Aitana: «No podemos menospreciar el reggaetón porque sea reggaetón»

Por | 30 Jun 19, 23:09

Aitana ha sido número 1 en España, tanto de streaming como de ventas, con su primer disco ‘Spoiler’, que incluye singles que han sido un exitazo como ‘Teléfono’ o ‘Vas a quedarte’; o pueden serlo, como ese ‘Me quedo’ con Lola Indigo que acaba de estrenar videoclip. Hablamos con Ocaña en un céntrico restaurante de Madrid sobre su primera gira, que acaba de comenzar; sus inesperadas colaboraciones con Henry Saiz, Pional o Guille Galván de Vetusta Morla; la más esperable producción junto a Alizzz y El Guincho (la mencionada ‘Me quedo’) o la inclusión de temas de Operación Triunfo en su repertorio en vivo. La cantante se muestra inquieta -en un momento se disculpa por estar jugueteando con un móvil que resulta ser el mío y no el suyo, y de hecho el instrumento con el que estoy grabando esta entrevista- pero también muy confiada en el trabajo realizado.

¿Qué tal ha ido el primer concierto de la gira en Murcia? Siendo el primer concierto, ¿ha habido fallitos de estos que nadie ve?
Es que no quise estar atenta a los errores, sino a salir a pasármelo bien. Me dije: «voy a hacer que la gente se lo pase bien y también a disfrutarlo yo». Si voy a sufrir con este trabajo, ¿de qué me sirve? Cuando me estaban maquillando me decían: «estás muy tranquila, no te confíes». Y yo: «No, no estoy confiada, simplemente estoy concentrada y dispuesta a pasármelo bien»».
Comentabas que nunca habías actuado hora y media tú sola…
No, no, no, en mi vida, nunca había estado tanto tiempo en el escenario. Siempre era 3 minutos y salir, 3 minutos y salir. Como cuando me han invitado a cantar Luis Fonsi, David Bisbal o Morat. Siempre me decían: «se te ve nerviosa». ¡Es que no me daba tiempo a hacerme!

¿Se te hizo largo actuar?
¡Para nada! Y eso que duró 1 hora y 45 (minutos). Básicamente porque hablo… porque soy una cotorra. ‘Vas a quedarte’ es de las últimas y yo pensaba: «¿cuándo ha pasado el concierto tan rápido?». Y de repente en la última era como «¿ya se ha acabado?».
¿El show es más de música en vivo, de baile, de voz…?
De todo. Hay músicos en directo, cuatro bailarinas increíbles, igual que los músicos… Hay momentos de baile, de calma solo con el piano… A capella no hay nada, solo cuando hablo, que hablo mucho (risas).
¿Pero está todo medido tipo como un concierto de diva pop o hay lugar para la espontaneidad?
Hay espontaneidad porque me considero una persona espontánea, porque yo voy a lo loco. Pero sí que es verdad que desde febrero y marzo que estaban todos los temas, escogimos para las coreografías a Vicky Gómez, Mamen Márquez me ha ayudado a todo lo que es la voz para subsistir hora y media y estar bien el día siguiente, hemos trabajado con Ludovico en la parte musical… Desde 3 semanas antes de que saliera el disco estuvimos con los ensayos, que fueron 2 semanas en Madrid y otra en Málaga en unos «stages» con todo el escenario montado para familiarizarme con el escenario.

He cotilleado en el setlist, y está ‘Arde’, que al no estar en el disco pensé que era una canción que habías querido dejar atrás. Y también hay varias versiones.
No, para nada. Mi disco tiene 14 canciones, más ‘Arde’ y ‘Presiento’. Y 5 covers, entre las que está ‘Someone Like You’. Con las versiones he querido hacer un «remember» a Operación Triunfo, menos ‘Someone Like You’ que no la canté en Operación Triunfo pero sí es la primera que canté a mi familia, como en un concierto casero. Le tengo mucho cariño. En un momento pensé que no podía hacer covers, pero fui a ver a Sebastián Yatra a Barceló y le vi hacer un montón de covers. Una de Bad Bunnny… Y yo pensaba: «¿cómo puede hacer covers si tiene muchísimas canciones para elegir lo que quiera?». Pues porque le gusta, le apetece, quiere hacérselo pasar bien a su gente… A mí también me apetece hacer las canciones más emblemáticas de Operación Triunfo, y un trocito de ‘Someone Like You’ de cuando empecé.

Hay gente que se niega a hacer las canciones que cantó en OT, pero a ti te vemos encantada…
Yo estoy encantada. Sí quería esperar a tener un disco entero para actuar, para que el 85% fueran mis canciones, pero estoy encantada de hacer versiones. No me estoy comparando con Ariana Grande pero cuando empecé a escucharla lo que hacía ella eran también versiones. Y me parecía muy bien, muy lícito, muy lógico. Gente absolutamente grande también hace versiones.

Te llaman mucho «la Ariana Grande española», supongo que por estética. Luego, el disco no tiene nada que ver, ni siquiera las que pueden ser un poco más R&B…
No… Sí que tengo influencias del pop comercial porque es lo que me gusta y es lo que yo escucho. Hay diferentes estilos, pero he intentado buscar lo que más se puede asemejar a lo que tengo dentro de mí.

Cuando te vimos cantar ‘Arde’, la verdad no adiviné que terminarías trabajando con Henry Saiz o Pional, gente que viene del mundo DJ… ¿cómo ha sido?
Fue por coincidencias. También he trabajado con Guille de Vetusta Morla. Estaba con Guille Galván, Henry Saiz, Pional… y como que no tenía mucho sentido los 3. «¿Qué podemos hacer aquí?» (risas) Pero tienen tanto que aportar… Fue una mezcla de ideas, quedó divertido y guay. De ahí salieron ‘Cristal’ y ‘Barro y hielo’, que son de mis canciones favoritas. Tengo ganas de volver a trabajar con ellos y sacar cosas nuevas.

¿Hay alguna canción de todos estos artistas que te guste particularmente?
De Guille, ’23 de junio’ es la última que han sacado (Vetusta Morla) y me flipa, me gusta un montón. El videoclip me parece precioso. Soy muy pro-videoclip, aunque a veces no hace falta, pero en este caso me encantó. Pional ha estado con DORA, y he visto cosas que no han salido y me encantan. Me parece muy buena compositora y cantante, con 14 años. Es increíble. El Guincho ha trabajado con esta cantante…

¿Björk?
¿Bjork es la que canta como muy metido, no? Me encanta lo que hizo con ella y todo lo que ha hecho con Rosalía me parece increíble.

¿Qué crees que da unidad a tu disco?
La variedad de estilos, yo creo.

«No podemos menospreciar el reggaetón porque sea reggaetón. Obviamente con algunas letras no estoy de acuerdo y son machistas. Poco a poco se va evolucionando en eso y hay cosas que trabajar, pero en sí el estilo me parece superlícito»

¿Ha cambiado tu gusto musical durante los últimos meses?
Más que cambiado, yo creo que ha aumentado. Antes me gustaba solo el pop en inglés y ahora tengo una visión mucho más abierta. Considero que todos los estilos tienen su trabajo detrás y son importantes. No podemos menospreciar el reggaetón porque sea reggaetón. Obviamente no me gustan algunas cosas del reggaetón, con algunas letras no estoy de acuerdo y son machistas. Poco a poco se va evolucionando en eso y hay cosas que trabajar obviamente, pero en sí el estilo me parece superlícito. Es lo que se escucha y tiene ese éxito mundial. No todo el mundo tiene el poder de hacer un éxito mundial.

Has trabajado con El Guincho y Alizzz. Justo cuando salió la primera versión de ‘Lo malo’, entrevistamos a Alizzz y le preguntamos si produciría la versión definitiva de la canción. Dijo que sí, pero que no la remezclaría. No sé si habéis hablado algo de eso.
En cuanto a ‘Lo malo’, no, pero con ellos he hecho ‘Me quedo’ que es más latina, más urbana… Me encanta lo artistas que son en cuanto a la visión que tienen y la creatividad musical. Se nota que llevan mucho tiempo y que cada vez están experimentando más. Ellos me dieron esa visión. Al principio con ‘Me quedo’ yo estaba como «no sé, no sé, no sé». Pero me la ponía todos los días, en el coche, mi padre la bailaba todo el día… Es verdad que buscaba a alguien con quien hacerla, porque noté que le faltaba algo, por eso se lo dije a Lola (Indigo). Y ellos me decían «no te preocupes, keep calm, no solo sacas reggaetón, al final haces otras cosas».

¿Es distinto trabajar con ellos que con Andrés Torres y Mauricio Rengifo (productores de ‘Despacito’ y de algunos temas de Aitana)?
Cada persona es un mundo y tiene su manera de trabajar. Cada uno va a ser diferente. Mauricio y Andrés también han producido baladas y canciones indies, creo que hicieron algo con Imagine Dragons. Han ido más allá, no solo se quedan en el reggaetón.

¿Qué canciones de este disco has escrito más tú sola? ¿O siempre compones más en plan mesa redonda?
Sí. Puedes traer una idea, por ejemplo en ‘Nada sale mal’ el primer estribillo es mío. Pero las demás llegas y dices: «he pensado que podemos hablar de esto». Yo escribo, otra persona saca la producción, otras personas con más experiencia en cuanto a escritura que yo me dicen «pues aquí en vez de esto yo pondría esto»… Cosas así.

«Hay muchos ojos puestos en mí, y es precioso, pero yo también necesito buscar mi propia salida»

En ‘Cristal’ hablas de querer ser una bruja, bien sea buena o mala. ¿Qué quieres decir?
Esa canción habla de que en este año y medio muchas personas me han intentado aconsejar, pero yo necesito mi momento de rebeldía, de experimentar en cuanto a ser una bruja, sin hacer daño a nadie. Hay muchos ojos puestos en mí, y es precioso, pero yo también necesito buscar mi propia salida.

¿Te refieres a que tienes derecho a equivocarte?
Y de hecho me he equivocado. Estoy más expuesta.

Esta canción habla de la sobreexposición.
Y de la sobreprotección. Es un proceso para mí también. Yo también soy de cristal y todo el mundo es de cristal, es parte del ser humano ser frágil.

No sé si también esta canción habla en contra del paternalismo.
Yo lo entiendo. Entiendo que mucha gente te intente proteger y aconsejar. No hablo solo por mi familia porque mi familia y yo hemos aprendido mucho juntos. «Está bien que me protejas pero déjame que te enseñe que puedo hacer más cosas, y si me equivoco volveré a probar».

Te has mudado a Madrid, que es como el peor sitio para ser reconocido por la calle y que te pidan fotos todo el rato…
Me he mudado porque estaba siempre aquí. Tenía que hacerlo, no me gusta vivir en un hotel, perdía las cosas, me parecía un poco desastre mi vida. Necesitaba poder organizarme, tener aquí mi sitio porque mi trabajo ahora estaba aquí.

Amaia nos decía que en Barcelona la gente se cortaba más, pero que aquí en Madrid todo el mundo la hablaba y la abrazaba. ¿No te agobia?
No, lo entiendo. Entiendo todos estos momentos… Depende de dónde te metas. Hay veces que puedo caminar tranquila y si alguien te para, pues, si no tienes prisa, qué menos que pararte. Hay veces que si tengo que coger un AVE, o llegar a un restaurante, me agobio porque alguien me está explicando cómo siente mis canciones y pienso: «no tengo tanto tiempo cómo me gustaría, me gustaría quedarme más rato»… Va por momentos.

«Me gusta la variedad del disco, no es una variedad disparatada»

¿Qué canción del disco crees que puede marcar más tu futuro?
Me gusta mucho ‘Cristal’, ‘Con la miel en los labios’, ‘Vas a quedarte’, ‘Las Vegas’…

O sea, variado…
Me gusta esa variedad y no es una variedad disparatada. Me gusta Dua Lipa, que tiene ‘New Rules’, pero también la de «House», que es una balada que luego te digo como se llama (NdE: seguramente se refiera a ‘Homesick’). ¿Por qué a Dua Lipa se la relaciona con el pop si también tiene música variada?

Hablando de ‘Las Vegas’, cuéntame qué es esa frase de «sin saber nada todo el mundo hablaba».
Mucha gente cuando ve fotografías, empieza a imaginar cosas. Y solo es una foto.

Te refieres a Instagram.
Sí. O a fotos de paparazzis. La gente habla mucho y a veces puede ser verdad pero de chiripa porque no saben lo que están diciendo. Es gracioso que la gente hable tanto, a partir de solo una foto. No sabéis qué hay detrás de todo eso.

«No puedes jugar con una enfermedad, con un trastorno alimenticio. No puedes decir a la ligera «tienes anorexia»».

Acabas de decir en una entrevista que ahora mismo no borrarías la foto que borraste cuando te dijeron que tenías anorexia…
Ahora mismo seguro que no la borraría. Lo hice porque me asusté y yo no quiero promover nada. Recapacitando me dije: «¿Pero qué estás promoviendo? No estás promoviendo nada. Solo estás haciendo que las personas que están delgadas se sientan mal consigo mismas». Si están sanas, no se pueden sentir mal. No puedes jugar con una enfermedad, con un trastorno alimenticio. No puedes decir a la ligera «tienes anorexia». Es que no.

¿Ha cambiado tu manera de ver las cosas a raíz de las polémicas que surgen de vez en cuando?
Yo creo que sí, que mis opiniones se van desarrollando, también con mi madurez. Pero a la vez soy yo. La base es la misma.

¿Cómo es un día en tu vida ahora mismo?
Durante el día soy muy disciplinada. Antes de la gira por las mañanas entrenaba, dos o tres horas de baile, luego canto. Son todo clases y por las noches a dormir. Los fines de semana, si no tengo nada, me gusta salir con mis amigos.

¿Qué canciones te han sorprendido por su recepción en streaming? No sé si estás muy atenta a estas cosas…
Me gustó que mucha gente me comentó ‘Las Vegas’. Lo que dice, pero también el estilo musical. No pensé que de primeras fuera a gustar tanto. Sé que ‘Con la miel en los labios’, las baladas, gustan…

Y tú encantada…
¡Claro!

Me esperaba más éxito de ‘Mejor que tú’.
Yo pensé que iba a tener menos. Cuando salió ‘Tráiler’, me decían que por qué no la había sacado como single, y ni se me pasó por la cabeza.

Pensé que podía funcionar sola como ha pasado con ‘Me quedo’.
Pero no le dimos el valor de un single, como a ‘Arde’. ‘Vas a quedarte’ la exponía como mi single, lo cantaba en las radios, en televisión. Es la que tenía videoclip, el videoclip marca mucho si es un single o no.

Luego las canciones en inglés no gustan tanto…
Yo creo que en España… Mi idioma es el español y entiendo que las canciones que más gusten sean las españolas. Música en inglés hay muchísima, y la gente las recibe mejor si es alguien de fuera…

Realmente en el top 20 español, nunca hay muchas canciones en inglés. No creo que las hayas hecho con ese objeto o con miras internacionales…
No miro ningún tipo de éxito, sino lo que me gusta y lo que quiero poner en el disco. Si quiero mostrar mi verdad, muchas letras y melodías me salen en inglés porque es lo que yo escucho. Sería ilógico por mucho que tenga menos crédito que lo demás.

«La colaboración con C. Tangana es rara porque mis letras son bastante blancas, y las letras de C. Tangana son mucho más a cuchillo»

Ya te pregunté en la rueda de prensa, pero cuéntame algo más sobre tu colaboración inédita con C. Tangana. De repente una colaboración vuestra me parece muy bomba.
Era superraro, ¿no? Es variado en cuanto a letra.

Raro, no sé…
Sí es raro porque mis letras son bastante blancas, y las letras de C. Tangana son mucho más a cuchillo. Intentamos ponerlo en común pero siempre hay algo de cada uno de nosotros.

Hay un dúo grabado, entonces.
Hay algo grabado sin acabar, hay que darle muchas vueltas. Lo hicimos como forma de composición, ni siquiera hablamos de sacarlo. Es como cuando hicimos ‘Me quedo’, que hasta dos meses antes de sacar el disco no metimos la parte de Lola. No sabemos qué va a pasar.

Y lo primero que te viene a la mente al hablar de esa canción es el contraste.
Él no tiene filtros, me parece superguay, le funciona mucho, es como lo plasma en la música. Mi manera de ser es mucho más blanca y letras más… pues no sé.

¿Esta canción está más en su tejado o en el tuyo?
Está en medio, pero claro, hay estrofas suyas… Es una canción bastante reivindicativa pero a la vez es jevi. Puede tirar por muchos lugares…

¿Reivindicativa tipo feminismo o empoderamiento?
Es empoderamiento pero no feminista, que también. Pero es más como de cuando se objetiviza a alguien y tú no quieres. Es una ironía de eso, de «pues ahora te voy a objetivizar de esta manera».

¿Cómo objetivizar a alguien?
No te puedo decir qué se objetiviza porque te estaría diciendo mucho. Ya se verá.

¿Se verá, seguro?
No lo sé, en realidad…

La Tienda JNSP