Shinova: “Ya da hasta cosa hablar de etiquetas, cuando tantas cosas suman cuando se conectan”

Por | 28 Nov 18, 12:38

Los vascos Shinova han vuelto a aparecer en las listas de ventas y streaming con su nuevo disco ‘Cartas de navegación‘, que el 2 de febrero presentarán en La Riviera de Madrid. Además, hoy están entre las nuevas confirmaciones de SanSan Festival, momento que aprovechamos para publicar una reciente conversación con Gabriel, Daniel y Erlantz en la que hablamos sobre su nuevo disco, las posibilidades de temas que aún no han sido single como ‘Utopía’, cómo les ha sentado el éxito o su posición en la industria musical.

¿Cómo ha cambiado vuestra vida desde que sacasteis ‘Volver’? Claramente fue el punto de inflexión para vosotros…
Gabriel: “No hemos parado desde que editamos el anterior, ‘Ana y el artista temerario’. Ha sido un aprendizaje puro y duro. Ponernos constantemente metas a corto y plazo no nos ha dejado hacer una retrospectiva, y simplemente vivimos al día. Ha cambiado el sacrificio que hay que hacer. Antes todos teníamos nuestros trabajos, y quien no trabajaba estudiaba, y la música ahora ha pasado a ser una prioridad. Pero sarna con gusto no pica. ‘Volver’ nos permitió hacer una gira que hasta entonces no habíamos podido hacer. Cuando decidimos dar el paso y enfocar nuestras vidas hacia la música, fue con ese disco. Pero para que eso suceda, han tenido que pasar muchos años. Cada piedra ha ido formando este pequeño castillo”.

Seguís viviendo en el mismo sitio, ¿verdad? ¿Os gusta viajar tanto y dar tantos conciertos o hay momentos duros?
Daniel: “Sí, vivimos en el mismo sitio. Por ejemplo cuando tienes que hacer 1.000 kilómetros de Vitoria a Cádiz se hace largo, pero siempre pasa que cuando llega el momento del concierto, la prueba y demás, se te olvida”.

Cuando empiezas a hacerte famoso en la música en España, a veces te planteas venirte a Madrid porque te llaman de más sitios o fiestas, o te pilla más cerca Valencia o el sur. ¿Nunca os habéis planteado mudaros aquí por alguna razón logística o económica?
Erlantz: “Nosotros estamos muy contentos, aunque es verdad que, por logística, es mucho más fácil desplazarte de Madrid al sur en vez de pegarte 11 u 12 horas hasta Cádiz. Yo no contemplo moverme de allí…”
Gabriel: “Nuestra oficina está en Vitoria, cerca de casa. Nos han comentado mucho venir a Madrid, pero vivir en un pueblo pequeñito te da una visión externa mucho mayor y tienes ese punto de tranquilidad que es necesario, sentirte en casa”.
Daniel: “Está bien esa opción de llegar, cerrar el libro, apartarlo y después volver a la carretera”.

“Hemos aprendido de los errores que tuvimos con anteriores discos, hemos limpiado mucho a nivel técnico”

¿Qué significa este disco respecto al anterior, qué significa para vosotros o qué creéis que va a significar en la trayectoria del grupo a largo plazo?
Gabriel: “Estamos recibiendo mucho cariño y nos sorprende que aún no han salido haters, que siempre molan y son los que le dan calidad a la película. Tiro de topicazo, pero este disco es una evolución lógica de ‘Volver’. Hemos trabajado con un productor, que es nuestro técnico, Mikel Santos, que nos conoce como nadie, y todas estas canciones se empezaron a trabajar desde el local, con él, buscando un sonido determinado que es el que se puede escuchar en el disco. Hemos aprendido de los errores que tuvimos con anteriores discos, si los podemos llamar errores, y hemos limpiado mucho a nivel técnico. Antes metíamos muchas pistas y capas de sonido, pero esta vez ha quedado la canción con lo necesario. Eso ha sido complicado pero también un avance”.

¿Ahora veis demasiados arreglos en los discos viejos?
Gabriel: “En algunos momentos todas esas capas te dan seguridad y nosotros, al trabajar sin productor, empiezas a meter cosas y lo haces. Con ‘Volver’ teníamos que adaptar las canciones al directo, y estas, desde el local, notábamos que funcionaban y latían a un ritmo diferente”.
Daniel: “Cuando tienes una buena idea, sabes dosificarla y no meterlo todo a la vez, eso es algo que aprendimos y hemos pulido en este disco. Hemos aprendido a trabajar los espacios”.

¿Alguna vez habéis puesto sobre la mesa a algún productor que no fuera vuestro técnico?
Erlantz: “No, la idea de trabajar con Mikel ha sido siempre trabajar con alguien cercano con el que pudiéramos trabajar desde el local”.
Daniel: “El hecho de vivir en el norte nos facilitaba la tarea porque vive cerca. Podíamos quedar, hacer curro de local, quedar para tomar un café y comentar el proceso…”
Gabriel: “El disco se ha grabado en Aranda del Duero, y ahí está José Caballero, que siendo el técnico de estudio de grabación, muchas veces ha hecho también las veces de producción en ‘Volver’ y nos ha ayudado muchísimo”.

Tú has aludido a los haters, ¿qué tipo de haters tenéis?
Erlantz: “Ingeniosos. Estoy orgulloso de ellos. Uno decía “¿para cuándo un lazo para protestar por que Shinova toquen en todos lados?””.
Daniel: “Y uno que preguntaba “¿qué es peor que que te rompen el corazón?” y otro contestaba “Shinova”. Ese es hater desde el aprecio. El disco es un poco triste, igual era por ahí (risas)”.

Pensé que serían comentarios más bien de vuestro público “anterior”, más rockero…
Erlantz: “Esa fase pasó. Se han adaptado bastante bien”.
Daniel: “En Youtube sí hay un comentario que dice “aunque me gustaba más el sonido anterior, este no está mal”. Hater desde el respeto” (risas).
Gabriel: “Al final para el sonido anterior ya están los discos anteriores. Quien quiera disfrutarlos los tiene a su disposición”.

“Somos una banda de rock y siempre lo vamos a ser. Pero nos apetecía que en este disco se notara cierta calma y claridad en el sonido”.

El disco tiene bastante baladas y canciones tranquilas en la primera mitad. Dan un poco como de susto para el público que tenéis. ¿Es algo que habéis pensado? ¿Por qué ‘Utopía’ no sale antes, por ejemplo?
Gabriel: “Dimos muchísimas vueltas al orden, hasta que encontramos una coherencia y fue por feeling. Con este orden nos daba la impresión de que el disco cobraba sentido”.
Erlantz: “Estas canciones en directo serán más brutas y van a sonar mucho más potentes”.
Daniel: “‘Expectativas y espejismos’ por ejemplo puede parecer una balada pero llega un punto que entra el estribillo y tiene mucha energía”.
Gabriel: “La mezcla fue crucial, con estas canciones tú puedes hacer un disco mucho más rockero, o mucho más pop, y nosotros venimos de donde venimos, somos una banda de rock y siempre lo vamos a ser. Pero nos apetecía que en este disco se notara cierta calma y claridad en el sonido”.

¿Atribuyes esta calma a las letras o solo es cuestión de sonido?
Gabriel: “Para nosotros es importante siempre el texto. Creo que hemos encontrado una manera de escribir en la que nos encontramos cómodos y donde se encuentra nuestra personalidad. Si metes mucho texto y de repente la voz está confusa… necesitas ser claro y creemos que se ha logrado con este disco”.

En ‘Aurora’ decís algo así como que sois non-gratos en el paraíso, ¿a qué os referís?
Gabriel: “¡El dilema de explicar una letra o no! No te voy a explicar de qué va esa frase, pero ‘Aurora’, con lo metafórica que es, es mucho mas explícita de lo que parece, casi descriptiva. Y hasta ahí, porque lo bonito es que una persona coja esa canción y la interprete a su manera y la haga suya. El significado que le da una persona es tan válido como el del artista”.

“Hemos vivido casos de gente que por una canción se ve juzgada o te vas a la trena directamente. Te has saltado una ley que en un país democrático del siglo XXI no debería estar vigente”.

No sé si os guardáis la explicación para un futuro libro como el de Dorian… Te hago una última pregunta por las letras, pues. En ‘Solo una canción’ parece que os defendéis de las críticas, aunque yo la percibo como si os sintieras excluidos de algún lugar.
Gabriel: “En esta canción me refiero a toda esta temporada que se ha vivido a nivel de libertad de expresión, con leyes absurdas que parece que apelan a otros tiempos que deberían ya estar sanados pero resulta que siguen presentes. Hemos vivido casos de gente que por una canción se ve juzgada o te vas a la trena directamente. Te has saltado una ley que en un país democrático del siglo XXI no debería estar vigente”.

Hay unas guitarras en ‘Cartas de navegación’ que me suenan un poco a The xx, aunque es más uptempo de lo que ellos podrían hacer.
Erlantz: “The xx tiran mucho de reverb en las guitarras pero los tempos de sus canciones son más pausados. No es un grupo del que yo sea fan, aunque me gustan canciones, pero es verdad que el trabajo de guitarras que tienen es un currazo. Alguien por ahí comentaba que las guitarras le recuerdan a Anathema. No sé qué ha podido influir esas guitarras… simplemente salieron”.

¿Hay alguien que os haya influido en este disco, alguien que hayáis escuchado obsesivamente y que os haya marcado?
Daniel: “En mi caso nada en concreto. Tenemos algunos grupos en común que escuchamos todos pero cada uno tiene sus gustos”.
Gabriel: “Hablabas de Dorian. Hemos coincidido unas cuantas veces con ellos y los hemos ido escuchando al irles conociendo. También hemos coincidido mucho con Luis Brea, que me parece uno de los mejores letristas del estado. ‘Super Mariachi’ es un temazo increíble. Second, con ellos somos muy afines”.

Nunca se me hubiera ocurrido compararos con Dorian, pero la pista 7, ‘En el otro extremo’, puede tener una lejanísima conexión con ellos.
Gabriel: “Yo más que influencias te hablo de gente que admiramos. ‘En el otro extremo’ es verdad que es un tema que rompe un poquito con la tónica del disco y con nuestra discografía. A menos que yo recuerde, no teníamos ninguna canción que tirase por esos derroteros”.

¿Lo veis como un indicativo del futuro, siendo un grupo más bien rockero? ¿Es de vuestras favoritas?
Daniel: “El disco iban a ser 12 cortes, pero se quedó un tema fuera porque por estilo o por contexto no casaba, y no era precisamente en la línea de ‘En el otro extremo’. Era otro tipo de tema con más piano. Si te digo la verdad no sabemos qué vendrá…”
Erlantz: “Una de las cosas que hace especial este disco es que en el álbum hay temas que podrían ser la continuación del sonido que veníamos trabajando en ‘Volver’, pero luego hay otros que rompen con estilo, como ‘En el otro extremo’ o ‘Aurora’, que no se asemejan a lo que veníamos haciendo. Esa heterogeneidad es lo que da más sentido al disco”.

¿Hay alguna persona en el grupo que sea más rockera y diga “hasta aquí hemos llegado con la experimentación y los teclados”?
Erlantz: “No nos cerramos a experimentar. De hecho, el tema que se descartó me dio pena descartarlo porque en él había alguna cosa que no habíamos hecho nunca… Pero saldrá”.
G: “Es muy setentero y funk”.

¿No hay límites para el futuro?
Gabriel: “Ya da hasta cosa hablar de etiquetas en estos tiempos en que todo se mezcla con todo y tantas cosas suman cuando se conectan. Limitarnos a algo en concreto, decir “no metas una dulzaina porque no te va a aportar”… pues posiblemente no aporte [ríe] pero la dulzaina va a estar”.

Hay un grupo, Chelsea Boots, que parecían los nuevos Phoenix, pero han metido un reggaetón en su disco, con trampa porque parece producido por Delorean, es una cosa súper fina, pero es reggaetón.
Daniel: “También Foo Fighters sacaron una canción con ritmo de reggaetón, ‘Run’. Si la canción es buena, lo que menos importa es el estilo”.

El disco donde no va es a la ranchera o al folclore. Vetusta Morla hicieron un 3×4, ’23 de junio’, y como hablabais de Chavela Vargas como influencia en ‘Volver’, pensé que harías alguna canción más folclórica.
G: “Podríamos haber tirado por esa línea pero una vez que empezamos a componer y vimos cómo se iba gestando el disco… Hay que sentir y comprender lo que está uno haciendo, y yo creo que una canción de esas características en este disco se hubiera quedado un poco a la deriva”.

“Es un honor que te comparen con alguien que está en la cresta de la ola, pero si arañas, encuentras más cosas”

¿En qué creéis que os parecéis u os diferenciáis de los grupos con los que os suelen comparar? Al final el éxito de un grupo es la diferenciación, el ofrecer algo que no ofrecen los demás…
Erlantz: “Que vivimos lejos del sur… más que el resto” [ríen].
Gabriel: “Solo nosotros somos Shinova” [ríen].
Daniel: “Se tiende a comparar a las bandas con referentes grandes de ese momento, como Izal, Vetusta, pero no sé, no considero que…”
Gabriel: “Muchas de las comparaciones son con bandas que son cabezas de cartel o que están en un pico de fama, pero es bonito cuando te encuentras con alguien que empieza a arañar desde más atrás, cuando habla por ejemplo de The Smiths”.

Yo veo a The Smiths y un poquito a The Clash en ‘Utopía’.
Gabriel: “Hablábamos de gente que son compañeros, gente que ves cada 2 semanas, y que ves cómo se lo han currado. Es un honor que te comparen con alguien que está en la cresta de la ola, pero si arañas, encuentras más cosas”.

¿Qué lugar creéis que ocupáis en la industria y que lugar creéis que podéis llegar a ocupar? ¿Os veis dando el salto a estadios?
Gabriel: Ojalá, ¿quién no querría? Pero se trata de hacer metas a corto plazo e ir cumpliéndolas, es difícil mirar más allá. Si te pones expectativas te puedes obsesionar y conseguir que al final no suceda. Y eres un depresivo, un amargado de la vida”.

¿Tenéis ambiciones tipo “nos vamos a gastar el dinero en un vídeo de puta madre para ‘Utopia'”, “ya tenemos reservada una segunda fecha en La Riviera”?
Gabriel: “A nivel audiovisual, hay muchas cosas que van a ser muy chulas en los próximos meses. Tenemos una Riviera el 2 de febrero, el comienzo de la gira de ‘Cartas de navegación’. Existe ese tipo de ambición”.
Daniel: “Además, tenemos gente que trabaja ayudándonos. Nuestra agencia siempre va un paso por delante para ayudarnos en eso. Por ejemplo, la fecha en La Riviera la tenían reservada cuando nosotros estábamos inmersos en el disco, para asegurarse que era una buena fecha”.

Etiquetas:
  • xabier

    The Clash? The Smiths?
    Ya quisieran. Estos, al pack Izal, LOL, Lori, Ferreiro, Sidonie, triunfitos de toda índole, etc, a evitar.
    Con la de cosas interesantes y divertidas que hay por ahí; Kokoschka, Crepus, N.Vegas, Tulsa, Cooper, etc, etc.
    Para gustos los colores, claro.

Send this to a friend