Mariah Carey / Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse

Por | 06 Jun 14, 12:33

Mariah_Carey_-_Me._I_Am_Mariah_(standard)Mariah Carey y su doppelgänger sirenítico volvieron la semana pasada con un nuevo disco, ‘Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse’, el decimocuarto de su carrera. Las ventas están siendo paupérrimas y Carey sigue sin librarse de que los medios hablen de ella en tono jocoso como si fuera Chayo Mohedano, pero ciñéndonos a la música, que es lo importante, lo cierto es que estamos ante una colección de canciones sólida que refleja el buen estado del R&B contemporáneo actual y, en particular, el de la propuesta de la Mariah Carey post-‘Emancipation of Mimi’, mucho más sofisticada de lo que parece, esta vez con la ayuda de productores como Jermaine Dupri, Hit-Boy, Q-Tip, Darkchild, James «Big Jim» Wright, Bryan-Michael Cox o la propia Carey.

El mayor acierto de ‘Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse’, aparte de su hilarante título, que ha inspirado esta obra maestra, es la inclusión en su tracklist de ‘#Beautiful‘ con Miguel, no solo porque es lo único parecido a un hit de verdad que ha conocido Mariah en los últimos tiempos, sino también porque es una canción elegante y de melodía atemporal que, en su comunión de soul sesentero y sutil rock ‘n roll, ha servido para recordar al mundo que, pese a todo, Carey sigue teniendo cosas interesantes que decir.

Pero no se acaba ahí la cosa y ‘Me. I Am Mariah’ cuenta con un buen puñado de buenas canciones y algún que otro clásico que lo convierten en algo más que un digno sucesor de ‘Memoirs of an Imperfect Angel’. Uno de esos clásicos es ‘Cry.’, a cada escucha más grande y más conmovedora, poseedora de un estribillo sobrecogedor y una inteligente dosis de gorgoritos, que aparecen cuando toca, como debe ser. Por si nos pensábamos que Carey había perdido su don, ‘Cry.’ de hecho abre el disco en la que es una evidente declaración artística. Pocos discos pop abren con baladas y muy pocos lo hacen con canciones tan bonitas como esta.

‘Cry.’ da paso a una entretenida retahíla de canciones que comparten un elemento en común: la nostalgia. No en vano ‘Me. I Am Mariah’ incluye más de un sample, como el de Wu-Tang Clan en la elegante ‘Dedicated’, por la que mataría Frank Ocean; y más de un homenaje a otras épocas como la balada de los ochenta (‘One More Try’), la música disco (‘You Don’t Know What to Do’), el góspel (‘Camouflage’) o por supuesto el hip-hop de los 90 (‘Thirsty‘), todo a través de canciones estupendamente escritas, arregladas, producidas e interpretadas en un disco sin apenas concesiones al relleno (un ejemplo sería ‘You’re Mine (Eternal)‘, tan olvidable que nadie se explica por qué ha sido single; otro ‘Heavenly’, típico baladón para contentar a sus fans de antaño, totalmente insoportable) y de atinada secuenciación.

La canción más sorprendente del álbum es ‘Make It Look Good’, un mejunje de soul, doo-wop y hip-hop que podría haber firmado Kanye West. El tema incluye trozos del ‘Let Me Make Love to You’ de Walter «Bunny» Sigler y Allan Felder y, de manera destacada, una colaboración a la armónica del mismísimo Stevie Wonder. Pero lo mejor de la canción es su final: cuando parece que no tiene nada más que decir, Mariah mete unos juguetones auto-coros e improvisa por encima como la diva que es, logrando así un momento tan delicioso que apetece bucear en él una y otra vez. Porque puede que incluir en tu disco a tus bebés (‘Supernatural’) no sea la mejor idea del mundo, pero si de algo no está falto ‘Me. I Am Mariah… The Elusive Chanteuse’ es de grandes aciertos. De su decimocuarto disco, ¿cuántos pueden decir eso?

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘Cry.’, ‘Dedicated’, ‘Make It Look Good’, ‘Thirsty’, ‘#Beautiful’, ‘You Don’t Know What to Do’, ‘One More Try’
Te gustará si te gusta: Aretha Franklin, Usher, Beyoncé, Kanye West
Escúchalo: Deezer

Etiquetas:

La Tienda JNSP