‘Olive Kitteridge’, una familia sin fachada

Por | 05 Feb 15, 12:13

oliveMucho se ha especulado sobre las razones de éxito de ‘Los Simpson’. Contar con una familia de clase media estadounidense es un tanto a favor, pero también hay que sumar la personalidad propia de cada uno de sus personajes, su capacidad para adaptarse a los tiempos – con infinitos cameos en torno a la actualidad-, o el hecho de que el “clan” permanezca unido ante la adversidad, pase lo que pase. Por si esto fuera poco, en cada capítulo se parte de cero, con la misma edad de siempre y olvidando cualquier traba anterior. El rencor en la familia de Bart Simpson no existe de un episodio a otro. Nada que ver con la familia de ‘Olive Kitteridge’, una miniserie de tan solo cuatro capítulos de casi una hora de duración, que nunca alcanzará las más de veinticinco temporadas de ‘Los Simpson’.

No estamos ante la primera apuesta de HBO por las miniseries: ya conocemos los buenos resultados de ‘Mildred Pierce‘, interpretada por Kate Winslet; o de ‘John Adams’, sobre la vida del segundo presidente de los Estados Unidos. ‘Olive Kitteridge’ está basada en la novela de Elizabeth Strout que ganó el premio Pulitzer en 2009 y en estos momentos se encuentra disponible en Yomvi de Canal +.

Olive es una profesora de matemáticas y vive con su marido, que tiene una farmacia en un pueblo costero del estado de Maine. Junto a su hijo forman un triángulo de personalidades ajenas, siendo un mundo independiente cada uno de ellos, encajando únicamente a la fuerza. La directora Lisa Cholodenko fija con garbo su perfil sin servirse constantemente de las ambientaciones o de misterio, pero sin renunciar a dosis razonables. Un sello personal que la californiana ofreció en menor medida en ‘Los chicos están bien‘ (también fue directora y guionista de ‘High Art’, película que junto a ‘Go Fish’ de Rose Troche se convertiría en referencia ineludible para numerosas lesbianas de los noventa).

Cholodenko esquiva infundir aires lastimosos de telefilm, tocando notas de humor negro -el espectador tendrá que buscarlas- sin el propósito de aliviar el tono dramático, incluso apareciendo con la determinación de ahondar más en la llaga. Por el camino, ofrecerá dos visiones distintas del matrimonio, sin faltar rivalidades conyugales, virtudes y defectos a partes exactamente iguales, ni esa precisión para herir por norma a quien más se quiere. Esta “causa” la refuerzan el guión de Jane Anderson y las interpretaciones de Frances McDormand –compró los derechos del libro y se empeñó en que HBO la llevara a la pantalla-, un estupendo Richard Jenkins o la aparición esporádica de Bill Murray.

Calificación: 8/10
Destacamos: las interpretaciones, temas secundarios como la educación de los hijos, el suicidio o la vida rural. La inocencia que puede llegar a transmitir un simple vaso de leche en la mesa de la cena, en plena discusión familiar. Las actuaciones de Martha Wainwright, haciendo versiones al piano de Olivia Newton-John o Burt Bacharach.
Te gustará si te gustó: el papel de Frances McDormand en ‘Fargo’, los papeles secundarios de Richard Jenkins.
Predictor: a pesar de las nominaciones a los Globos de Oro, o de dejar con ganas de más, todo tiene un final.

Etiquetas:
  • Neo

    Frances McDormand aburre con sus interpretaciones, todas parecen las mismas.

  • La serie y el guión son muy buenos y, te ríes con las ocurrencias y caras de Olive. Eso sí, en la vida real, no lo haríamos :P

Send this to a friend