Camilo Sesto, un superdotado compositor, intérprete y productor, desfigurado por su propio ego

Por | 09 Sep 19, 19:34

Los homenajes y palabras de cariño hacia Camilo Sesto, fallecido ayer domingo a los 72 años a causa de un fallo renal, se suceden en los medios de comunicación y redes sociales, que lo califican como uno de los más grandes artistas españoles de la canción. Pero también muchos se regocijarán al decir, secreta o públicamente, que era poco menos que un “one-hit wonder”, que apenas destacó por el himno de karaokes ‘Vivir así es morir de amor’, y se quedarán con la imagen de freak que se proyectó de él en la televisión española a través de ‘¡Al ataque!’ de Alfonso Arús y la malévola incursión en su famosa casa de Torrelodones de Javier Cárdenas. No podrían estar más desacertados.

Cierto es que Camilo Blanes, nacido en el seno de una familia humilde de Alcoy (Alicante) en 1946, contribuyó a esa idea con sus excentricidades, propias de una estrella de otra era. Por ejemplo, en el retrato que ofrece de él el compañero David Saavedra, que le entrevistó para El Mundo en 2010, habla de él como un niño grande enclaustrado en una mansión llena de espejos, “recordando sus glorias pasadas con una modestia quizá no tan falsa”. “Un poco Michael Jackson, un poco Fantasma de la Ópera, pero con un punto al tiempo muy cañí”. Pero no deja de ser una pena que esa decadencia exhibida a la vista de todos empañe el recuerdo de una carrera artística que no solo cosechó un éxito descomunal –las ventas globales de sus álbumes se estima que superan los 120 millones de unidades– sino que sirvió para mostrarle como un superdotado compositor, intérprete y productor, sin igual entre los cantantes melódicos de su época.

Blanes comenzó prestando su voz y sus canciones al furor del rock and roll y lo yeyé, primero en un grupo de su Alcoy natal, Los Dayson –con los que hacía versiones de las canciones de moda en bodas, bautizos y comuniones–. Pero ni el apoyo de una pandilla de delincuentes juveniles del distrito de Usera llamada Los Ojos Negros –por “bizarro” que suene, esta es una historia real– logró que triunfaran en Madrid. Cuando sus compañeros regresaron a Alicante, Blanes optó por sumarse a Los Botines, un grupo beat ya de capa caída. En todo caso, su paso por este grupo contribuyó a su aparición en la película juvenil de Pedro Lazaga ‘Los chicos del Preu’, en 1967, donde compartió cartel con la entonces estelar Karina.

Tras hacer la mili en Almería, Sesto volvió a Madrid y logró que Juan Pardo impulsara su carrera como cantante al componer para él las canciones de su primer single como Camilo Sexto. ‘Llegará el verano’ se publica en 1970 y supone un estrepitoso fracaso, para enfado del sello Movieplay, con el que no llega a un acuerdo ni para acudir a Eurovisión ni para conservar su “apellido” tras su marcha. Él, como explicó después, decidió que Sesto era perfecto, dado que el de la x era un sonido del todo exótico para el español medio de la época. Con ese nuevo nombre debutó en Ariola con ‘Buenas noches’, una adaptación de Pardo de la popular ‘Canción de cuna’ de Brahms, que por fin logró cierto éxito.

Enseguida, en 1972, llegó su debut ‘Algo de mí’, producido por el miembro de Los Brincos y Juan y Junior y el cual alternaba composiciones ajenas con otras propias que daban la medida de su talento, entre ellos el inmortal tema que abría y daba nombre al álbum, con ciertos ecos de la grandiosidad de Brel. ‘Solo un hombre’, editado el mismo año y de nuevo con producción de Pardo, redobló su popularidad: no solo con la increíble ‘Amor… amar’ –co-escrita con Lucía Bosé–, sino también con producciones y arreglos alucinantes como los de ‘Fuego’ o ‘Fresa salvaje’, en las que Camilo ya mostraba del todo el increíble poder de su voz, con una tesitura interpretativa –tendente a lo excesivo, con esa gestualidad incontenible, casi cómica– que le distinguía de una pléyade de cantantes melódicos que solo podían admirarle desde abajo.

La década de los 70 fue un auténtico desenfreno creativo y comercial para Sesto, quien publicaría como mínimo un disco cada año, convirtiéndolos todos en éxitos –también en Latinoamérica–, de ‘Algo más’ a ‘Horas de amor’ pasando por el muy reivindicado ‘Sentimientos’. Discos repletos de canciones que se debaten entre el histrión (‘Solo tú’, ‘Y… no’) y lo sublime (las más: ’Melina’, ‘Con el viento a tu favor’, ‘Piel de ángel’, ‘¿Quieres ser mi amante?’, ‘La culpa ha sido mía’) pero que hoy siguen sonando increíbles en las producciones y arreglos de Juan Carlos Calderón, Teddy Bautista y, ojo, el propio Blanes, una faceta poco mencionada en él. Producciones, en definitiva, que no tienen nada que envidiar a Burt Bacharach. En medio de ese huracán, en el año 1975 se empleó en uno de los episodios artísticos más memorables de su carrera: la adaptación y representación del musical de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice ‘Jesucristo Superstar’.

Y es que, en los albores de la muerte de Franco, Sesto arriesgó su imagen y su dinero (él financió la superproducción) al estrenar en un teatro de la Gran Vía esta ópera-rock que rechazaban los sectores de la sociedad más desesperadamente reaccionarios y anclados en el franquismo. Con Teddy Bautista como Judas, Ángela Carrasco como María Magdalena y él mismo en el papel de Jesús de Nazaret, la representación y el álbum que lo acompañó fueron un triunfo incontestable pese a la polémica alrededor, que además apuntaló el aura de Camilo como un artista arriesgado. Un icono del underground español como Javier Corcobado reivindicó en los 90 su monumental ‘Getsemaní’ junto a Manta Ray, poniendo en valor su figura ante un par de generaciones posteriores como algo más que un hortera romántico.

Y es que esa etiqueta fue la que, con la llegada de la nueva ola posterior al punk que vivió nuestro país en los 80, se le atribuyó a Camilo Sesto en adelante. Y, en buena medida, justamente, porque aunque aún lanzó fabulosos melodramas románticos como ‘Perdóname’, ‘Quererte a ti’, ‘Vivir sin ti’, ‘Te amo’ o ‘Ven o voy’, no supo adaptarse a los tiempos ni renovarse lo más mínimo, al contrario de lo que sí han sabido hacer con mejor tino Raphael o Julio Iglesias, los dos grandes nombres de la canción melódica española con los que hay que equipararle. Pese a eso, su capacidad de atracción permanecía intacta fuera de nuestro país, llegando a ser número 1 de la lista Billboard Latin en 1991 con ‘A voluntad del cielo’ –algunas fuentes le atribuyen 22 millones de copias vendidas y estuvo nominado a un Grammy–, y una delirante y barroca ‘Amor mío, ¿qué me has hecho?’ que permaneció 9 semanas en el número 1 de Hot Latin Songs pese a pasar inadvertidos, disco y single, por aquí. Tres años después anunciaba su retiro de la música –no duraría mucho: tres años después volvía a actuar– para recluirse en su casa de Miami y cuidar de su hijo Camilín.

En algún momento de esa etapa llegó una aparente desconexión de la realidad, quizá enfatizada por esa voluntad de mostrar su decadencia, cayendo en el despiadado e insaciable circo de la prensa del corazón, convirtiéndose (o viéndose forzado a convertirse) en una caricatura de lo que fue. Él siguió intentando mantener su relevancia: en 1999 se embarcaba en otro musical de Lloyd Webber, ‘El fantasma de la ópera’, en principio menos exitoso que ‘Jesucristo Superstar’. En Wikipedia se dice que ‘Alma’, el disco que en 2002 recogía algunas de sus canciones –por problemas legales no pudo editarse oficialmente el álbum de la obra teatral– aderezadas con un remix de ‘Fresa salvaje’ y el ínclito ‘Mola mazo’ –hoy reivindicado como un guilty pleasure, que bien podría encajar en un repertorio de Fangoria–, vendió 12 millones de copias en todo el mundo por sus dos ediciones, si bien no hay datos fiables que sustenten esa afirmación.

Fue su último disco de estudio oficial. Desde entonces, se han publicado diversos recopilatorios –el último, ‘Camilo Sinfónico’, el año pasado, con duetos junto a Marta Sánchez, Mónica Naranjo, Pastora Soler y Ruth Lorenzo– y directos, como el que registraba su supuesta última actuación (hubo más en años posteriores) en el Palacio de Congresos de Madrid, en 2010. Entre otros lanzamientos curiosos, el año pasado Guille Milkyway (La Casa Azul) tenía la oportunidad de acceder a los másters originales de ‘Vivir así es morir de amor’ para remezclar la canción, detallando con profusión la grandeza de su creador. Una grandeza que posiblemente no se le reconoció suficientemente en vida, como tantas veces nos sucede, empeñados como estamos en destronar a cualquiera que alcance la cumbre tan rápidamente como le elevamos allí. Al menos Camilo ofreció resistencia y, en su palacete de Torrelodones y en las mentes de sus innumerables fans, ha estado siempre en lo más alto.

Etiquetas:
  • nachob

    No creo que el problema de Camilo fuera la falta de adaptación a los tiempos. En los 80s los cantantes masculinos (no así las mujeres) melódicos dejaron de interesar y en España, como exitoso, solo quedó Julio Iglesias, del que la gente con pretensiones compraba sus discos porque quedaba bien. Porque si te gusta la música melódica , en mi opinión, es imposible que te guste “De niña a mujer” y no “Amor no me ignores”. En las casas “bien” había discos de Julio, pero los demás eran ya cosa del pasado, no procedían. Los que componían tenían suerte si Julio aceptaba sus canciones (caso de Danny Daniel) y otros, con un repertorio muy digno y muy chulo, cayeron en el olvido en España, que no en Latinoamérica.
    El que se recicló en melódico fue Juan Pardo, haciendo una serie de canciones que no desearías volver a escuchar en tu vida, después de una carrera muy digna en los 60s y 70s.
    Cuando salió Sergio Dalma había un vacío que él llenó con una serie de canciones que, en los 70s, no habrían grabado ni los de Belter.
    Lo que decayó fue el género en sí, esas canciones de amor arrebatadas de los 70s. ¿Qué canciones melódicas españolas “de amor” de los 80s y 90s pueden compararse con las de los 70s?

  • mardebering

    Casi todos los artistas genios de la historia, acaban siendo unos personajes, ejemplo Dalí, Prince, Jackson, etc,etc

  • Jose Antonio Nalda Ruiz

    Camilo Sesto en esta parte del continente americano es considerado uno de los mejores (sino el mejor) cantantes y compositores de la balada romántica en español.
    Su legado artístico es impresionante. Me asombra que en su España natal no se le haya dado el reconocimiento que se le merece.

  • Félix De la Vida

    En América Latina nos es lejano el circo mediático de la prensa rosa ibérica. La imagen de cantantes y artistas españoles es mucho mejor en AL que en su país de origen… Aquí nadie ve el canal internacional de TVE 🤣

  • Williamreid

    Si no lo dice nadie ya lo digo yo, este tío era un cursi incluso en su época, en la época de los Ramones, Patti Smith, Iggy pop, Bowie, los Clash, Brian Eno, Kraftwerk… aquí lo que molaba era la canción melódica almibarada y con pantalones de campana. Me podéis quemar en la plaza del pueblo pero seguro que no soy el único que esta pensando lo mismo ante tanta adulación y tanto agasajo post mortem.

  • TxemacNulty

    Es absolutamente imposible que alguien considere a Camilo un one-hit-wonder… como mínimo un twenty-hit-wonder!!! (dejando un poco en la sombra el dato que se está dando de que obtuvo 52 números 1, 52!)

  • Kelly Caniche

    no hombre, puedes decir lo que quieras, es solo tu opinión… que no coincide con la del resto. No te gusta y a mi me gusta… nada más…

  • Javi García

    Ayer en el repaso a su biografía, se mofaban de “Mola mazo”. Pues no, no es para mofarse, pues se convirtió en un hit que todo el mundo recuerda. Al final, un éxito, en eso, una canción que la gente no olvida. Sin duda fue un buen golpe de efecto. Camilo ahora es eterno, aunque siempre lo fue…

  • Mons Martyrium

    Ya… si tu hubieses vivido en esa época habrías sido lo más posmoderno de Malasaña y escucharías sólo esas joyas casi de importación y no estos cutreríos, aunque creo que para llamarlo cursi sería más adecuado señalar artistas españoles de su época y no esos ejemplos. Pero bueno me sumo a la causa: viva Brian Eno y muerte a Camilo Sesto por no adaptarse a la new wave setentera.

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    Es que los Españoles nunca valoramos lo que tenemos, es por esa herencia machista que nos dejó el franquismo, creo yo, que hace que a los artistas no se les tome en serio y se les denigre facilmente,y sin embargo, si eres deportista y triunfador eres un dios.

  • El dato de que el disco “Alma” de 2002 vendió 12 millones de copias es sencillamente surrealista.
    Fue un disco que publicó en una compañía discográfica diminuta (Elica) con poca distribución y a pesar de que contenía “Mola mazo”, no vendió absolutamente nada. De hecho, no estuvo NINGUNA semana en la lista de LPs más vendidos en España y solo se publicó además de aquí en Mexico sin repercusión tampoco.
    De hecho, fue tal la decepción por las escasas ventas, que nunca volvió a sacar más discos con canciones nuevas en estos últimos 17 años. Solamente recopilatorios.
    Así que, lo de los 12 millones es ciencia ficción. Dudo que se publicaran más de 20 o 30 mil copias.

  • nachob

    Desde luego ni en USA ni en UK lo que se escuchaba y vendía en esa época eran los que tú mencionas , salvo Bowie. Podrían tener excelentes críticas (que no todos la tenían) pero vendían lo mínimo.
    Y no hagas caso a los que te digan que todo el mundo llevaba pantalones de campana: tampoco en UK todos iban vestidos como Brian Eno ni en USA como los Ramones.

  • Williamreid

    Se que puede parecer de mal gusto criticar a alguien cuando acaba de fallecer y en lo personal todo mi respeto como a cualquier otra persona, pero en realidad estoy hablando de un genero musical que ha envejecido fatal, no hay por donde pillarlo. En los setenta ya había gente haciendo rap o algo parecido, electrónica, cantautores enormes como Leonard Cohen, Lou Reed o Nick Drake, el punk, el disco, la música negra… y también música melódica buena como ABBA, todo eso ha envejecido muy bien, lo siento mucho pero hay una diferencia importante y no pasa nada por señalarla.

  • Javi García

    Se reeditó luego con diferente portada y tal, pero no vendería más de 50000 copias en España, 100.000 globales.

  • Mons Martyrium

    No me parece ni mal ni bien criticar a un fallecido, tampoco discrepo especialmente en que la música de este señor sea un coñazo u hortera, pero no paras de citar artistas extranjeros y creo que es un sinsentido contextualizarle por ellos, si me dices discos españoles similares a cualquiera de la gente que has mencionado desde 1960 a 1975 me callaría la boca. O sea, creo que es hijo de su tiempo y su país, como tantos otros, poca crítica cabe hacerle por su estilo. Y conste que alguna excepción siempre hay y no toda la música en el franquismo es basura, como tampoco lo fue el cine, pero se entiende el concepto.

  • Avalancha

    No está reñido, de hecho, a mí me gusta Camilo Sesto y de los que citas, me encantan Los Ramones, Patti Smith, Bowie y Brian eno. Es posible que pueda sonar cursi, la canción melódica básicamente son baladas románticas. aunque siempre he pensado que los límites de lo que es cursi o no los establece uno mismo, a mí por ejemplo el último álbum de Lana del Rey me ha parecido un buen trabajo pero he dejado de escucharlo porque me parece demasiado pastel y me empalaga, sin embargo no me sucede lo mismo con Camilo, quizá porque lo entiendo en su contexto histórico, aunque tampoco encuentro que haya mucha distancia entre el Perdóname de Camilo Sesto y Perdóname de Amaral.

  • Franete

    Cuestión de gustos o de opiniones. A mi me gustaba perfectamente Kraftwerk o Afrika Bambaataa, Depeche Mode o Donna Summer, pero tambien Camilo Sesto. Todos esos y muchos más han formado parte de la banda sonora de mi vida y por eso siempre se lo agradeceré. Amplitud de miras o de gustos. Pero vamos decir que la musica melódica de Abba era buena y la de Camilo Sesto no, me parecen prejuicios y manda narices la cosa. El enésimo ejemplo de tirar por tierra siempre lo español y valorar siempre más lo de fuera. Camilo ha sido y será siempre un grande.

  • Red flag

    Es repugnante que traten de friki a un gran artista y traten de dar esa imagen de él, hubo un periodismo basura a finales de los 90 que se dedicaba a eso, y que incluso usaban a personas con problemas mentales y defectos físicos para reírse de ellos.

  • Avalancha

    Exacto.

  • nachob

    En los 70s para la crítica ABBA y la música disco eran prácticamente un chiste, a Donna Summer solo se la empezaron a tomar medio en serio a partir de su quinto album y Nick Drake era tan conocido en UK como Malcolm Scarpa en España. Solo el tiempo ha ido poniendo a unos y ortos en su sitio. En España para la prensa especializada Camilo era lo peor porque lo bueno eran Jethro Tull, ELP o Rick Wakeman.Y si querías un Lp de un grupo punk debías encargarlo fuera; algún single editaban, pero nada más (a partir de finales del 78 ya se animaron un poco).

  • Pueden ver el alcance que tuvo su música en América Latina en sus actuaciones en el Festival de Viña del Mar en Chile (principalmente 78, 81 disponibles en Youtube) y es considerado un clásico de la música española (junto a Raphael, Nino Bravo, José Luis Perales o lo que fue alguna vez Julio Iglesias) aunque es probable que Camilo sea el más transversal, una época dorada de la canción española que ya no volvió. Y he leído notas que hablan de 70, 80, 120 millones pero en verdad son números difíciles de comprobar, sin embargo existe una relación con su música con el mundo de hablahispana muy poderosa e irremplazable (como Juan Gabriel a México).

  • Avalancha

    Me parece recordar que Camilo Sesto dijo que hizo el mola mazo a petición de su hijo, se ve que usaba esa expresión.

  • Pablo Masbién

    La confirmación de la telebasura.

  • Pablo Masbién

    Aún así, toda una proeza, considerando que en aquella época un disco de Bruce Springsteen podría vender en España alrededor de 5000 copias.

  • Pablo Masbién

    Me encantó el artículo. Es fiel a la realidad y hace justicia a un compositor, intérprete y productor que, junto con otros de su época, aportó mucho nivel a la escena musical en una España hundida en el franquismo rancio.

  • Menos mal editaron el título de “UN SÓLO HIT”, por Dios, fue la cosa más estúpida que pude haber leído en este blog de música. Es más le recomendaría de corazón, que borraran del texto largo dicha palabra. Si hay algo que marcó Sesto en Latinoamérica, fue sus baladas, una generación de mujeres y hombres que ahorita tendrán 50 o 60 años crecieron con sus hits. No sé España, pero acá se le considera el rey de la balada y hasta Franco de Vita, Ricardo Montaner lo llaman maestro.

  • Moldenhamm

    Sí, eres de las pocas modernas que no saben ver más allá. Qué lástima.

  • Williamreid

    No me estáis convenciendo nada, podéis seguir escuchando a Raphael, Sergio y Estibaliz, Mari Trini o a Massiel, y muchas gracias por recomendarme a Camilo Sesto, pero si no os parece mal yo paso.

  • Cash.S.S

    No tiene nada que ver el machismo, es que cuando están en lo más alto de sus carreras todos son halagos, pero cuando están más bajos a la gente les das igual, y eso también les pasa a los deportistas, y a cualquiera que consigue algo de fama, así funciona, pero también hay que saber cómo mostrarse, los deportistas tienen una manera de comportarse generalmente más “normal”, pero los artistas son en su mayoría demasiado excéntricos, y no puedes echar la culpa a la gente de que te mire como un bicho raro, vomo a Maradona, por ejemplo, pero a Raphael no lo tratan así.

  • xabier

    Camilo Sesto fue una figura deslumbrante……en su género, melódico. A mi ese estilo musical no me atrae, pero una cosa no quita la otra.

  • nachob

    Tú casi me has llegado a convencer con lo de Nick Drake , el rap de los setenta y la canción almibarada con pantalones de campana.

  • mardebering

    Si resulta que ahora todo el mundo escuchaba Camilo Sesto a todas horas, en todos sitios y tienen toda su discografía en casa y la ponen en ¿MP3? o en el Spotify, menudo cuento tiene la gente, postureo retro de risa, 😂😂😂 cuando palme Raphael va ser mejor emigrar fuera de España ya que la chapa que van dar con él va durar meses.

    https://uploads.disquscdn.com/images/7d1ef6fa66c911f3dc359b900b8de9ead552eea66288af61838bf2305e7eb615.png

  • balsanja

    En la segunda mitad de los setenta bien que se adaptó al sonido Disco con excelentes canciones como Ángela, Háblame del Amor o Come Come Again, de impecable producción propia. Y también para Ángela Carrasco, que ni mencionáis, a quien hizo varios grandes álbumes. No le desfiguró su ego, si no tanta gente que no ha comprendido a una figura tan grande, ni entonces ni ahora.

  • nachob

    Mejor que den la chapa con Camilo o Raphael que con los políticos actuales o con los conocidos de medio pelo cuyo mérito es salir con/tirarse a otros de su especie, ¿no?.

  • Cash.S.S

    A ver, el Mola mazo no está mal, pero no es una canción pa poner en tu playlist, es algo que poner en una fiesta pa hacer la coña y echarte unas risas, como el Asereje, o el Macarena.

  • mardebering

    Pues no, esos de medio pelo están como encerrados en programas basura (que no veo) el tema es que salen en los informativos que directamente sacan basura y medias verdades a saco basta ver tema esquiadora que al final nadie tuvo huevos a decir de que se “automurió” el mismo caso que la hermana de la mujer del Preparao

  • Cash.S.S

    Es lo que pasa con los artistas con mucho talento, que se vuelven tan excéntricos que su trabajo pierde seriedad, como le pasa a Mariah Carey, Michael Jackson, Prince, Lady Gaga, no se le puede echar toda la culpa a la gente, por que yo puedo apreciar el trabajo de Camilo Sesto, pero no me atrae nada la imagen que daba, que aparte de las frikadas, también se a hablado de como era en la intimidad, y no lo describían como una buena persona, y me pasa lo mismo con Michael Jackson, que aunque no me guste su música se aprecia que tenía talento, pero como persona no me transmite nada bueno, rumores aparte.

  • Cheryl_Lamonica

    Llamemos a las cosas por su nombre: JAVIER CARDENAS.

  • Calico FPC

    Pero es que Raphael ya es venerado ahora por muchísima gente y con razón. En qué mundo vivís?

  • xabier

    Ejemplo perfecto.

  • xabier

    Yo creo que está muy reconocido. Tampoco te creas que conviene endiosarlos, ya lo hacen casi ellos solitos…..

  • xabier

    Además de mucho miles de asesinados, nos dejó una herencia de acomplejados, de envidiosos, y de otras muchas lindezas que costará unas cuantas generaciones superar.

  • Supervago

    Pues ese que no veo entre paréntesis acaba de hundir tu carrera periodística en JNSP para siempre , que lo sepas …

  • Supervago

    Y mira que da repelús decir ese nombre ..

  • mardebering
  • mardebering

    Bueno de pasada zapeando veo algo, escucho algo en la peluquería y en comidas familiares hay una pareja de viudo y viuda (arrejuntados) no se casan porque perderían la paguita de viudedaz 😂😂😂 que informan al personal de las historietas de esos programas y luego el Pronto que viene con el periódico tampoco estoy tan off de estas mierdas, casi son como Google muy insistentes y pesados.

  • Hope

    Habéis olvidado poner uno de sus últimos temazos , el himno del club de fútbol Bujalance!!!

    https://youtu.be/zHKS1PYAA0w

  • mardebering

    Es más bobada horteril que otra cosa, luego no saben ni 3 títulos de canciones ni tienen ni un solo disco de ese señor de las bombillas.

  • Javi García
  • Calico FPC

    Menudo argumento de mierda sinceramente. Aparte, lo dices como si fueran gente que en su epoca no hubieran vendido millones

  • ᗰᗋᗰᗋԌしᗋᗰԱГ

    No estoy del todo de acuerdo, pero bueno, ya lo discutiremos….

  • Chamberi

    Así es. Estos tíos y otros de menor fama como El Puma, José Velez, etc… eran la base de la cultura pop de los 70 y primeros 80. Aquí y en Europa: Claude François, E.Humperdinck… Y si ponías la tele ahí estaban actuando, era lo que se escuchaba en las casas y hasta era moderno con respecto a la copla. Es como Mecano en los 80, el Reggeton hoy o el Britpop en los 90. Si pasa un género es difícil reciclarse. Julio se mantuvo en los 80, cantó con artistas USA, cultivó con gracia su personaje y luego desaparece. Raphael destaca como modernillo solo a partir del 2000 con su disco de duetos con Alaska, Bunbury…, antes tenía su publico y nada más. Y Camilo sin duda el mejor músico y productor de los 3, pues por las razones que sea no participa de esas resurrecciones.
    Se menciona pero creo que no suficientemente su trabajo en Jesucristo Superstar. Por supuesto escuche el disco mucho despues y esa música es de lo que no se olvida, familiares que fueron al teatro lo recuerdan como un espectaculo excepcional. Recuerdo ver el musical en Londres en el 2000 y quedar decepcionado al esperar mucho más. LLoyd Webber dicen que flipó cuando vio la version de Madrid

  • Pedro Alcantara Sanchez

    Me gusta este artículo. Creo que tiene razón en muchos
    puntos. Pero sospecho, que la primera vez que se retira, supuestamente por
    cuidar de su hijo, empieza a notar cierto desinterés, por la música melódica y
    lo mejor era desaparecer durante un tiempo. Le ha sucedido a los tres grandes
    de la música melódica de España. Raphael, Julio Iglesias, Camilo Sesto. Son
    personas que se dedicaron más a actuar frente a su público, que escribir
    canciones. En el caso de Camilo Sesto; este intenta volver al cabo de tres
    años. Pero no se da cuenta que en realidad, no existe hueco para él, la única
    solución era promocionarse de mala manera, en las televisiones. Pero en
    realidad este tipo de promoción le perjudicó, más que le benefició. Digamos que
    Camilo Sesto intenta dar dos caras diferentes. La letra de la canción Mola
    Mazo, así lo refleja. En realidad es una canción que hay que escucharla muy
    detenidamente. En realidad Camilo Sesto, da su versión, pero al mismo tiempo,
    intenta llegar a un público más joven, y la verdad que si lo consigue. Opino
    que mucho daño, le hicieron Cardenas y compañia, con esas entrevistas burlonas,
    es cuando se empieza a conocer a Camilo Sesto, como un personaje Friky. Todo el
    mundo se olvida de sus canciones, y empieza a ser recordado como el Friky.
    También lo intentan con Julio Iglesias, y Raphael. Pero estos dos cantantes, no
    se prestan a este juego. Pienso que Camilo Sesto ha sido un cantante bastante
    olvidado, en los últimos años. También creo, que en realidad se da cuenta y por
    eso prefiere permanecer arropado por sus propios recuerdos de un tiempo que ya
    no volverá.

Send this to a friend