La canción del día: James Blake y Rosalía se encuentran «como el río y el mar» en ‘Barefoot in the Park’

Por | 22 Ene 19, 12:48

El pasado viernes se publicaba el cuarto álbum de estudio de James Blake, ‘Assume Form‘, un trabajo muy esperado por parte del británico y que había logrado mantener con cierto secretismo casi hasta el último momento. El álbum está cosechando en general buenas críticas aunque sin demasiados vuelos de peluca. Hay incluso a quien le parece flojo tirando a meh, como a Pitchfork. El redactor Philip Sherburne otroga al nuevo álbum del británico un 5,8 sobre 10 y, aunque sí destaca algunos momentos del disco como ‘Lullaby for my Insomniac’, ‘Tell Them’ o el single/no-single ‘Don’t Miss It‘, lo tilda en general como «agresivamente pastel» y «sofocantemente serio» –para que luego digan que por aquí somos rebuscados escribiendo–.

Uno de sus temas menos favoritos del disco es ‘Barefoot in the Park’, la colaboración con Rosalía y una nueva alusión al romanticismo que inunda el disco, en forma de referencia a la popular comedia dirigida por Greg Saks en 1967. Aunque para Sherburne el «velado trino» de la catalana es lo mejor de la canción, el «ritmo de IDM tropical» y su melodía de subidas y bajadas es ampliamente olvidable. Resulta curioso, porque para mí ese «barefoot in the park» entonan a dúo (y que persiste, distorsionado y de fondo, durante toda la canción) es uno de los ganchos más claros y memorables del disco. Es cierto que es una producción sinuosa –colaboran en ella Dan Foat, co-productor del álbum, y Dominic Maker, mitad del dúo Mount Kimbie–, muy rica en lo percusivo y con una estructura bastante pop, realzada por ese vacío que se hace en el puente que entona Blake para renacer de luego y rematar el tema. Quizá es que el oído anglosajón aún debe acostumbrarse a la sonoridad folclórica de los versos que entona Rosalía, y que esconden un inesperado guiño a una de sus admiradoras más célebres, Niña Pastori.

Como ha circulado en Internet desde que viera a la luz el disco y este tema, el verso con el que Vila abre la canción –»Agujeritos del cielo / Cuelan el brillo de Dios / Un rayo cayó en tus ojos / Y me partió el corazón»– pertenece a ‘Entre dos puertos‘, unas alegrías que Paco Ortega escribió para la artista gaditana en el disco con ese título que publicó en 1995 (que contenía, entre otras canciones, su hit ‘Tú me camelas’). Niña Pastori y James Blake juntos en una canción. ¿Esto ha pasado? Sí, real.

Práctica habitual en el flamenco, Rosalía toma unos versos que le gustan y se los lleva a su terreno, aportando además nuevos matices a esa figura y crea una segunda parte del verso nueva: «Agujerito del cielo / Díctame por dónde ir / Para yo no equivocarme / Y así ver mi porvenir». Antes de que alguien haga un escándalo de esto, parece improbable que Rosalía haya hecho esto sin comentarlo previamente con la intérprete del original, puesto que les une una buena relación. Incluso, recientemente se publicaba ‘Realmente volando’, un disco en directo de Pastori que incluía una versión de ‘Cuando te beso‘ junto a Vila, obviamente invitada por la protagonista del álbum.

Volviendo a ‘Barefoot in the Park’, en un segundo verso –en este caso parece que ya del todo original de Rosalía– lleva en su al autor de ‘Overgrown’ a cantar en su segunda mitad en español y a coro con la autora de ‘El mal querer‘: «Si te apartan de mi vera / Y te tuviera que encontrar / Hasta allá te encontraría / Como el río va a la mar». Y así, con esa naturalidad, fluye esta estupenda colaboración entre ambos, como si estuviese destinada a suceder en todo caso. En una entrevista para iTunes Radio, Blake explicaba que fue su mánager quien le mostró ‘Los ángeles’. «No había escuchado nada tan vulnerable y puro y devastador en bastante tiempo», define sus sensaciones. «Vino al estudio y en un día ya habíamos hecho dos o tres cosas [Nde: ¿estarán entre ellas las palmas de ‘Tell Them’?]. Me encantó el sonido de nuestras voces juntas», añadía. En un tuit publicado el día del lanzamiento, el británico da las gracias a Rosalía por «ser un soplo de aire fresco y una inspiración vocal», además de por no reírse de su español. «Eres el mejor y tu español también», respondía la artista.

La Tienda JNSP