Miki Núñez / Amuza

Por | 06 Oct 19, 14:30

Una vez pasada la decepción de Eurovisión, donde no obstante Miki Núñez hizo un buen trabajo, si bien la puesta en escena de ‘La venda’ no ayudó demasiado, el cantante catalán y sexto finalista de Operación Triunfo 2018 ha publicado su álbum debut, ‘Amuza’, que ha dejado sin el top 1 de ventas a León Benavente. La palabra significa «diversión» en esperanto y Miki explica que es un título irónico: «pensé en el gran fracaso que supuso intentar que todo el mundo hablara la misma lengua», pues «mi disco es plurilingüe».

Compuesto mayormente por el simpático Miki a excepción de ‘La venda’ y ‘Nadie se salva’, las dos propuestas que grabó para Eurovisión, quedándose como es sabido con la primera; ‘Amuza’ es un disco que nos habla sobre superar las adversidades, mantenernos unidos en nuestras diferencias y sobre ser F-E-L-I-Z ante todo, pero su feo título no termina de estar justificado pues las dos canciones del disco cantadas en catalán no es que aporten demasiado al conjunto. La reggae-pop ‘Per tu’ se queda a una vuelta de sonar a politono y ‘Escriurem’ es una anodina balada que además suena seguida, al final del disco, por su versión en español. No, no necesitábamos esta canción dos veces en nuestras vidas.

El buenrollismo© de ‘Amuza’ es apto para fans de artistas como Nil Moliner, Arnau Gris o La Pegatina, y de hecho los tres están involucrados en el álbum. El primero co-escribe, entre otros, el animado single ‘Celébrate’, efectivo en tanto busca ser una nueva ‘La venda’ sin que realmente lo parezca demasiado, mientras los segundos aparecen en ‘Eterno verano’, como es evidente en su estribillo cantado a coro, marca Morat; no tanto en ese espantoso autotune extremo tipo Cher metido con calzador en el puente, que suena más bien a Rebecca Black. Y los terceros están por supuesto en ‘La venda’, cuya posición en el álbum -es la pista 8- puede parecer random, pero está bien traída en realidad, pues es en torno a esta canción cuando la alegría elevada al cubo de ‘Amuza’ empieza a resultar un pelín agotadora.

Y es que la amalgama de estribillos coreables, trompetas y letras tipo “encontré mi felicidad dentro de un café”, además de un autotune en la voz de Miki muy mal disimulado como se está percibiendo en muchas de las canciones salidas de las últimas ediciones de OT, se hace cuesta arriba debido a la poca variedad de los sonidos utilizados y sobre todo a la familiaridad de las melodías. A duras penas destaca el pegadizo estribillo de ‘Coral del arrecife’ junto a Sofia Ellar (habría jurado que era Conchita quien cantaba) o la olvidable ‘Tanto tiempo’, en este caso únicamente por su ritmillo disco. Aunque lo que termina agotando de ‘Amuza’ al final son por supuesto sus letras llenas de mensajes de esperanza. «Hoy mi rumbo es mi corazón», “quiero acariciar la vida”, «entre todos construiremos esperanza, un abrazo y destruiremos la arrogancia”… Pensábamos que solo Melendi y Pablo Alborán eran capaces de este tipo de letras, pero no. Las entradas para la gira de ‘Amuza’ están disponibles en Ticketmaster.

Calificación: 4/10
Lo mejor: ‘Celébrate’, ‘La venda’, ‘Coral del arrefice’
Te gustará si te gusta: La Pegatina, Arnau Griso, Nil Moliner
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP