«Durante una temporada habrá que renunciar a cierto tipo de videoclips»

Por | 19 May 20, 11:55

La industria musical se está viendo afectada por la crisis sanitaria de distintas maneras: los planes de grabación de discos han sido aplazados, la promoción ya no permite reuniones entre personas, por supuesto decenas de festivales han cancelado o pospuesto sus ediciones al año que viene… Otro de los sectores afectados es el de los videoclips: ahora mismo están saliendo obras estupendas que fueron rodadas hace tiempo, pero en los próximas semanas o meses los vídeos hechos en cuarentena, desde el confinamiento del hogar, serán la norma. Habrá sequía de vídeos rodados profesionalmente en un estudio, al menos hasta que la desescalada vaya permitiendo una vuelta a algo parecido a la normalidad. Foto: fotograma del videoclip de ‘Quiero’ de La Habitación Roja por Juanma Carrillo.

Con el objetivo de comprobar cómo está afectando la pandemia al mundo del videoclip en nuestro país, JENESAISPOP ha hablado con varios de sus directores más solicitados, estos son Guillermo Guerrero (Zahara, Miss Caffeina) , Juanma Carrillo (La Bien Querida, La Casa Azul), Miguel Angulo (Bad Gyal, Rels B) y Xoxé Tétano de Los Ganglios (Rosalía, Hidrogenesse). La productora CANADA ha declinado participar en este reportaje.

El coronavirus ha pillado a todos por sorpresa y muchos rodajes han tenido que suspenderse por la cuarentena. Guerrero confiesa que iba a rodar con un grupo «top secret» en abril, pero que él y su equipo fueron «aplazándolo hasta que nos dimos cuenta que sería inviable rodar a corto plazo». Sin embargo, su perspectiva ante el cambio es positiva: «Al final se ha optado por hacer algo parecido a lo que teníamos previsto rodar pero en 3D y la verdad es que lo que en un principio se presentó como una solución para salir del paso nos ha abierto un sinfín de posibilidades. Me da pena no poder rodar la idea original pero creo que el resultado va a estar lejos de parecer un parche». Por su parte, Juanma Carrillo se ha visto obligado a cancelar varios rodajes, entre ellos dos para La Habitación Roja, los cuales implicaban viajes a La Rioja y a Escandinavia (en el segundo caso para ‘Las canciones’), y otro para un grupo «más mainstream». Similarmente, Miguel Angulo preparaba un nuevo vídeo para Rels B que ha sido pospuesto hasta nuevo aviso. Y Xoxé Tétano explica que no ha tenido que cancelar ningún rodaje, pero que «ha peligrado» el de su último vídeo para Hidrogenesse: «Me lo encargaron a mediados de marzo, para su canción ‘El pasodoble de los esqueletos’. Esos días ya todo el mundo hablaba del virus pero no nos imaginábamos que las cosas se fuesen a paralizar así, aunque moverse por Barcelona se estaba volviendo cada vez más desagradable, en plan recelos higiénicos y miradas asesinas si tosías en el metro, así que nos quitamos la filmación de encima cuanto antes, en un par de mañanas. Al día siguiente de haber acabado de grabar se declaró el estado de alarma. Por suerte, como ya les tenía a ellos filmados, he podido montar el video en mi casa durante el confinamiento y ya está publicado».

Miguel Angulo: «Se ruedan muchos videoclips sin dar de alta a la gente en la seguridad social, en el sector hay gente muy quemada y hay que remar a favor de que se empiecen a hacer las cosas como es debido»

La crisis sanitaria ha tumbado por completo el proceso normal de rodaje de videoclips, que desde su gestación en la cabeza de un artista o de un director, hasta su estreno en las plataformas, pasa por diversas fases. En el caso de Guerrero, el margen de planificación de un rodaje no suele pasar de las «3 o 4 semanas» y su labor creativa es solitaria, aunque sin negarse a la colaboración. «A la hora de encontrar esa idea me gusta trabajar solo, al menos hasta tener el germen. He currado con artistas que han querido participar activamente del proceso y hemos ido mano a mano construyendo la idea y otros que me han aprobado a la primera la locura de turno». El director no subestima el poder de la sorpresa, sobre todo en cuanto al rodaje en espacios abiertos: «cuando ruedas en exteriores te la juegas con el clima y la verdad es que las veces que lo hemos hecho hemos tenido mucha suerte porque no teníamos una alternativa. Hasta rodando ‘El fango’ de Zahara, que nos hizo de todo, pudimos jugarlo a favor y utilizar la lluvia y los días grises a favor de la estética y el concepto del vídeo». Muy dado a rodar en exteriores también es Juanma Carrillo, quien se considera «muy previsor» por su experiencia en estos espacios, hasta el punto que reconoce que «la gente que trabaja conmigo sabe que pido ver el tiempo en 10 días», y quien asegura ser dado a improvisar planes alternativos para sus vídeos pues durante los rodajes pueden darse problemas, «desde localizaciones acordadas que, al llegar, te dicen que no puedes rodar, a actores que te abandonan en el último momento… pero jamás he tenido un plan para una catástrofe de este tipo».

En cuanto a la planificación de su trabajo, Miguel Angulo subraya la parte económica: «es complicado tener un presupuesto súper afinado con lo que vas a hacer. Cuando empiezas a cotejar presupuestos con equipos de construcciones o de arte empiezas a ver los números reales de lo que cuestan las cosas. De lo que se supone que vas a hacer hasta lo que se cierra, hasta lo que el vídeo termina siendo, hay muchos cambios». Angulo asegura que, de cara a imprevistos, suele cubrirse las espaldas «con más sets o propuestas de las que luego voy a necesitar», y que «siempre es mejor tener de más que de menos porque en el rodaje luego pasan muchas cosas». A su vez, el director indica que existen «seguros de rodajes por si pasa algo, aunque estos no te van a cubrir un rodaje que estuviera en pre-producción».

El asunto de los seguros preocupa especialmente a Angulo, quien espera que la crisis del coronavirus ponga fin a ciertas prácticas de dudosa ética que suelen darse en los rodajes, algunos de los cuales buscan priorizar el gasto creativo al humano: «Con los límites de distancia social va a haber problemas de tiempos, todo se va a ralentizar mucho porque va a haber procesos de seguridad mucho más altos, pero también los presupuestos se van a incrementar si tienes que mantener al equipo seguro de una forma que se te obligue por ley», señala el director. «En mis videoclips todo el mundo está dado de alta, la gente cobra, son como un rodaje normal y corriente de publicidad. No son rodajes de equipos precarios en los que no cobra nadie». El director explica: «Hay productoras que dicen «si tengo que dar de alta a todo el mundo no tengo dinero para ponerte una cámara, así que tú eliges si quieres tener cosas delante de cámara o que se hagan las cosas legales». Creo que no tendría que ser decisión del director hacer las cosas bien o mal… Se tiene que valorar el trabajo de todos los técnicos y de toda la gente que participa en este sector. Al final los videoclips son una publicidad que hace un artista de sí mismo, y eso se tiene que pagar». Y añade: «Yo sé que se ruedan muchos videoclips sin dar de alta a la gente en la seguridad social, y la industria de los videoclips siempre se ha caracterizado por ser bastante amateur y precaria a la hora de rodar, aunque últimamente no tanto. Espero que esta crisis regularice algunas cosas. En el sector hay gente muy quemada y hay que remar a favor de que se empiecen a hacer las cosas como es debido».

En contraste, Xoxé Tétano remarca el componente lo-fi y casero de su obra, la cual puede incluso verse favorecida por la cuarentena: «Los videoclips que yo hago suelen ser lowcost a muerte. En algunos casos en que Los Ganglios hemos hecho videoclips para otros hemos contado con más infraestructura de la habitual, como en el caso de Rosalía o cuando dirigimos el videoclip de ‘Opinión de mierda’ para Los Punsetes. Pero en general, yo hago las cosas sin mucho dinero y tirando de imaginación y artesana paciencia. Para este método casero de hacer las cosas, el confinamiento no me afecta demasiado, porque me basto yo mismo. Además me gusta trabajar individualmente y desarrollar libremente mis ocurrencias sin tener que consensuarlas con un equipo. Pero trabajar con mucha gente suele enriquecer el resultado y también facilita las cosas, y desgraciadamente para ese tipo de proyectos colaborativos el virus es un serio problema. Supongo que durante una temporada habrá que renunciar a cierto tipo de producciones».

Guillermo Guerrero: «Si dejamos fuera de la ecuación la posibilidad de rodar fuera, muchos videoclips se quedarán en un limbo. Yo confío en que no sea así. Veo mucho más seguro rodar a campo abierto en la Mancha que en una localización de interior»

De hecho, Tétano viene de rodar el popular videoclip de ‘Milionària’ de Rosalía, estrenado hace ya un año. Un vídeo que obviamente no sería posible ni siquiera plantear en las circunstancias actuales. El artista recuerda su creación: «Rosalía nos dijo que era fan de Los Ganglios, y nos preguntó si queríamos encargarnos del desarrollo concepto-visual de un videoclip nuevo, trabajando junto a ella y su hermana Pili. Querían algo con estética concurso TV de los 2000, y a nosotros ese mundo nos gusta mucho. Nos mandaron una maqueta de la canción y mi hermano y yo dedicamos unos días a maquinar y a montar una demo en vídeo con dibujos y fragmentos de concursos del 2000 descargados de Youtube (‘El juego del euromillón’, ‘Grand Prix’, ‘El precio justo’ de Carlos Lozano, etc.) intentando reflejar muy fielmente nuestra idea y la estética deseada. Cuando estuvo listo y se lo enviamos a ellas les encantó, fue todo muy agradecido porque son muy buena gente. Luego nos reunimos con la productora que iba a materializar la idea, y después de perfilar algunos temas de guión y estéticos con el equipo se rodó el vídeo un día que Rosalía tuvo libre en medio de su gira. Ahora mismo supongo que rodar este vídeo no hubiese sido posible, porque lo hicimos grabando en directo como si fuese un concurso real de TV; éramos mucha gente en el plató entre personal técnico y público en las gradas, y ahora esas aglomeraciones están prohibidas».

Fuera de cualquier ecuación queda también el asunto de los alquileres de espacios, al menos hasta que la desescalada lo permita. Guerrero explica: «Hay agencias que tienen catálogos con todo tipo de espacios que o bien se usan exclusivamente para rodajes o se les da un segundo uso cuando no se trabaja en ellos. La nave donde grabamos ‘Con las ganas’ de Zahara es un almacén de aluminio los días de diario pero los fines de semana es un plató. Si te fijas un poco verás un montón de anuncios, series y videoclips rodados en los mismos espacios. ‘Cola de pez’ de Miss Caffeina se grabó en un plató que ya tiene un piso construido y totalmente «atrezzado» que no paro de ver cada vez que enciendo la tele. Me hace gracia haber visto después hasta un videoclip de Maria Isabel rodado en nuestro pisito».

Por supuesto, la pandemia también suponiendo un bloqueo creativo a los artistas, que se están viendo en la imposibilidad de llevar a cabo sus ideas tales y como los habían gestado en sus cabezas (tanto Guerrero como Angulo destacan el reciente videoclip de Diana Kunst para ‘Guille Asesino’ de C. Tangana como vídeo hecho en confinamiento al que aspirar por su originalidad, pese a utilizar una fórmula de vídeos domésticos que lleva tiempo usándose en publicidad). No obstante, Guerrero confía en que, al menos, los rodajes en espacios exteriores puedan seguir siendo posibles: «De sobra es conocido que los videoclips se ruedan casi siempre con presupuestos más que justitos y muchas veces la única manera de poder sacar algo digno de factura es tirar de exteriores (te ahorras plató o alquiler de espacio, construcción de decorados, arte…). Si dejamos fuera de la ecuación la posibilidad de rodar fuera, muchos videoclips se quedarán en un limbo. Yo confío en que no sea así. Veo mucho más seguro rodar a campo abierto en la Mancha que en una localización de interior». Por otro lado, el director apunta que «la limitación de 50 personas por rodaje que se está dando en otros países no afectaría a la mayoría de videoclips que se sacan adelante con muchas menos personas», e indica que, en su caso, el número máximo de personas que ha trabajado con él apenas roza la treintena.

En lugar de pensar nuevas ideas adaptadas a la cuarentena, pues reconoce que «a nivel videoclips he estado totalmente bloqueado», Juanma Carrillo ha estrenado un podcast de 40 programas de radio musical «porque necesitaba comunicarme con el mundo». De hecho, el director asegura que «nunca me ha gustado que me coarten la creatividad» aunque es totalmente consciente de la excepcionalidad de la situación actual, e insiste en que prefiere «no sacar nada a sacar algo que no se corresponda ni con una décima parte de lo que yo iba a mostrar». Angulo también ha optado por descansar: «es complicado ser creativo en un momento en que todos son malas noticias. A mí me ha apetecido relajar la cabeza y no darle muchas vueltas a la (posibilidad de aprovechar creativamente esta situación)». No me salen cosas dignas de una etapa como la que estamos viviendo».

Así pues, ¿qué planes a corto/largo plazo tienen los directores entre manos? Guerrero comenta que «ahora mismo estoy con unos «vídeo concept» que acompañarán los temas de un disco en Youtube. Teníamos pensado rodarlos y al final los vamos a solucionar con postproducción, grafismo… la verdad es que nos ha obligado a discurrir y creo que van a quedar piezas muy chulas a la par que loquitas. Y pensando también un vídeo para después de verano. Esta vez, y casi como excepción, con mucho tiempo por delante». Mientras Carrillo continúa con su podcast y Angulo prefiere esperar a que las cosas vuelvan a su cauce normal, Tétano se encuentra «escribiendo poemas y dibujando»: «Sigo haciendo música y videos, que es mi vicio y mi pasión, para mí mismo o para cualquier persona o proyecto interesante que se me cruza en el camino».

La Tienda JNSP