que lo importante es contar una historia.

¿Crees que el folk es muy cerrado? ¿Que una vez que estás ahí te cierras?
Personalmente no, por lo menos no lo veo así para mí pero sí en otras personas. En una entrevista que leí sobre Björk decía que se sentía muy atraída por la electrónica porque como mujer sentía que no había representación dentro del género y eso me animó a investigar más. Tampoco creo que los sonidos electrónicos sean incompatibles con el folk, Smithsonian Folkways edita tanto folk como electrónica.

Hablabas antes de contar historias. ¿Cómo ves tu proceso como cantautora, en qué temas estás más interesada ahora?
Mi primer disco salió de dentro, lo hice como un documento para que nunca se me olvidaran las cosas que habían pasado en esa época. Estoy muy interesada en la memoria, con ‘Tall Tall Shadow’ quise trabajar los sentimientos acerca de cómo es perder a alguien de repente y también una forma de honrar la memoria de esa persona. Quiero ir hacia lo que me dé miedo y suene nuevo para mí. Quiero sentirme segura en el estudio pero tampoco quiero hacer música para salir del paso.

¿Te ha dado miedo estar sobreexpuesta en cuanto a las letras?
Ya no tengo ese miedo inicial y casi todos los artistas que me gustan, como Leonard Cohen o Antony, tienen letras que son muy reales, así que no.

¿Qué has aprendido de Tim Kingsbury?
Mark (Lawson) y Tim son como mis hermanos mayores y he aprendido muchas cosas de ellos. Bromean conmigo pero a la vez son capaces de hacerme estar alerta. Tim al tocar en Arcade Fire hace la música muy interesante puesto que siempre está en algo distinto. Exploras muchas cosas y eso te da capacidad para renovarte. Mark es genial porque nunca desecha ideas, me encanta su forma de trabajar, admiro lo que hizo como ingeniero de Colin Stetson porque es sumamente creativo y conoce muchos trucos pero también le importa la calidad vocal.

Tengo varias sensaciones al escuchar ‘Tall Tall Shadow’, por un lado hay sonidos acústicos (‘It’ Can’t Be You’) y por otro sonidos más épicos (‘Tall Tall Shadow’), ¿cómo llegaste hasta aquí?
Fue más bien dejando fluir las letras. Hay muchas versiones de cada canción. ‘It Can’t Be You’ iba a ser más rockera y al final acabamos haciéndola en tres tomas, solo el charango y yo. Finalmente sentí que no necesitaba decir nada más.

¿Cómo llegaste al charango?
Conocí a un amigo peruano en un intercambio cultural en Canadá y el intercambio fue más bien musical. Me enamoré del instrumento, desde luego mi amigo lo toca mejor que yo porque de momento solo curioseo con él. Me encantan los instrumentos musicales y creo que lo más difícil de estar de gira es no poder traérmelos todos. Los órganos por ejemplo se tienen que quedar en casa, de hecho mi madre me ha dicho que pare de comprar cosas ya (risas).

Pienso en Neko Case cuando escucho tus canciones. ¿Piensas que hay menos prejuicios para la mujer en la música de hoy?
No lo sé, es diferente. Hay una mejora respecto a los años 60 por ejemplo, en esa época Buffy Sainte-Marie, por decir un nombre, estaba en una lista negra así que no aparecía por ninguna parte. Ya no hay listas negras pero también creo que hay muchas voces que no escuchamos, que no vemos en internet o periódicos y creo que todavía queda mucho por hacer.

Canadá es un buen país para la música, Broken Social Scene, por ejemplo. ¿Pertenecerías a un colectivo así de grande?
No sé si me aceptarían (risas). Es un gran país pero las comunidades son muy pequeñas, en Montreal siempre me he sentido como en casa y también en Ontario, pero si te refieres a lazos de unión, me siento muy hermanada con Katie Stelmanis (Austra) porque giramos juntas. Me encanta ver cómo está triunfando porque la he visto trabajar muy duro muchos años. También tengo muchas expectativas con U.S Girls, su próximo disco va a ser increíble.

¿Recibís apoyo gubernamental?
Sí, en general podemos conseguir conciertos en lugares muy especiales, préstamos para sacar un disco y definitivamente tenemos mucha suerte de que se apoyen tanto las artes. Di un concierto en la Art Gallery de Ontario acompañando proyecciones de Stephanie Comilang y me sentí muy afortunada por tener tanto apoyo.

He leído que ya estás probando temas para un posible nuevo disco. ¿Cuáles son tus planes de futuro? ¿No quieres descansar después de girar por todo el mundo?
¡Cómo vuelan las noticias! Si tengo ideas lo que no quiero es desecharlas y arrepentirme después de no haberlas desarrollado.

Tuiteabas hace nada «te echaremos de menos, Pete».  ¿Qué recomendarías a alguien que no conozca nada de Pete Seeger y quiera entrar en su mundo?
Creo que tiene muchas cosas, pero solo con meterse a Youtube y buscar vídeos de Rainbow Quest, su programa de televisión, vas a pasar un buen rato. Llevó a muchos músicos que de otra manera no podrían haber aparecido en televisión. También hay un libro muy interesante, ‘The Incomplete Folk Singer’, donde se puede conocer más de él.

Basia Bulat continúa su gira. Tras pasar por Madrid y Barcelona, el 1 de febrero estará en la sala BBK de Bilbao, el 4 de febrero en Fun Club de Sevilla, el 5 de febrero en Mercado Negro de Aveiro (Portugal), el 6 de febrero en Café & Pop Torgal de Ourense, el 7 de febrero en la sala Porta Caeli de Valladolid y el 8 de febrero en el Auditorio C.C. Fundación Novacaixagalicia de Vigo.

Foto: Caroline Desilets.

Etiquetas:

La Tienda JNSP