Lizzo / Cuz I Love You

Por | 25 Abr 19, 8:13

Una peluca de 107 centímetros es lo único que lleva puesto Lizzo en la portada de su tercer álbum. La cantante americana siempre ha hecho alarde de su estado físico en tuits tan salaos como “ser una gran zorra gorda me relaja” (©) o entrevistas en las que ya hace años ha hablado de cómo en quinto el guaperas de la clase la llamaba “culo gordo”. Hace rato, mucho antes de su éxito ‘Good as Hell’ o de ese ‘Boys’ que lanzaba el año pasado, decidió que “gorda” no sería una “palabra negativa en su vocabulario” sino simplemente lo que es. Aunque todo esto quizá sea algo obvio para quienes ya la conocían, ‘Cuz I Love You’ puede ser su disco de “breakthrough” y por tanto, según su estilista, aquí ha decidido mostrarse como es, “sin miedo, libre y segura de sí misma”. Lo habéis adivinado: el “porque te quiero” del título no está dedicado sino a ella. Ella misma superando sus seguridades y demonios: también los que no tienen que ver con lo físico.

Ese es el mensaje de uno de los temas de este álbum, ‘Soulmate’, cuyo estribillo dice “yo soy mi amiga del alma, sé cómo quererme”. Según ha explicado en Apple Music, este tema habla de “la soledad”, pero no del modo en que todo el mundo espera, pues en otro tema bromea: “no te necesito, estoy sola en casa y soy Macaulay Culkin”. Aquí parece hablar más bien de la depresión y la ansiedad y de ayudarse a sí misma a superarlas. “Tengo una relación con la soledad que no es muy saludable, he estado yendo a terapia para trabajar en ello. No es la soledad de echar de menos a un tío, sino una emoción real maníaca con la que tengo que lidiar”. ‘Cuz I Love You’ es, por tanto, un disco intenso a veces, como en la balada desgarrada titular de soul clásico que lo abre, pero sobre todo es un álbum breve y entretenido con un par de singles muy claros.

El primero fue ‘Juice‘ y ha sido bastante divertido de seguir. Primero, su vídeo en el gimnasio, un anti-‘Physical’ con lociones, pociones y un amiguete de minúsculo calzoncillo; después, la actuación en el programa de Ellen DeGeneres, donde lo mismo cupo una sesión de twerking que una animadísima DJ de atrezzo, que un solo de flauta. Y lo mismo podría ser hit ‘Like a Girl’, con sus menciones honorables a otras mujeres poderosas como TLC, Chaka Kahn, Lauryn Hill o Serena Williams; o la espléndida ‘Tempo’ junto a Missy Elliot, que tiene delito que haya estado a punto de quedarse fuera del álbum.

Hay que querer a Lizzo, y su show es el típico que no me perdería en sala o festival, pero que ‘Tempo’ haya entrado en el disco por los pelos pone sobre la mesa la falta de dirección creativa de ‘Cuz I Love You’. En verdad, el álbum adolece de todo aquello que no nos convencía en ’24K Magic’ de Bruno Mars. ¿Tenía hits? Sí. ¿Tenía canción mala? En absoluto. Pero hay algo que chirría en demasiadas ocasiones: cuando te acercas al gospel y tu producción parece la de una triunfita o, a lo sumo, Robbie Williams, como sucede en ‘Heaven Help Me’; cuando tienes que aclarar que no estás hablando de Prince respecto a la historia de ‘Crybaby’, pues casi parece una versión; cuando ‘Soulmate’ deja muchas ganas de escuchar ‘Famous’ de Charli XCX; o cuando haces la típica balada a lo años 50 y en lugar de salirte ‘Love on the Brain‘ te sale una rima como “Jerome, Jerome / Take your ass home / Where the peaches have thorns”. Amy Winehouse nos habría hecho partirnos de risa con algo parecido, pero no exactamente con esto.

La instrumentación de ‘Tempo’, más orientada hacia la música de club, en contraste con el resto del disco, más orgánico, es lo que estuvo a punto de dejar esta joya fuera del disco cuando aún no había saltado sobre ella Missy Elliott. El “beef” que lanza a las chicas delgadas (“Slow songs, they for skinny hoes / Can’t move all of this here to one of those / I’m a thick bitch, I need tempo (Tempo) / Fuck it up to the tempo”) es lo mejor que he oído al respecto desde el mítico “Fuck you if you’re skinny” de Nicki Minaj en ‘Anaconda’. Más de este oro y menos de una unidad estilística y perfección en la producción que solo existían en su cabeza.

Calificación: 6/10
Lo mejor: ‘Juice’, ‘Tempo’, ‘Like a Girl’
Te gustará si te gustan: Destiny’s Child, Kelis, Bruno Mars, Meghan Trainor
Escúchalo: Spotify

Etiquetas:
  • Gass

    Después del temazo que fue Boys y luego Juice es una decepción que el álbum no tire por esos derroteros más funky. Se ha quedado en un sonido old school que se siente viejuno y no está para nada actualizado en este álbum

  • maqstream

    Es una pena que no se haya incluído Boys.

  • Víctor Towfon

    Nada de acuerdo, que la produción es de triunfito? Heaven Help Me de hecho es la mejor canción junto a Better in color, que además son un desfase creativo y de producción.

  • Jaime

    No conocía a esta moza, pero olé su portada. Hermosa foto. Bellezón

  • Víctor Towfon

    Ahí toda la razón. Aunque Truth hurts y Water Me tb son temazos

  • ZeRaLoGe

    Esta vez no estoy tan de acuerdo, admito que el disco carece de la dirección artística apropiada, pero para 11 canciones; 33 minutos… Se ha lanzado un discazo.

Playlist del mes

Send this to a friend