El público de Operación Triunfo grita «estupidez» mientras ‘Toxic’ eleva el nivel del programa

Por | 18 Oct 18, 10:29

La 4ª gala de Operación Triunfo 2018 al fin hizo honor a las expectativas que había generado esta edición en su comienzo, y también a la polémica de los últimos días a cuenta de la interpretación de ‘Quédate en Madrid’ de Mecano por parte de Miki y María, que se negaba a cantar la palabra «mariconez».

El programa no rehuyó el «salseo» y lo mostró en los vídeos tal cual –al menos de puertas para fuera– ocurrió. Al final Miki y María hicieron lo que tenían que hacer, que fue bordar la canción con la palabrita de marras incluida. Parecía que habían ganado «la libertad» y «los derechos de autor», que defendieron la propia Torroja –aunque al final escurrió el bulto y atribuyó a José María Cano el rechazo a cambiar nada– y Joe Pérez Orive en sendas intervenciones, como si alguien allí estuviera en contra de aquellos.

Pero quizá al programa se le olvidó contar con cierto clamor social, que considera tan importante el respeto a la libertad sexual como otros: además de unos reprobables abucheos a Torroja cuando entró al plató que alguno de los presentes subió a Twitter, la masa comenzó a gritar desde el foso «¡Estupidez! ¡Estupidez!» mientras Miki y María cruzaban la pasarela tras cantar. Y la soberanía del público no terminó ahí: hicieron María la favorita de la gala, no sólo imposibilitando su nominación sino también premiando su iniciativa y, no lo olvidemos, buena interpretación. Como Noemí Galera fue a decirles después, aunque su postura se encontrara con una negativa «todos querríamos que nuestros hijos fueran así». Por supuesto, todo esto nos dejó una auténtica pila de memes desternillantes.

Por lo demás, como decía antes, la gala 4 de OT2018 tuvo un bien nivel tras el toque de atención de la directora de la academia por la falta de emoción e interés despertado en los dos programas anteriores, incluyendo una fabulosa interpretación de Mon Laferte de su gran éxito ‘Mi buen amor’ –en lugar de presentar uno de sus nuevos singles, tuvo el detallazo de dejar a sus fans que eligieran la canción–.

Hasta Damion, discutido desde el primer día, hizo una buena versión de ‘Give Me Love’ de Ed Sheeran que levantó al público con sencillez y fuerza, haciendo que el esfuerzo de su contrincante, Joan Garrido, fuera estéril (una canción algo menos random que ‘Bed I Made’ quizá le habría hecho estar más cerca de quedarse en la academia, pero finalmente fue el menos votado).

Aunque sin duda el gran momentazo de la noche lo dieron, tal y como se esperaba, las favoritísimas para triunfar en esta edición junto con Famous (que se enfrentó en solitario a ‘Take Me To Church’ con tantos nervios como solvencia), Alba Reche y Natalia. Juntas convirtieron ‘Toxic’ en un «numerazo bollo» –como lo acuñó la misma Itziar Castro–, cantando y bailando de manera espectacular, poniendo patas arriba Twitter con otra serie de tuits y memes antológica. A ellas tampoco las permitieron cantar «girl» en lugar de «guy» en la primera estrofa. Hubiera estado bonito, ¿eh, Ana?

La Tienda JNSP