Fat White Family / Serfs Up

Por | 01 Feb 20, 9:45

Han pasado nueve meses desde que Fat White Family publicaran su tercer disco ‘Serfs Up’, pero el desarrollo de su gira hispano-francesa en los próximos días –2 de febrero, Sala Atabal de Biarritz; 6 de febrero, Sala But de Madrid; 7 de febrero, La Rambleta de Valencia; y 8 de febrero, Sala Apolo de Barcelona– es una excusa tan buena como cualquier otra para recuperarlo. Sobre todo porque, más allá de que Sleaford Mods definan al septeto como “un grupo de versiones de Moby”, es un gran disco, el mejor de los tres que han publicado hasta la fecha.

Y es que el kraut rock abrasivo de ‘Songs of Our Mother’ y el ruidismo destartalado de ‘Champagne Holocaust’, como un reflejo de sus caóticos directos, dieron lugar a discos excesivamente irregulares. Algo que no sucede –o no tanto– con este ‘Serfs Up’, que ha supuesto el enésimo cambio de formación del grupo de los hermanos Saoudi y Saul Adamczewski y, sobre todo, su alejamiento de las drogas duras y su espiral autodestructiva –básicamente, mudándose de Londres a Sheffield–. Esto parece haber supuesto que el grupo haya ampliado su paleta sonora a estilos antes insospechados o que, si emergían, lo hacían tan emponzoñados que resultaban irreconocibles y no demasiado atractivos.

Así, por ejemplo, el corte que abre el álbum, ‘Feet‘, lo hace con los ecos de kraut y after-punk que siempre estaban presentes en su anterior entrega, pero a la vez con una insospechada introducción de arreglos y patrones de música disco que resultan realmente frescos. El bajo funk que preside ‘Fringe Runner’, las guitarras glam de ‘Tastes Good With the Money‘, el boogie electrónico de ‘When I Leave‘ o los suntuosos coros y arreglos de cuerda en la casi reggae ‘Rock Fishes’ son otros de esos singulares aditivos.

En ese tránsito hay momentos de embeleso alucinógeno, como ‘Oh Sebastian’ o ‘Vagina Dentata’, si bien cuando se pasan de narcotizados resultan casi desasosegantes –’Kim’s Sunsets’, ‘Bobby’s Boyfriend’. Aunque eso no resulta tan incómodo como unas letras algo vacuas que, con sus citas a Woody Allen, Gigi Hadid o versos como “Bobby’s boyfriend is a prostitute”, parecen buscar la misma provocación gratuita y supuestamente cómica de ese título-homenaje a los Beach Boys. Pero lo importante de ‘Serfs Up’ es que, aludiendo de una forma muy libre a iconos como Leonard Cohen, Marc Bolan, Lee Hazlewood, Bryan Ferry o Alan Vega, la singularidad de Fat White Family se aleja de ser una moda y se alinea con la necesaria saga de bichos raros británicos en la que se incluyen The Beta Band, Baxter Dury o Super Furry Animals.

Calificación: 7,4/10
Lo mejor: ‘Feet’, ‘Tastes Good With the Money’, ‘I Believe In Something Better’, ‘Fringe Runner’, ‘Rock Fishes’
Te gustará si te gustan: The Beta Band, Baxter Dury, Super Furry Animals
Escúchalo: Spotify.

Etiquetas:

Send this to a friend