LOOΠΔ / [++]

Por | 27 Ago 18, 13:04

El éxito actual del j-pop y el k-pop en el mundo hace parecer a Guille Milkyway un verdadero adelantado a su tiempo. Está claro que lo estaba, ya que 15 años antes de que Nicki Minaj colaborara con BTS, quienes además han sido número uno en álbumes en Estados Unidos (es la primera vez que un álbum de pop coreano lo logra); de que Grimes colaborara con LOONA, de que Charli XCX colaborara con Kyaru Pamyu Pamyu o incluso de que existiera PC Music, La Casa Azul publicaba canciones pop perfectas inspiradas en el sonido de Capsule y The Aprils (con los que llegó a colaborar) que sonaban como si procedieron de un futuro no muy lejano.

Si ‘La revolución sexual’ puede considerarse, de cara al público occidental, premonitorio de un grupo de j-pop o k-pop en concreto actual, ese sería LOONA (이달의 소녀), el grupo surcoreano de 12 muchachas (11 coreanas, 1 china) creado por la empresa de entretenimiento Blockberry Creative (no es secreto que las bandas de ídolos surcoreanas están abiertamente manufacturadas, de hecho el grupo tiene hasta una web serie, cada una de sus integrantes ha publicado single sola o mediante subdivisiones del propio grupo, a cada integrante le representa un color y un animal, etc.). Una de las tres subdivisiones del grupo ha firmado una canción que no podría ser más mediterránea y Elefant (‘rendezvous 18.6y’ casi podían haberla firmado los primeros Fitness Forever) y la pegajosa ‘hi high’, la segunda pista de este breve [++] con el que las 12 integrantes de LOONA debutan oficialmente, después de un año presentándose en solitario o en pequeños grupos, en fascículos como si fueran una colección de revistas, tiene el sonido pop ultra-vitaminado y enérgico y la fijación por la melodía pop de las canciones de Guille Milkyway.

Como acostumbran las bandas de pop surcoreanas, el estilo de LOONA se compone sin embargo de la asimilación, a su propio estilo artificial y con marcado perfil electrónico, de diversos sonidos internacionales, en busca de exportar su proyecto a otras partes del mundo. Al margen de este [++] hemos escuchado a las chicas temas muy Janet Jackson (‘I’ll Be There’), otros con influencias del tango y la música clásica (‘Sonatine’) y otros directamente bizarros e inclasificables (‘Egoist’). Pero sobre todo les hemos oído temas muy pop y muy americanos, hasta el punto que muchos de ellos ni siquiera disimulan su parecido con éxitos tan conocidos como ‘Problem’ de Ariana Grande, a la que se parece mucho la explosiva ‘favOriTe’, que también tiene un punto a Jennifer Lopez y en la que LOONA expresan querer a su chico “de la cabeza a los pies, incluso el corazón” (qué miedo); o ‘Stylish’, tan prefabricada como su título tipo camiseta de H&M y que busca replicar el sonido EDM y future bass de Flume y similares, aunque sin conseguir una canción demasiado interesante.

En cualquier caso, disimular no es el objetivo del k-pop y quien se enfrenta a esta industria (no se puede hablar solo de género) sabe que tiene ante sí un producto en el sentido más literal del término. No podrían sonar más artificiales por ejemplo las letras de LOONA y frases como “no soy fácil, tengo mis secretos, no quiero dar mi amor fácilmente, soy especial” (‘hi high’) resonarán con toda una generación de jóvenes, pero no por ello dejarán de sonar menos asépticas y como salidas de un laboratorio de frases pop. Es difícil creerse a LOONA cantando cualquier cosa, pero quizás ese elemento artificial tenga su punto. ¿Sería más fácil disfrutar de su trabajo y del k-pop en general si las noticias que llegan de esta industria no fueran a veces tan siniestras? Sí, pero por suerte o por desgracia [++] consigue mantener la atención puesta en la música. Por supuesto esa era la intención.

Calificación: 6,5/10
Lo mejor: ‘hi high’, ‘favOriTe’
Te gustará si: no tienes prejuicios y le reconoces méritos perfectamente válidos a la música pop prefabricada
Escúchalo: Spotify

Etiquetas: ,

La Tienda JNSP